viernes, 19 de mayo de 2017

ALIEN: Explorando el Horror Cósmico.

Como fan declarado de ALIEN el 8º Pasajero desde antes de tener edad para ver estas cosas (cuando cayó en mis manos la adaptacion en comic, editada aqui por Bruguera) siempre me ha parecido fascinante la idea de explorar el desconocido mundo de aquellos alienígenas misteriosos, en cuya nave naufragada en un pequeño planetoide, aguardaban dormidos los famosos huevos que darían comienzo a la pesadilla. De hecho, en todas las secuelas que se vinieron haciendo pareció que preferían dejar todo aquello de lado, centrandose en los monstruitos, la casquería y el susto, desaprovechando un sugerente tema que daba para una buena película. En vez de eso, los productores, que en su dia llegaron a definir la película original como "Tiburón en el espacio" han venido dando la sensación de que no acababan de entender la película que les había salido y que fué lo que hizo que funcionara tan bien.

Porque, vamos a ver ¿Que tenía esta película, la original? realmente muy poco, era simple y directa, minimalista al extremo. Atrevida en su planteamiento, y efectiva visualmente, (Ridley Scott no filma, pinta cuadros) con una primera parte de puro Horror Cósmico, y una segunda más enfocada en el Slasher dentro del entorno claustrofobico de una nave espacial, a la vez bella y siniestra, como todo en esa película. Sin duda alguna, de lo que todo el mundo se acordará de por vida es del bicho que le sale a un tio de las tripas, pero esta película, era mucho más que Body Horror. Es un oscuro cuento de fantasía espacial, muy atmosférica, surgida de la revolución fantacientífica de la revista METAL HURLANT, con un cuidadísimo diseño de producción que hizo parecer cara una película de serie B. El relato tiene mucho del concepto del negro océano cósmico.  Una nave solitaria surcando el oscuro mar del espacio, inhospito, amenazador, que se topa con otra nave naufragada, extraña, desconocida, surgida de ese mar hostil profundo, abisal, y que encierra un terror antiguo, extraterrestre e insondable, algo que hará a los miembros de la tripulación sucumbir uno a uno a esa oscuridad, a sus propios miedos, a la ira y con la única promesa para los supervivientes, de una posible muerte en soledad, a la deriva en el frío y negro océano. Puro Lovecraft en el espacio.


Las sucesivas secuelas fueron dando tumbos entre un montón de propuestas, la mayoría repitiendo ciertos clichés, como el bicho que sale del cuerpo, y centrandose muchas veces en hacer al propio monstruo cada vez más genérico, más parecido a otros muchos. Por contra, el resto de elementos solían quedar muy desquilibrados, personajes y escenarios inclusive, presentando muchas veces tramas que iban a hacer "una de monstruos en el espacio" Sin acabar de lograr una nueva entrega tan redonda como la original, con la salvedad, quizá de la primera de todas ellas, ALIENS : el Regreso, con sus carismáticos (y muy ochenteros) marines espaciales, la evolucion del personaje de Ripley al icono que es hoy dia, la inclusion del concepto de la colmena de xenomorfos (palabra acuñada en esta película para referirse a una forma de vida extraterrestre random, y que los fans han adoptado como sinonimo de estos bichos en concreto) con su espectacular reina que se convirtió en otro icono de la franquicia, y profundizar en la intriga corporativa que representa la omnipresente compañía Weyland-Yutani y su avidez por explotar los recursos del espacio profundo, a cualquier coste, y con un patente desprecio por la vida humana, conformando con todo eso, y el enfoque a la acción bien dosificada, una película que parece complementar bastante bien la original, y forma con ella un tándem muy bien integrado.

El resto aportó ideas sugerentes como la prisión-monasterio-fundición con sus fanaticos religiosos de ALIEN3, con ese rollo gótico-industrial con toques de Cyberpunk, o la experimentación genética con los alienígenas y la tripulación de piratas de la muy gamberra ALIEN Resurrection , que podrían haber sido sin duda los protagonistas absolutos de la cinta (muy fan del trio Ron Perlman- Wynona Ryder- Dominique Pinon) De hecho un error fué estirar como el chicle el personaje de Ripley, cuya trama debió haber finalizado en la segunda, hasta el extremo de matarla, clonarla y convertirla en una super-guerrera medio-alien de tebeo barato. Tambien fueron películas que tiraban demasiado del factor estupidez humana y los porquesíes para hacer avanzar la trama. Pobres recursos de mal escritor. Además de que se fué abandonando de forma absoluta el tono de Horror Cósmico de la original, olvidandose de los misteriosos y ancestrales Space Jockeys, y alejandose por completo de la imaginería visual surgida de la mente del artista suizo HR Giger, cuyos diseños biomecánicos para estos seres, para su tecnología, y para el propio Alien, resultaban perturbadoramente macabros, góticos y sexuales. Ahora que lo pienso, quizá fué por eso. Que hablamos de Hollywood al fin y al cabo...


De los crossovers Alien vs Predator no tengo mucho que decir. Os recomiendo ir a los comics de Dark Horse, donde nació esta saga, y donde encontrareis historias mil veces mejor hiladas que cualquiera de las películas que han visto la luz. No merece la pena ni considerarlas canon, porque además arruinan la continuidad.

Más recientemente, en esta última década, El propio Ridley Scott decidió retomar el universo de su película original,anunciando que iba a tratarse de una especie de precuela (un recurso muy habitual en el cine de hoy) que exploraría, al fin,  el mundo de los misteriosos Space Jockeys, aquí llamados Ingenieros, su origen y cómo se conectarían con el origen de la propia humanidad. Una propuesta muy prometedora que sonaba a gran odisea cósmica, oscura y terrible. Además con un importante reto: una película que venga a contar que la de la Nostromo no fué la primera tripulación humana en cruzarse con estos seres, requiere una buena labor de encaje de bolillos para no arruinar la continuidad. Desgraciadamente, no ha sido así. El resultado final queda a la altura de otras secuelas e imitaciones de la película original, reduce a los misteriosos alienigenas a mera excusa argumental. explota todos los clichés de la saga al punto que en algunas escenas da la sensación de que intenta volver a hacer la película original con más dinero, va al susto barato y desperdicia todas las posibilidades de volver al Horror Cósmico. De lo poco que aporta, la trama que seguramente a él más le interesaba contar, que es una parábola sobre el mito de Prometeo, la creación y la locura, que podría haber desarrollado perfectamente sin cargarse su propio universo con una barbaridad del calibre de que los xenomorfos sean obra de un androide creado por los humanos que se ha vuelto majara y se ha dedicado a jugar al quimicefa con sustancias alienígenas. Es como hacer una película sobre el Hotel del Resplandor para explicar que en él se produjo un experimento secreto para volver loca a la gente. O una precuela de Los Pájaros con cientificos aliados en la 2ª Guerra Mundial experimentando con un virus para volver superagresivos a los pájaros a fin de usarlos como arma contra los nazis. O una precuela de la Cosa, explicando lo que pasó en la base noruega, que no hace ninguna falta... Espera, que esta sí la han hecho, joder... O meter marcianos en Indiana Jones... no, espera que esto tambien! Te cargas el original. Tambien puede que haya decidido reescribir toda la saga, esto es, hacer un reboot, pero entonces esto es otro producto, y por tanto, tampoco es canon.

Como ya he dicho al principio del post, la idea de hacer una película que volviera sobre los supuestos creadores de los Xenomorfos me atraía desde que ví la película original, y aquí había elementos para haberlo logrado, el problema viene a ser la forma de encajar las piezas. Y a eso he querido realmente dedicar este post.

La premisa inicial de la película es buena, un excelente punto de partida. Los Space Jockeys, ahora llamados Ingenieros, son los posibles creadores de la humanidad. Esto apunta a una trama que se aleja de los cliches de las películas anteriores y apuesta por algo grande, en la onda de películas como 2001, Contact, Abyss o La Llegada: la comunión con seres superiores de otros mundos, llevada al terreno del Horror Cósmico, con toda la carga de tragedia, miedo y locura que puede suponer. Tampoco es la única forma en que se puede abordar la cuestión de estos seres, podrían ser una especie totalmente ajena a la humanidad que simplemente se cruzó en su camino, pero en cualquier caso, el potencial terrorifico que ofrece su lazo con los xenomorfos, y sobre todo esos mundos biomecánicos imaginados por Giger, resulta lo bastante poderoso. Incluso sin centrarnos en ellos, se echa en falta su presencia en casi todas las secuelas, pudiendose haber ambientado alguna de ellas en alguna estructura alienígena a la deriva en el espacio, plagada de xenomorfos, y con más de un secreto de los Space Jockeys a descubrir. Todo está en el acierto con que se combinen los elementos para dar lugar a una digna secuela, o a una patata mediocre como han sido la mayoría.
Tambien hay que establecer si queremos hacer una secuela de ALIEN o una precuela. Aquí hay que tener claro que el punto de partida siempre es la propia pelicula original. Incluso si hacemos una precuela que ocurra un tiempo antes, será tratada como un spin-off, para ver despues. Es el único orden que no compromete la experiencia de visionado. Si ocurre antes, por tanto, ha de ajustarse al escenario. Las modernas precuelas se ciñen al futurismo actual, con naves supermodernas y pantallas LCD y táctiles, hologramas en 3D, trajes espaciales que parecen diseñados por firmas deportivas, y demás cosas chulas, pero luego resulta que 100 años despues, en la película original, no hay ni rastro de toda esa tecnología. Son detalles que a uno le sacan de la película desde el minuto uno, y realmente tenerlos en cuenta es una mera cuestion de gusto, que ayuda a la credibilidad del conjunto. En el videojuego ALIEN. Isolation, ambientado 15 años despues de la película original, vemos una ambientacion que recrea perfectamente ese retrofuturismo en todo su esplendor. Aquí hago otro inciso: es llamativo cómo la trama de este videojuego ha resultado una de las mejores secuelas de ALIEN que me he encontrado, dando una lección de humildad a tantas otras que se han hecho hasta ahora. En caso de que se trate de una secuela que ocurra un par de siglos despues, no habría problema en que pareciera más moderna, como ya pasaba en ALIENS o ALIEN: Resurrection

Partiendo de la premisa de los creadores de la humanidad, tenemos una nave que parte hacia: A- un supuesto punto astronomico descrito en antiguas pinturas rupestres y jeroglíficos. B. El punto de origen de una señal a investigar, identificada por Weyland-Yutani como similar a la que interceptó la Nostromo en la película original. La expedición estaría formada por científicos y militares, gente competente en cualquier caso, que es consciente de que van a hacer un viaje que puede cambiarlo todo. Para darle más dramatismo, el viaje podría ser sin retorno, si el lugar de destino estuviera tan lejos que solo hubiera energía para la ida, con una tripulación concienciada de que el único camino es hacia delante, y con la firme convicción de hacer un gran descubrimiento y transmitir todos los datos, aunque puedan tardar siglos en llegar a la tierra. Tal vez hayan de pasar a través de un agujero de gusano, como en Contact o Interestellar, para llegar a los confines del universo explorado
Los protagonistas, por supuesto, tendrán sus conflictos, que van a ser la base del drama de esta historia. De los propuestos por Ridley Scott me quedaría especialmente con la doctora Shaw, profundamente religiosa a pesar de ser científica, y que tendrá una honda crisis de fe al descubrir la verdad sobre los supuestos "padres de la humanidad", aparte de que, durante su sueño criogénico, aunque en teoría no se sueña, ella está experimentando extraños sueños que describen parajes claramente biomecánicos, y que le causan una ansiedad no solo psicológica, sino tambien sexual. lo que la perturba en extremo. Tambien con la extraña pareja formada por el androide David y la directora Vickers, ella es la máxima representante de la compañía y tiene un vínculo personal con el dueño, ya fallecido, Sir Peter Weyland. Aqui me atrevo a elucubrar que este hombre, posiblemente no podía tener hijos y usó la ciencia para procurarse dos a medida. Uno, David, artificial y extremadamente humano, tanto que acabará adquiriendo las obsesiones de su creador, y la otra Vickers, que podría ser un clon desarrollado a partir de sus genes, y que llevaría a otro nivel la tension que hay entre ellos dos. Vickers siente celos de David porque tiene la obsesión de ser mejor, de ser la hija predilecta, y David empieza a ver a los humanos, sus creadores, como a seres inferiores a él, y siente cada vez más ganas de conocer a quienes les crearon a ellos.Ha replicado la obsesión del propio Weyland, que, obsesionado con obtener el secreto de la vida y de la creación, ha bautizado a la misión y a la nave Prometheus.

¿Y que hay de los Ingenieros? Aqui debemos volver a la fuente, a la película original, al proyecto mismo, y los diseños de HR Giger. Cuando la nave llegue a su destino, que puede ser tanto un planeta terraformado, como una estructura gigantesca en el espacio, tan grande que hasta tiene su propia atmósfera, descubrirán la verdadera magnitud de sus supuestos creadores. Al salir a explorar se encontrarán con inmensas estructuras biomecánicas, vivas, que reaccionan a su presencia, desplegando enjambres de seres biomecanoides que actuan como drones de vigilancia. Estas criaturas podrían ser tan solo un torso humanoide fusionado con algo parecido a maquinaria viva y largas colas segmentadas. Algo entre insectoide y serpentiforme, con extrañas cabezas casi fálicas y ojos como de insecto. Ante cualquier muestra de hostilidad, reaccionarían desplegando hojas afiladas y cañones que emitirían pulsos de energía. Las primeras incursiones en territorio extraño, que no se realizarían a pelo ni directamente a pié, sino con vehículos EVA de exploración y los trajes espaciales bien ajustados, ya que la atmosfera es rica en oxígeno, pero a una concentración tan alta que produce oxidacion inmediata de los tejidos orgánicos, probablemente serían muy accidentadas, ya que aunque los científicos intentan limitarse a hacer su trabajo, la amenazante presencia de estos drones haría que Vickers ordene incursiones armadas, que se saldarían con unas cuantas muertes bastante desagradables. Shaw sabe que esa no es la forma de obtener las respuestas que buscan, y por su parte David, siempre en comunicación online con un misterioso interlocutor que está con ellos en la nave, procede a seguir sus propias instrucciones. Ante la sorprendida Shaw descifra la forma de comunicarse con aquello que gobierna la instalación, que parece estar basado en frecuencias de sonido, ya que no hay paneles de control visibles, solo extraños instrumentos similares a arpas de luz, que al ser accionadas en la secuencia correcta hacen funcionar los sistemas de la fortaleza. La sinfonía provoca un escalofrío en Shaw, que sufre como una ensoñación estando despierta, en la que percibe una enorme, poderosa presencia, que la observa desde todos los puntos de esa estructura viva, alienígena y antigua.

Una de las primeras cosas que descubrirían en el interior de una enorme bóveda, es una especie de puerto espacial donde esperan un montón de naves como la de ALIEN,  de ellas sadrían varios seres como el del comienzo de la película, gigantes de piel blanca que hablan un idioma que a duras penas, Shaw y David consiguen descifrar. Desgraciadamente cuando uno de ellos intenta acceder a la nave terrestre, es abatido a tiros por la seguridad de la compañía, y eso provoca un cierre de seguridad en la fortaleza, quedando el grupo de Shaw aislado en la bóveda de las naves, con tan solo los EVA como soporte vital adicional. Por si fuera poco, varios de ellos son atrapados por los extraños drones y desaparecen en la oscuridad.
Vickers, en la nave, ordena la recuperación del especimen muerto, mientras tratan de restablecer contacto por radio, pero una fuerte estatica dificultaría las comunicaciones. Sobre el planeta, o estacion espacial alienigena caería la noche, o bien se produciría un eclipse, por el paso de otro objeto ante su sol. En ese periodo de aislamiento, Shaw intentaría esconderse de los gigantes alienígenas, denominados por ella "Ingenieros" mientras David consigue adentrarse en una de esas extrañas naves y aprender su funcionamiento. Entonces accede a las bodegas interiores, donde estaría el famoso líquido negro del principio de la película. Sin miramientos, cogería una de las vasijas y trataría de volver con ella a la nave. En este punto, veríamos cómo el androide, no solo parece actuar por su cuenta, sino que es capaz de actos de extrema violencia si lo considera oportuno, ya que golpea brutalmente a Shaw al intentar detenerle y se las arregla para salir de la fortaleza sin ser advertido por los drones,e vuelta a la nave Prometheus. En cuanto a Vickers y los demás, comprueban que el alienígena tiene una sorprendente coincidencia en su ADN con los humanos y especulan sobre su parentesco. Tambien lograrían capturar alguno de los esquivos drones de vigilancia, friendolo con una potente descarga. pero al intentar estudiarlo, se disgrega en un montón de entes biomecanoides que escapan y desaparecen dentro de la nave.  En ese punto, Vickers revelaría una de las sorpresas de la película, ya que el sr Weyland, muerto hace décadas, hizo volcar su cerebro en el ordenador de la nave y es quien conforma la computadora central , todo el tiempo al mando de la misión. SU misión.
Vickers teme que los pequeños seres, que han empezado a conectarse con los circuitos electricos de la nave, lleguen a interferir con el sistema de computadoras, y así se lo hace saber en conferencia privada a su "padre", quien le dice a ella que han llegado hasta allí para una comunión con algo más grande, y que si ha de ser de esa manera, que así sea. la conversación es escuchada online por David, que sigue su camino de regreso, y que ha estado en comunicación con Weyland todo el tiempo. Desconcertada, Vickers abandona la sala, ordenando un operativo de defensa al capitán y sus ayudantes de la compañía. A continuación se equipa para salir y va en busca de David y los demás a bordo de otra cápsula EVA. Solo encuentra a Shaw, aún inconsciente, pero David, que ha logrado regresar a la nave, ha cerrado el sistema. En el laboratorio se dispone a abrir el artefacto del líquido negro, alguno de los cientificos se asusta al ver que la misteriosa sustancia parece tener vida propia, pero David no deja irse a nadie. La propia nave ha bloqueado las puertas. Resuena la voz de Weyland en los altavoces de la nave "Ahora David, sé Prometeo, muestrame el Fuego de la Creación" En el puente de mando cunde el panico y se hace un fundido en negro. Lo último que oimos es el sistema de presurizado de la nave.

A partir de aqui, como veríamos, el clima de tensión sería constante, agobiante, Shaw y Vickers, acosadas por los extraños drones en el exterior, se refugiarían en la fortaleza con un EVA recuperado y algo maltrecho, adentrandose más y más en ella y localizando a algunos de los otros supervivientes, muertos por los drones o por David. las comunicaciones con la nave están cortadas. Pasan horas mientras las dos siguen adelante por las gigantescas instalaciones, siempre siguiendo a alguno de los Ingenieros intentando no ser vistas. En ese tiempo ambas mujeres irían venciendo sus diferencias y mostrarse más cordiales, tratando de darse apoyo la una a la otra para sobrellevar algo tan terrible.  Shaw le haría alguna confidencia a Vickers sobre sus sueños y ella le habla de su extraña relación con su "padre" un hombre que cuando la concibió ya era un anciano, con el que apenas tuvo vínculo afectivo alguno, volviendose una persona muy cerrada en sí misma. Shaw , conmovida, la abrazaría, aunque Vickers se daría cuanta de que está siendo presa de ese extraño frenesí sexual, y la rechazaría lo más delicadamente que  pudiera. La situación no está para eso. Más tarde, mientras intentan reparar un fallo de losmotores de la cápsula, uno de los Ingenieros y varios drones las sorprenden y se llevan a Vickers. Shaw, muy asustada, consigue sobreponerse a su terror y saca fuerzas para seguilos en la distancia con el EVA ya parcheado. Atraviesa unos enormes corredores con jerogíficos al mas crudo estilo Giger que describen escenas ocurridas seguramente a lo largo de millones de años, escenas sobre seres como el Ingeniero que se sacrifican para sembrar la vida, y otras sobre batallas entre esos seres y otros mucho más grandes, más inhumanos y poderosos, como una especie de rebelión frustrada que salió mal, de forma parecida al mito de los ángeles caidos (a estas alturas, los conocimientos de Shaw sobre la lengua alienígena y su simbología la ayudaría a interpretar las enormes imágenes y  además constataría cómo parece haber similitud con ciertas iconografías de la religion que ella profesa, lo que la estremece y la perturba en extremo.
 Al llegar a lo que parece la sala principal, nos encontraríamos con una gran plataforma abovedada donde se alzan gigantescas criaturas como las descritas en los murales, los Space Jockeys. Son auténticos gigantes, mucho más grandes que los Ingenieros, (tal como el que aparecía en ALIEN, que era inmenso) y se mueven lenta y graciosamente, como si danzaran al son de las graves sinfonías de las arpas de luz. Sus cuerpos biomecánicos son serpentiformes y no tienen extremidades inferiores, solo una larga cola con algunos tentáculos que parece insertarse en orificios del suelo, como si estuvieran conectados a una suerte de soporte vital, como si fueran extensiones de la propia fortaleza.. Uno de ellos parece estar implantado en una silla de control similar a la de la nave de la película original, manipulando a su vez otra de esas arpas de luz. Da la sensación de que están somnolientos y efectivamente, acaban de despertarse. La señal acústica que hizo despertar a la fortaleza dormida cuando llegó la Prometheus, tambien los ha despertado a ellos. Shaw, sobrecogida, observa que por toda la sala hay unas plataformas donde son examinados y practicamente diseccionados en vida los supervivientes que los drones habían capturado, recibiendo y reaccionando a estímulos sensoriales de todo tipo, de dolor o de placer mientras los ancestrales seres sondean sus mentes con su extraña maquinaria, sus gemidos y sus gritos resuenan por la bóveda mezclados con las notas de la fúnebre sinfonía alienígena. Vickers acaba de ser colocada en una de las plataformas, y en el momento que uno de los instrumentos la penetra con varias agujas, el Space Jockey parece reaccionar con desagrado y el Ingeniero la agarra y la expulsa violentamente. Shaw la recoge en el suelo y ella le dice que seguramente han comprobado que no es pura, que es solo la copia de un ser humano, llorando en sus brazos. Shaw se alza gritando a los enormes gigantes si esta es la piedad que el Creador enseña a sus hijos. Se hace el silencio, y el arpa de luz retumba de nuevo y la mente de Shaw sufre un shock.
Una cascada de imágenes y sensaciones la invaden, la vemos de nuevo viviendo uno de sus sueños, sitiendo a la vez terror, vértigo, calidez de algo familiar, sensualidad, placer... una poderosa presencia que parece a la vez masculina y femenina la envuelve en un abrazo en ese entorno onirico biomecánico. La estaban esperando desde que llegó, querian comunicar con ella porque de toda la expedición, es la única que cree en lo espiritual, en los niveles de conciencia superiores. Por un instante detenido en el tiempo, inacabable, el júbilo la invade y siente que está hablando con Dios, se deshace en lágrimas mientras la extraña presencia alienígena le habla de su origen y de su propósito, del Alfa y el Omega. Ella quierer saber tantas cosas, quiere pensar que hay un sentido para la vida, para la muerte... pero poco a poco se va dando cuenta de que su interlocutor empieza a parecer una voz grabada, que no se está dirigiendo a ella especificamente, que no contesta sus preguntas, y la calidez va dando paso a un frio cada vez más helador, hasta que despierta, desnuda sobre la plataforma, Vickers , encogida en un rincón, parece aterrada ante la extraña operación que ha presenciado, mientras el instrumental alienígena se desprende de ella. Unas marcas biomecánicas quedan impresas en sus manos y en su frente, como estigmas místicos, y ha perdido todo el cabello y sus ojos se han vuelto negros como los de los Ingenieros. (otra posibilidades que aparezca integrada en la maquinaria alienígena, como el space jockey en su silla, experimentando todas las sensaciones a su través, en cualquier caso, estas conexiones parecen claves para la comunicación con la mente virtual de la fortaleza) El resto de los supervivientes no han sido reensamblados, y parecen haber sido integrados en la extraña maquinaria, como si de un mural de Giger se tratara. Parecen moverse, latir y vibrar, formando un conjunto perturbador. Es una visión de pesadilla. Shaw se dirige a Vickers, con una voz que suena amplificaday modificada, diciendole que pronto pasará todo "El qué?" pregunta ella. "La purga" le responde Shaw.

 Entonces le explica las imágenes que ha presenciado en su cabeza, unos seres más antiguos que los propios Ingenieros, menos humanos aún, practicamente unos cefalópodos de largas colas y enormes cabezas, desarrollando la tecnologia biomecánica que les permitiría viajar por el universo, y crear nuevas formas de vida, cuyo diseño, poco a poco iba siendo más y más humanoide. Esos seres dejaron atrás todas estas instalaciones, que funcionan practicamente en automático, para esperar a que sus creaciones, sembradas por incontables muidnos, las localizaran, y poder analizar si habian alcanzado el nivel evolutivo que buscaban. Estos seres son hermafroditas, por lo que experimentar con una dualidad de sexos para ellos era todo un reto, y parece que no han quedado muy satisfechos con los resultados, porque los individuos varones han sido totalmente desintegrados, mientras que a ella la han juzgado digna para quedarse allí, tras dotarla de conexiones biológicas para estar igualmente en simbiosis con la fortaleza. Vickers escucha aterrorizada mientras Shaw se inclina sobre ella, acariciandola amorosamente "tú puedes quedarte conmigo, cuidaré de tí" El Ingeniero de la silla acciona una de esas arpas de luz y crea una increible sinfonía que resuena por la fortaleza, y vemos cómo se activan varias de las naves biomecanicas, y en estas, en las bodegas, no hay vasijas de líquido, sino cientos de extraños huevos...
Shaw tambien se estremece. Advertimos que una parte de ella se rebela contra esa situación. la voz le tiembla cuando contesta a Vickers sobre lo que está pasando. Estos seres tan antiguos, hace eras, sufrieron una rebelión de sus propios siervos, los gigantes blancos, que muchos de ellos quisieron fundar nuevos mundos y nuevas sociedades libres de su control, y aquello desencadenó la destruccion de muchos de esos mundos, y de aquellos donde había sido sembrada la vida sin autorización, o cuyas creaciones no cumplieran con sus altos estándares. Con este fin los Creadores desarrollaron armas biológicas destinadas a exterminar aquellos mundos cultivados indebidamente, criaturas absolutamente letales con capacidad de diezmar mundos enteros y recuperar todo el material genético en sus propios cuerpos para, al finalizar su breve y agresivo ciclo vital, convertirse en crisálidas. Mientras se nos explica esto, vemos el jeroglifico en la pared creado por Giger para ALIEN , o uno muy parecido. De hecho, este jeroglifico adorna la bodega de carga con los huevos en la nave alienígena, igual que en la versión original que hubo que eliminar por cuestiones de presupuesto, aquí lo veríamos en todo su esplendor, adecuadamente modificado para la película. Así, de esta forma, estaríamos haciendo una alusión directa a los clásicos xenomorfos, sin necesidad de mostrar ninguno. Esta historia va de otra cosa.

Tambien veríamos que el regreso a la Prometheus es inviable, porque en las más de 48 horas que las dos mujeres llevan fuera, David ha hecho toda clase de experimentos con la tripulación restante, tomados como rehenes por él y Weyland. Los extraños engendros creados a partir del líquido negro podrían parecerse a los Neomorph que han acabado haciendo para Covenant, solo que aquí quedaría claro que son una cosa aparte, de manera parecida a los experimentos con los clones de Ripley en Resurrection, no los prototipos del Alien de siempre. La escena dentro del interior de la Prometheus en ese punto seria de puro horror, algo infernal, con David contemplando las evoluciones de su terrorifica prole, que se mueven a su alrededor y hasta le chupetean cubriendolo de sangre de las víctimas que él les proporciona. Todo ante la presencia ominosa de Weyland que sonrie desde los monitores, totalmente desquiciado. La locura del ser humano ha llegado a su sublimacion en manos de la IA creada por ellos. Una espantosa perversión de la creación de vida.


Shaw le acaba diciendo a Vickers que los Ingenieros han finalizado su análisis de los humanos llegados allá, y han concluido que son parte de los mundos cultivados indebidamente, demasiado brutales e inestables, demasiado imperfectos, por lo que serán tambien purgados. A tal fin varias naves saldrán a buscar el punto de origen y soltar allí su carga de muerte.  La escena sería absolutamente terrorifica, algo inmenso e imparable. No hay esperanza más allá, no hay algo luminoso, solo oscuridad y muerte. Los Padres de la Humanidad la repudian y han decidido con absoluta frialdad, su extinción. Tras ordenar la salida de las naves, los enormes gigantes parecen volver a su largo sueño de siglos, a seguir esperando en ese rincón en los confines del universo. Tal vez los próximos que vengan tengan más suerte. la gigantesca bóveda sobre sus cabezas se abre y contemplamos el cielo con el extraño eclipse, en torno al cual empiezan a alinearse varias de las naves.  Entonces tambien descubrimos que el enorme objeto que oculta la luz de su anciano sol es realmente un inmenso disco biomecánico, que hace las funciones de Astrolabio, y que utiliza la instalación de los Ingenieros para trazar mapas en el espacio mediante un potente haz de láser, usando datos de astroposición que han ido extrayendo de las computadoras de la nave mediante el enlace sináptico de los biomecanoides conectados a ellas, algo que ha sido advertido por la mente virtual de Weyland, pero a esas alturas, está ya tan desquiciado que hasta parece divertirle. Vickers, finalmente logra hacer reaccionar a Shaw y esta, muy afectada, le confiesa que no sabe si la humanidad merece ser salvada, pero al final Vickers la hace entrar en razón, tomando el EVA y saliendo hacia una de las naves restantes, por si hubiera una posibilidad de detener aquello. Las conexiones de Shaw le permitirían unirse a la nave y controlarla. Las dos mujeres deciden que si existe alguna posibilidad deben intentarlo, que no pierden nada. "si ya no tienes fé en los dioses, cree en mí, yo creo en tí" le dice su compañera en medio de la escena. Vickers quiere llegar hasta la Prometheus, pero en esas condiciones, es un suicidio. Así que Shaw, obteniendo una muestra de su ADN, a partir de su saliva, codifica para ella un traje biológico de combate, capaz de desplegar armas con solo pensarlo, y la coloca cerca de la otra nave. David y Weyland, desquiciados, abren las puertas de la Prometehus y lanzan la horda de abortos biomecánicos que se enzarzan en una batalla con los drones de la fortaleza. Algo delirante y muy gore. Y en medio de todo ese caos, Vickers llega a la nave mientras Shaw sube a la órbita para inutilizar el inmenso disco estelar. Usará la propulsión hiperespacial de la extraña nave, que consiste en girar sobre sí misma hasta que crea un potente campo magnético para abrir un agujero de gusano, un campo magnético que desviará los haces de luz láser que van llegando al Astrolabio cósmico.
 Mientras Shaw se colca cerca del disco y aprovecha las vasijas de líquido negro para rociar a las naves enemigas, provocando su degeneración y que pierdan el control y se estrellen unas contra otras, Vickers se enfrenta a David, y ambos tienen una discusión sobre la demencia de su "padre" El androide está empeñado en seguir adelante con su legado y convertirse en creador, y revela que realmente ahora la envidia a ella y a Shaw por su conexión con los CReadores, y las odia. Ambos acaban luchando hasta que David acaba totalmente destrozado y Vickers con varios huesos rotos. Mientras el traje biomecánico la va curando lentamente, la ex-directora llega a la sala de control del ordenador, donde tiene una última conversación con Weyland, y al constatar que para él ella solo fué otro experimento más, desata toda su ira y revienta la instalación con sus armas. La nave queda sin control y a punto de sufrir un colapso de los reactores. Vickers la coloca en rumbo de colisión con el disco estelar y mientras se inicia la cuenta atrás se eyecta al espacio. La conclusión de una película podría resultar, o en total catástrofe, con la muerte de todos para salvar la tierra, o que finalmente se consiguiera el objetivo pero las dos mujeres quedaran perdidas en ese lugar remoto para siempre. Una posibilidad, similar al final de Prometheus, es que aprovechen la nave de Shaw para buscar un nuevo mundo. Incluso podrían ir a comprobar si aún queda alguno de los mundos de los Ingenieros que se rebelaron contra sus señores, y averiguar si son hostiles o las ayudarían. La escena final, en la nave alienígena, sería Shaw conectandose a los sistemas de soporte vital de la cápsula de hibernación, ya que estos requieren de las conexiones que ella tiene, y conectandose a su vez a Vickers con un enlace umbilical biomecánico que su cuerpo es capaz de extender, (lo más parecido para ella a haber tenido una madre) para que ambas mujeres puedan usar la misma máquina, durmiendose abrazadas dentro del sarcófago, compartiendo así las energías, una conexion sináptica y los sueños, durante el largo viaje, Unos sueños libres al fin de pesadillas. En cualquier caso los datos de la misión podrían tardar siglos en ser recuperados por la compañía. Lo satisfactorio o trágico que resulte el final dependería basicamente de lo comercial que quieran que sea la pelicula.
Dejo como guiño, a modo de epílogo, en caso de tratarse de una precuela, que alguna de las naves , en el combate, sufriera la apertura de alguno de los huevos, y que el facehugger matara al propio piloto, que quedaría a la deriva inconsciente en el espacio profundo...   pero no acaba de encajar, porque ese Space Jockey de la película original lleva miles de años muerto y se ha fosilizado. Demasiado tiempo para el intervalo entre ambas películas.

Y, en fin, este pedazo de tocho es basicamente un borrador con una serie de ideas que me habian ido rondando desde que empecé a oir hablar del proyecto de estas películas, más unas cuantas que se me han ido ocurriendo sobre la marcha, otras ya despues de haber visto Covenant, y correcciones que he hecho para que todo cuadre algo mejor Resumiendo, esta habría sido mi versión de Prometheus. Lo que yo imaginaba que sería un viaje al profundo misterio de estos seres y sus mundos made in Giger, llenos de oscuridad, sensualidad y terror. Por supuesto hay más posibilidades y la imaginacion es el límite, Yo creo que si una historia así me vino a la cabeza, a mas gente se le pudo ocurrir. Una lástima que no fuera a ellos.

sábado, 6 de mayo de 2017

Maquinando maldades


Este último año he estado muy disperso, y ya ha sido mucho que me metiera a empezar unas cuantas cosas, ya que , debido sobre todo a la marcha de las cosas en nuestro mercado, la apatía se había apoderado de mí. Es algo que no puedo evitar. los años pasan, la gente va cambiando, pero este pais no se adapta. ya sé que muchos se están buscando las castañas fuera, pero mi objetivo, desde hace muchos años, ha sido construir algo aquí mismo, que permanezca, que genere trabajo, que inspire a más gente a hacer lo mismo, para que cada vez menos tengan que coger la puerta a salir a un mercado exterior, de trabajos muchas veces de agencia, cada vez peor pagados, porque, realmente, la situación ya no es la de antes.

Y es que, a lo mejor no lo hemos pensado, pero el problema que tenemos aqui, de mentalidad ante la cultura y ante nuestro oficio, se está juntando con circunstancias globales, de cambios de paradigma, de formato, de prioridades. El mercado es eminentemente audiovisual y multimedia, y el actual modelo de comic se está quedando metido en su propia burbuja. El púiblico cada vez es más especializado (y más mayor) y no crece. Los precios de las commissions alcanzan en algunos casos dimensiones estratosféricas. Igual que pasa con el arte de vanguardia. El comic vive sumido en su propia burbuja, y cuando esta estalle, nos preguntaremos donde está ese consumidor que ayudó a que el mercado se estableciera, el lector ocasional, el público masivo. O quizá muchos ni se lo pregunten, buscarán otro campo de negocio que parasitar y a otra cosa.

El fenómeno del manganime ha creado muchos nuevos lectores, de los cuales, es probable que una parte siga consumiendo manga durante años, aunque es poco probable que se dirijan a otros estilos de comic. Este producto vino a llenar el hueco que dejaron en los 80 tantas publicaciones infantiles juveniles, de las que entonces éramos productores masivos. La desaparición de Bruguera por su propia decadencia dejó un agujero que en parte se llenó con los superheroes, que ya tenían su propio público, algo más mayor, y el manga, y los autores de la desaparecida editorial encontraron acomodo en Ediciones B y otras, pero no hubo realmente una renovación y se perdió una rama de lectores potenciales. Los autores de mi generación, que estábamos llamados a tomar el relevo, nos quedamos sin sitio donde hacerlo hacia finales de los 90.

Por esto, porque para construir hay que empezar siempre por los cimientos, es por lo que llevo meses dándole vueltas a que la forma de construir algo que funcione empieza por ganarse al lector más joven. En el pasado Salón del Comic de Zaragoza me encontré con una estampa que apenas se aprecia en eventos grandes tipo Ficomic o Expocomic, salvo quizá el domingo a la tarde: familias que venian mirandose las paradas y stands buscando algo para los pequeños de la casa. Ese vacío lo están llenando las publicaciones basadas en licencias de la tele o videojuegos, que son basicamente infocomerciales con mucha foto y mucho anuncio.  A mi me interesa que el producto a venderte sea el comic en sí.

Mi proyecto, o proyectos, porque si, es verdad, mi celebro va en multicanal, consiste en iniciar una serie de publicaciones a precios asequibles, de distinto tipo, y de interés para mayores y pequeños. Este mismo mes anunciaré el primero de ellos, a ver que os parece. Empezar con precios asequibles es clave. El comic como artículo de lujo está muy bien, porque tiene que haber de todo, pero no puede ser la medida del comic en general.

Como ya mostré hace no mucho, una de mis ideas es realizar un comic con personajes de fantasía un poco al estilo de los Pitufos o Astrosniks, de los que he estado un tiempo intentando conseguir los derechos. Estética de videojuego, diseños muy tridimensionales y tramas sencillas con diversion, humor y que transmitan valores.

Paralelamente a esto, tengo mi ya vieja idea de universo de bolsillo con toda clase de bichos, superheroes (como yo entiendo los superheroes) y robots gigantes: Let´s Rock. Que de darle tantas vueltas, efectivamente, se me ha quedado algo más viejo de lo que suponía, y necesita un replanteamiento. El problema ha venido de que al principio, aconsejado por gente cercana, ofrecí este proyecto, o proyectos, a varios editores y la respuesta siempre fué un arqueo de ceja. Aparte de que las condiciones económicas no me convencían, porque ese es otro de los caballos de batalla a abordar: No acabar malvendiendo un buen producto por menos de lo que vale el tiempo que me lleva hacerlo.

Así que de ese cúmulo de historias y personajes, inicialmente, he cogido una, la de los robots gigantes TRUE METAL, como un producto independiente, sin necesitad de conectarlo con nada más. A ver que tal funciona. Una trama que gustará sobre todo a los nostálgicos de Mazinger Z y a los fans de los mangas de super robots, con un contexto más de aquí, y que raramente se ve en este tipo de historias. Aqui debo decir que por igual me ha venido gente a aconsejarme que me la autoeditara o que se la ofreciera a algún editor de los existentes. Y yo voy a tratar de hacer lo mejor para mí, que llevo mucho tiempo sin hacer las cosas de esa manera. Muchos favores llevo ya en mi cuenta y aunque no soy de esos que los van recordando, tampoco quiero acumular más. Trataré de hacerlo de la forma en que a mí me salga más a cuenta el tiempo empleado.

Porque es es otro problema que me encuentro muchas veces cuando le llevo un proyecto mio a una editorial: acabo vendiendolo por menos de lo que vale mi tiempo por hacerlo, confiando en las ventas, y luego, ya sea porque la campaña no se hizo bien, porque la difusion no ha sido la suficiente, por una distribucion pobre, o porque sencillamente, no hemos convencido al público, la cosa se queda en es el limbo de las publicaciones que ni pierden dinero ni lo ganan. O en el mejor de los casos, se obtiene beneficio despues de 2 años.  Por eso me he olvidado ya de hacer tochos de 100 pags o más, salvo alguna excepción.

En cuanto a KFM, el webcomic que continúa las andanzas de Kung Fu Mousse, tengo el proyecto de sacarlo en papel una vez que recabemos la suficiente cantidad de seguidores, y veamos si eso se puede traducir en ventas reales. En ese caso haríamos una serie de recopilatorios con páginas extras y otros regalos. Tambien queda en el aire qué va a pasar con los 3 tomos que componen Paladines del Horóscopo, la parodia reciente que realicé primero para el mercado francés y que sigue inédita aquí. Se ha ofrecido a varias editoriales, pero si veo que la cosa va para largo me plantearé hacer tambien un crowdfunding para lanzarlos uno a uno. En cualquier caso, el Patreon que abrí el año pasado para sostener el webcomic de KFM marcha bien y quiero potenciarlo con más contenidos

El patrón que me quiero fijar para las publicaciones que haga, al margen de True Metal, que por ahora va a ser número único, o Valken, que ya tiene ese formato, es realizar cuadernos de 48 pags, con una periodicidad de dos al año. las publicaciones infantiles-juveniles necesitan una cadencia que ayude a fidelizar público.  Todo ese invento de Let´s Rock! o Microids deben tener ese formato. Yo en un año me puedo hacer tranquilamente 3 de estos, si las condiciones económicas me lo permiten. El problema suele ser convencer a según quien para que te edite 2 o 3 comics en un año.  Por mi parte, he pensado las formas de ponérselo facil al editor, abaratar costes, reducir el número de páginas ¿y sabeis qué? que al final, el único formato que me salía rentable en las condiciones que me iban a pagar, era la grapa de 30 pags en B/N. Vamos, el mismo formato que tuvo en su dia el Dragon Fall, y esta vez ni siquiera podría ser mensual. Vamos, que no.

Personalmente, me quiero agarrar al formato de 48 pags, a ser posible a color, y de periodicidad semestral, aunque los comienzos serán lentos. Si al final me lo empiezo autoeditando yo, pues se va a intentar que en algun punto se sostenga pòr sí mismo. Aparte de comics, tengo pensados otros productos complementarios, a fin de tener variedad. Es verdad que nos ha pillado la crisis, pero el comic nacional ya había entrado en decadencia mucho antes.  En cualquier caso, es muy importante que no perdamos de vista al lector ocasional y estemos dispuestos a crear nuevos lectores, porque en esta era de desintegración de la información y de los derechos de autor en la red, y hablo a nivel global, de todo el planeta, la nuestra puede ser la última generación de autores de comic que aún nos podamos plantear vivir de esto. A menos que hagamos t@d@s algo al respecto.

Muy pronto, novedades.



sábado, 22 de abril de 2017

Las muchas Motokos



Ghost in the Shell fué el primer Manga de Masamune Shirow que se publicó en nuestro pais, Y no era precisamente el más light para aficionarse a este autor. tenía todos sus clichés: Una narracion multicapa con toneladas de cosas pasando a la vez que si parpadeas te las pierdes, una ambientacion Cyberpunk dura y densa, tramas con política y filosofía a manta, un sentido del humor muy particular que muchas veces te preguntas donde está el chiste, hasta que lo has leido unas cuantas veces, y constantes anotaciones por los márgenes de las páginas, que dan buena cuenta del entusiasmo de Shirow por crear mundos enteros, complejos y orgánicos, que seguramente le hubiera gustado dedicarles guias y manuales varios. Así todo tras este comic me acabé enganchando a lo bruto a Shirow, y leyéndome todo lo que fueron sacando.


Y esto fué porque tambien me di de narices con otra de las constantes de este señor: una poderosa línea estética, con un dibujo muy distinto a todos los autores manga de la época, con una capacidad de crear mundos futuristas, y diseños tecnológicos de poderosa influencia orgánica, que a dia de hoy se siguen viendo muy modernos y hasta plausibles. Su curiosa mezcla de estilización con unas situaciones y personajes de lo más cómico y esa facilidad para pasar de algo muy realista a un monigote minimalista con expresividad absoluta. Y la increible belleza, dinamismo y carisma de sus protagonistas femeninas. Ghost in the Shell no era ajena a todo esto, y su gran estrella es la mayor Motoko Kusanagi, una Cyborg de cuerpo completo, con tan solo el cerebro humano, y comandante de un grupo especial gubernamental de Japón, la Seccion 9, que se dedica a combatir el cyber-.crimen en una sociedad en que todo dios tiene cuerpos y cerebros cibermejorados con conexiones directas a la red.  Asesinatos, espionaje y terrorismo con un óbvio componente electronico y cibermetico. Acción a manta, armaduras de combate, corrupción a cascoporro y los chascarrillos internos de la sección 9, cuyos miembros son todos para darlos de comer aparte. Además de la Mayor, el leal y algo torpe Batou, el esforzado Togusa, el francotirador Saito, el experto hacker Ishikawa, el grandote Boma y el callado Pazu, todos a las órdenes de un curioso personaje, Daisuke Aramaki, un veterano agente del gobierno con muchas conexiones y mucha mala leche que parece el Yoda de esta historia. bajo su apariencia de anciano, que sabe que sus propios hombres se cachondean de él llamandole "cara de mono", siempre saca unas energías que a la seccion 9 a veces les cuesta seguirle, incluida Motoko. El primer tomo de este manga se publicó aquí en forma de miniserie de 8 números en los 90, y es altamente recomendable por lo redondo que quedó.



El personaje de Motoko es el eje de la historia que fluye por los muchos casos a la vez que sabemos más de ella y el resto de sus compañeros. Su condición como humana en un cuerpo cyborg que apenas conserva unos pocos tejidos cerebrales nos plantea muchas cuestiones sobre la identidad real y qué es lo que nos hace humanos aún, donde está la barrera con las máquinas, cuando podemos volcar nuestras mentes por la red. Y de hecho, acabaremos viendo que esa barrera, esa última línea, se puede acabar traspasando. Para Shirow, la respuesta, muy japonesa, muy animista, es que el espíritu puede sobrevivir al cuerpo humano y transferirse a otros, y a través de la red. Las máquinas tambien pueden tener alma, ya que , para un Sintoista, hasta las piedras lo tienen. Aparte de ello, el personaje es delicioso en su amplitud, su cinismo, su sentido del humor, su sensibilidad, y las broncas tan divertidas que tiene con su jefe y con Batou y otros miembros de su equipo cuando cometen alguna cagada, que es continuamente. Tambien se acabó convirtiendo, involuntariamente, en un icono LGBT al mostrar Shirow que su búsqueda de lo sensorial le lleva a tener relaciones sexuales físicas y virtuales con hombres y mujeres, y que no se encuadra en un rol determinado.


Sin duda alguna es un personaje que nos ha dejado huella a muchos otakus a mediados de los 90.  5 años más tarde llegó el segundo tomo: Man Machine Interface, Con una trama centrada unicamente en Motoko y sus investigaciones por la red en las que se va fusionando con IAs algunas de las cuales son proyecciones de ella, y que podrían dar lugar a una conciencia viva en el ciberespacio, una nueva especie. Todo esto explicado de una forma tan flipada y tan liada que me costó llegar al final. Más ameno encontré sin embargo, otro tomo recopilatorio de historias cortas de la Seccion 9: Human Error Processor, en el que aunque Motoko aparece casi de estrella invitada en uno de los casos, se centra más en el resto de la seccion, con las investigaciones policiales que tanto me habian gustado del anterior, mientras que toda la trama ciberespiritual del tomo centrado en Motoko se hace cargante y se le nota a Shirow que ya está cerca de dejar de contar historias. De hecho, unos pocos años despues ya se centró en hacer libros ilustrados eróticos con escasas tramas argumentales, plagadas de sus clichés habituales, muchos procedentes de Ghost in the Shell, con alusiones al ciberspacio, y que ha venido haciendo hasta ahora. Perdimos un autor de manga y ganamos un ilustrador de tias en bolas con historias muy pornosas y sutileza cero y menos. Tambien ocurre que desde que se metió a usar ordenador, acostumbra a crear los entornos totalmente en CGI 3D y en las páginas en color de Man Machine Interface esos entornos cantan mucho y se ven muy falsos. Por no decir que en los libros eróticos de los que hablo, recurre a reutilizar los elementos y escenas que ha dejado creadas una y otra vez, libro tras libro, haciendo copypaste y modificación digital. Nada que ver con las páginas a tinta de antes. Una lástima. Probablemente tambien decidiera en su dia censurar las escenas pornosas del tomo1 del manga para que sus mangas de antaño y sus historias de folleteo de ahora sean productos distintos que vayan por canales distintos.

Mientras tanto llegó a mediados de los 90, al poco de llegar el manga aquí, la primera adaptacion animada de semejante obra tan dificil de adaptar. El resultado, una pelicula para cine dirigida por mamoru Oshii, a mi me dejó muy frio. El debate hombre-máquina se podría haber hecho sin que todo tuviera que ser tan gris y deprimente, Motoko incluida. Nada que ver con la del manga, dinámica y sexy, esta llega a ser hasta siniestra. De Mamoru Oshii me gustan más las pelis que le dedicó a Patlabor, con unas tramas policiales muy buenas y un gran tratamiento de los personajes de la serie de Masami Yuuki, pero aquí me parece que meó fuera de tiesto con semejante peñasco, que no aprovecha en absoluto el potencial del original, aunque tristemente, debido al impacto visual de algunas escenas, se convirtó en un referente el manganime, y la versión más recordada de la obra de Shirow. Pero tranquilos, que pocos años después realizó una segunda pelicula: Innocence, que supera a la primera en oscuridad, sordidez, falta de ritmo y conclusión WTF

Que vale, que si, que la escenita del salto en caida libre del manga, quedó muy chula.




Curiosamente, al poco tambien salió la version animada más literal del manga, un videojuego de la PSX, el primero basado en esta franquicia, que era basicamente un shooter manejando a los Fuchikomas, los tanques inteligentes que se echaban de menos en las películas, y que aportan escenas cómicas memorables en el manga. Este juego contiene las mejores escenas animadas que he visto basadas en el dibujo de Shirow. Tal vez tuvo algo que ver que el propio autor participara en el diseño y desarrollo. Durante años estuve esperando que hicieran una serie de OVAs con este equipo de animadores, aunque en vano.
























En cambio, lo que si se hizo fué una nueva adaptación, esta vez para TV, Stand Alone Complex. Visualmente a medio camino entre el realismo de la pelicula de Mamoru Oshii, y el rollo del manga original, me pareció una mejor adaptación, ya que el formato televisivo permitía desarrollar los casos y a los personajes de la Seccion 9 y hasta aportar humor y un tono más ligero. La Motoko de esta versión es más positiva y más parecida a la de Shirow, con bastantes más matices, que iriamos conociendo en las dos temporadas y el OVA que se realizaron. Altamente recomendables y sin duda mi adaptación favorita. De hecho, como si fuera un guiño a los fans, la segunda temporada se cierra con una escena muy parecida a una que abre el tomo 1 del manga.








Y como no, tambien tiene su versión de la caidita de roma.

Y más recientemente, se ha realizado la, hasta ahora, última versión animada de esta obra. ARISE: Ghost in the Shell, que viene a ser un reset de todo, historia, personajes, etc, volviendonos a presentar a Motoko, al principio como una cyberespía a la que la Seccion 9 debe localizar. Al revés que en el manga original, donde empieza trabajando para la ley y acaba pasandose a la clandestinidad. No sé muy bien qué falta hacía realizar esta nueva versión, que no es ni la del manga, ni la de las películas, ni la de Stand Alone Complex, y que solo aporta una Motoko en un cuerpo aparentemente más joven, como de adolescente. ¿Tal vez la manía que tiene hoy en dia la industria del manganime con las lolis?









Ah, claro, que tambien quieren que haga balconing. Pues claro que si, guapi.















Y para acabar este repaso, hablaré un poco de la Motoko de carne y hueso, la encarnada en el cine por una actriz real, para un prpoyecto que, aunque se sabía que era una produción occidental, muchos teníamos la esperanza de que tal vez cogieran a una actriz que parece haber nacido para este papel, como es Rinko Kikuchi, que, aunque japonesa, que sabemos lo que escuecen todavía los protas no normativos en Hollywood, a dia de hoy tiene una gran proyección internacional.



Pero no, sacándose de la manga una torpe excusa  PEDAZO DE SPOILER como que el cerebro de una japonesa ha acabado en un cuerpo de aspecto occidental, CIERRO SPOILER la prota escogida por el estudio ha sido la ya habitual del género Scarlett Johanson, actriz por la que siento debilidad, y que sé que tiene muchisimos registros, y disfruto mucho con sus comedias, sus dramas y sus pelis de acción, pero que sinceramente, escogerla para que haga un papel que es casi Viuda Negra 2.1, me ha parecido facilón no, lo siguiente. Ya no voy a entrar en el resto del casting, occidentalizado casi al 90%, quitando a Takeshi Kitano, que solo
habla japonés ( a estas alturas, ya no vamos a ponerle a aprender inglés al caballero, logicamente) Y a dos más. Todos los personajes están desaprovechadisimos y la película es un batiburrillo de cucharadas soperas de las pelis de Oshii, de Stand Alone Complex y algun guiño al manga original. Imagino que será bien acogida en occidente porque es la versión más mascada de todas las que se han hecho, reducioendo la trama filosófica y la de exploración del ciberespacio a la mínima expresión, pero le pasa lo mismo que a la Motoko de Oshii, que centra toda la trama del relato sobre ella misma, en un planteamiento que es más Robocop que Ghost in the Shell. No me gusta que insistan en hacer una Motoko tan emo en plan "pobrecita, le arrebataron su humanidad". El manga de Shirow no va de eso.

Pero, hey, vamos a tirarla tambien de la dichosa azotea haciendo cosplay, y todo arreglao.















Para acabar, una concesión a la galería. Está claro que a dia de hoy ya no hay una única Motoko, sino un buen puñado casi a gusto del consumidor. Todas son oficiales, todas son válidas, y, obviamente, no te tienen que gustar todas. Yo, como antiguo lector del manga allá por los 90, me quedo con la original y la de Stand Alone Complex. Lo que me molesta de verdad es oir a gente estos dias comparar las Motokos de las peliculas, con la de Scarlett, o las de las series de TV, en plan a ver cual es más auténtica, y casi todo el mundo se haya olvidado de la original. Me parece una pena. Yo siempre recomiendo ir a la fuente en estos casos.  Aquellos que sientan curiosidad tal vez se sorprendan con la Motoko que encuentren ahi, la que yo conocí desde el principio. La que les enamorará y les arrancará más de una carcajada.