sábado, 29 de junio de 2019

Entrevista al achechino

Este pais aún no ha terminado su proceso de transición desde el totalitarismo. La famosa transición fué cortada en seco cuando se lograron los dos objetivos principales: entrar en la OTAN y en la UE. Pero seguía pendiente el reencauzamiento del pais hacia los valores democráticos. Sigue siendo una asignatura pendiente para muchos de nosotros. Seguimos teniendo el poso reaccionario que salta en cuanto nos tocan lo nuestro o se avecinan cambios que trastornan nuestro orden tradicional. Y esa actitud de "maricón el último" que nos anima a saltarnos las normas comunes si suponen un lastre para el enriquecimiento personal, "yo miro por lo mío y el que venga detrás que arrée" tan en boga en la España del pelotazo, del chanchullo con fondos públicos y el famoso "¿que hay de lo mio?" tan superdemocrático.

¿Que ocurrió tras la famosa guerra civil? que el bando "ganador" declaró, no la paz, sino la victoria, y automaticamente se lavó las manos de los crímenes cometidos, y a la vez, se atribuuyó carta blanca para seguir cometiendolos.  Al otro bando se les consideró asesinos y traidores al pais para el resto de sus vidas. Quien siembra odio, suele  recoger cosechas que salpican sangre en todas direcciones. El tiempo y la presión ayudaron a que la olla explotara.

La rabia terrorista arrasó con todo, fué un lastre a la recuperación democrática, y provocó más dolor y más odio. Era el testimonio de una transición dejada a medias, de toda una serie de cosas que seguían estando mal. Se utilizó políticamente, si, pero tambien por quienes se erigieron en superdemócratas. Deliberadamente alargaron la "vida util" de la banda terrorista para sacar réditos políticos. Esto costó aún más vidas y más dolor.

Hoy toda esa rabia ha quedado atrás. Basicamente porque los vascos ya estábamos hartos de que unos y otros se empeñaran en hablar "en nuestro nombre" clamando lo que era mejor para nosotros con muertos de por medio, y queríamos que el debate político fuera exclusivamente eso, político.  Los que en su dia se dejaron arrastrar por esa rabia, hoy hablan de pasar página, y todos los que violaron la ley estan cumpliendo condenas o las han cumplido ya. No van a saltarse su cuenta pendiente con la sociedad. Pero se vuelve a producir el mismo fenómeno. Una parte del pais los seguirá viendo como asesinos y traidores al pais el resto de sus vidas. Incluso llaman asesino a quien no mató ni secuestró a nadie , solo por haberse movido en ese entorno. Incluso cuando reconoce abiertamente que la lucha armada fué un episodio negrísimo de nustra historia reciente, y que hoy solo quiere expresar sus ideas en igualdad en una cámara democrática.

A esta actitud de dar voz a todas las opiniones se han puesto a llamarla desde los sectores de siempre blanquear crimenes pasados. Es curioso, porque este pais no tuvo nuingun reparo en incorporar a la democracia a ex-franquistas, ministros, policias, funcionarios, que nunca perdieron sus privilegios, que habían tortutrado en comisarías y hasta habían firmado penas de muerte y los nombraron diputados. ¿eso no es blanquear una dictadura?

Nuestra historia reciente tiene muchos puntos oscuros, y necesitamos acciones que nos permitan pasar página. No puede ser que solo "pasen página" los de siempre y al resto que les den. Si se han "blanqueado" el golpe de estado que tumbó la república, los crímenes de uno de los dos bandos, los largos años de represaliados durante el franquismo, la absoluta impunidad que entonces se ejerció contra el ciudadano, por los que practicamente se fueron todos de rositas declarandose años más tarde "demócratas de toda la vida", y ya en "democracia" las detenciones ilegales producidas durante décadas a chavales del entorno de la izquierda abertzale,  torturas, palizas y algun que otro entierro en cal viva (un "blanqueo" bastante efectivo) creo que a estas alturas todos tienen derecho a decir lo que tengan que decir, para que todos podamos descansar en paz, y las víctimas las primeras. Seguir con la inquina, desgraciadamente puede acabar reiniciando el ciclo del odio. Parece que el despropósito en que se ha convertido la política catalana no nos ha enseñado nada. Podemos pasar página, pero hace falta voluntad por TODAS las partes.

lunes, 24 de junio de 2019

"Pues a mi perro le gustan los petardos"

Hay siempre alguien que te dice que su perro no se asusta con los petardos, pero no es eso lo que yo veo en la calle cada vez que llega Sant Joan.  Deben ser casos muy especiales, porque la mayoría de los animales que tienen un oido más agudo que nosotros, que lo hemos ido perdiendo, sobre todo por crecer en entornos saturados de ruido, sufren mucho con las altas frecuencias de nuestro entorno. No hay más que oir a los pobres perretes que se ponen a aullar cuando pasa una ambulancia con la sirena a toda tralla. Y los gatos no dicen nada, pero siempre corren a esconderse.

Tan malo es generalizar en un sentido como en el otrro. Todos los perros no se asustan de los petardos, pero ante la duda yo prefiero no hacer la prueba.

sábado, 22 de junio de 2019

Una semana por la Ciudad de la Luz

Si, vale, el título me ha quedado algo cursi, pero es normal. Para los parametros de aquí, todo lo relacionado con las Galias puede sonarnos cursi. Comparado con las formas de nuestro pais, donde intercalamos una palabra de connotaciones sexuales o genitales cada dos frases, el vocabulario francés está lleno de expresiones que, traducidas al español, hacen saltar enseguida el medidor de ñoñez.  Es liberador poder usar esas expresiones en un contexto en que se consideren coloquiales, al menos por una semana.

Y si, he tenido mucha dosis del Paris refinado, sofisticado, sexy... y tambien del Paris turístico, gentrificado, masificado en algunas zonas, lleno de visitantes en bermudas y chancletas que quieren impregnarse un poco de todo aquello. Tambien del Paris de los curritos, de las miriadas de personas que van desde los pueblos cercanos, auténticos barrios dormitorio de mayoría musulmana que le darían urticaria a un Santi Abascal o un Jimenez Losantos, como en el que me he alojado esos dias, donde he comido en puestos callejeros, he visitado abarrotados mercadillos que parecían Zocos, y  he ido cada dia a coger el RER, el cercanías de la regíon de Paris, con sus característicos vagones de dos pisos, llenos hasta los topes.

Y el Paris de los universitarios, de la gente Geek, de las salidas por la tarde a tomar cervezas (otra de las cosas que más me gustan de ir allí, probar nuevas marcas de cerveza) y de las tiendas de BD, de Manga y de comic USA, casi toda por la zona de Sant Michel, muy cerca de la catedral de Notre Dame, que he podido ver de nuevo, desmejorada pero en tratamiento, años despues de haberla visitado por dentro, algo hoy imposible. Una joya del gótico que nos dió un buen susto a todos hace un par de meses, cuando el famoso incendio que la ha dejado sin tejado ni aguja central.

Aunque solamente tenía que estar para un fin de semana, la cosa cayó cerca de la fiesta de cumpleaños de mi editor, así que me fuí una semana antes y pude asistir a la celebración... en un Laser Tag. Maravilloso, ir correteando por los pasillos pistolita en mano, con la pizza dandome saltos en el estómago XD

La mayor parte de la semana la pasé dando vueltas por la ciudad. me gusta andar, me relaja, es un ejercicio sano, y vas descubriendo sitios. Aunque esta vez sobre todo me dediqué a revisitar zonas que ya conocía, como las orillas del Sena, el parque de las Tullerías con sus cuervos prestos a zamparse tu bocata, o el Black Dog, el garito metalero más conocido de Paris, con restaurante y todo, para cenar comodamente mientras suena Death a toda tralla.

Finalmente, las dos sesiones de firmas en  la tienda de manga Hayaku, y en la librería BD Net, donde hubo que enfrentarse al dificil público parisino, aunque curioso ante lo que estábamos mostrando, mientras iban viniendo algunos amigos que solo veo muy de cuando en cuando, basicamente en estas escapadas a Francia.  Pude hacer una presentación en inglés y algo de chapurreo de francés, acerca de este libro, el recopilatorio de KFM, y la importancia que tenía haber podido sacarlo allí por fín.

La historia con este comic es la siguiente: Kung Fu Mousse, el comic del que deriva el webcomic de Kung Fu Monkey, fué inicialmente pensado para editarse en Francia, pero de los 3 tomos proyectados, solo uno vio la luz, quedando el relato inconcluso. Yo logré terminarlo, aunque acortando páginas, para una edición en España hace ya unos años, y es la única que existía hasta ahora con la historia completa. Este Integral recoge esa historia completa con algunos añadidos, incluidas las primeras páginas del webcomic de KFM, por si al lector francés le pica el gusanillo.

De momento, este verano, una vez que termine el actual arco del webcomic, daré un descanso a KFM mientras decidimos que hacemos en adelante. Lo que sí estaré haciendo durante el verano serán otras cosas de las que os hablaré pronto.

Hasta el próximo post y Au Revoir!