domingo, 26 de mayo de 2019

De Tronos, Dragoncitos y Fanservice. (Spoiler Alert)


Hace un buen puñao de años, cuando el sr Panini me llamó para que les hiciera una parodia de Juego de Tronos, yo no conocía ni las novelas, ni había visto la serie que acababa de terminar su 1ª temporada. Sabía que habían por ahí unos libros, y que circulaba un artbook preciosos del gran  Enrique Corominas con un montón de arte gráfico de Canción de Hielo y Fuego. Al requerirme la editorial que me basara en la estética de la serie de TV,.aquello fué lo primero que me ví. En una semana me pulí la 1ª temporada via Streaming en casa de un amigo... y para cuando terminé me había enganchado a lo bestia.

Después busqué más info en la Wiki para completar cosas y entender mejor algunos personajes mientras me ponía con la realización del escueto librito de 46 pags a todo color. Por supuesto me comí un buen montón de spoilers, pero eso nunca me ha preocupado. No creo en los giros inesperados de guión, creo en una historia bien contada. Una buena narración ya te lleva ella sola a los giros.

Me gustó mucho ese mundo de fantasía no tan heróica propuesto por George RR Martin, deudor de otros como Tolkien o Morcook, pero que dejaba el caracter mitológico de aquellos en un segundísimo plano, y primaba la rudeza, la arbitrariedad y la crueldad de un relato más cercano a la novela histórica. Lo mágico y sobrenatural seguían ahí, como testimonio de un pasado más oscuro, que a lo largo de las novelas parece que quiere regresar, con su dosis de brujos, dragones, y muertos vivientes, de forma progresiva, pero la gran protagonista es la intriga política, las complejas relaciones de las diferentes casas nobles y sus pugnas por el poder, en esos 7 reinos gobernados desde ese icónico trono hecho de espadas. En ese entorno, no sale mucho a cuenta ir de justo, y todos se llevan su ración de estopa.

La parodia que realicé fué hecha con la prisa habitual en este tipo de proyectos, y cuando la terminé, me dieron ganas de empezarla otra vez y rehacerla entera, porque no era lo mismo mi impresión de un primer visionado, que con todos los datos que ya manejaba hacia el final del trabajo. Aunque tiene algunos golpes buenos, creo que desaproveché el potencial del original debido a mi ansiedad por tenerla a tiempo. Y probablemente esa fué una de las causas de que no tuviera las ventas esperadas por el Sr Panini, que de todas formas, por entonces acostumbraba a hacer unas tiradas monstruosas, de más de 3 o 4 mil ejemplares, daba lo mismo si era un título de Marvel que algo de su propio sello, Evolution. Se debieron vender unos 1500 ejemplares, pero resultaron pocos para esas tiradas. Por esta razón, no hubo un libro 2. Otro de los problemas fué la pobre promoción. Un producto dirigido a un público que se mueve sobre todo en internet se debería haber promocionado más en internet, pero ese ya no era mi trabajo. Hoy todos hemos aprendido más por el camino. El comic de Strip Marvel se anuncia desde el canal de Youtube para todos los seguidores.

Imagino que de no haberse interrumpido, a estas alturas estaríamos tambien ofreciendo una continuidad alternativa e irónica a lo que se ha visto en la serie. ¿Podría haber seguido haciendolo por mi cuenta? No en otras condiciones, no a cualquier costa. Ya tengo mis propios proyectos para jugarme los cuartos en el marco del frustrante sub-mercado del comic de este pais. Ya decidí hace años no seguir haciendo parodias a menos que fuera por encargo, y con un buen incentivo por delante. Recordando una gran frase de una gran película, si algo se te da bien, nunca lo hagas gratis.

La propia serie de TV ha ido adaptando desde el principio las novelas originales a su manera, por lo que logicamente las tramas no son exactamente las mismas y ha habido bastantes ausencias de personajes, aunque mientras iban adaptando los libros correspondientes, se mantuvo un cierto equilibrio entre lo que se adaptaba y lo que se inventaba. Este equilibrio saltó por los aires después de la 5ª temporada, cuando la serie alcanzó a los libros y el éxito de la misma la forzaba a seguir avanzando. Apoyada en el carisma de los muchos personajes que habían ido desarrollandose , tenía tan solo que tratar de seguir una serie de derivas lógicas, con una pequeña ayudita del propio Martin, que les había dejado unas sugerencias de cómo podía acabar la serie.

Desgraciadamente, eso no bastó. Los productores querían rentabilizar el producto, y eso suponia que NO podían cargarse a ningun personaje de los populares, lo que condicionaba mucho las tramas,  además de fijarse un final para la misma en la 8ª temporada, que además, esta y la 7ª fueron más cortas que las anteriores.  La séptima tuvo unos 7 episodios en vez de los 10 habituales, y la octava, directamente 6. Esto acabó de ajustar dramaticamente el timing de las tramas y reventó muchas de las derivas lógicas que había llevado la serie. Se sacaron de encima de una forma chapucera toda la trama del Reino de Dorne, déndoles a todos un final chusco y anticlimático. Y esta va a ser otra de las constantes, el anticlímax.  Cuando llega la muerte de algún que otro personaje de los gordos, lo hace sin apenas intensidad, se aprecian las prisas, la necesidad de soltar lastre.

Hacia las dos últimas temporadas, se tira de fanservice (populismo aplicado a la ficción) de forma descarada, incluso shippeando a personajes en función de su popularidad, y muchos seguidores de los libros me comentaban sus temores de que la serie acabara llevando las cosas a un happy end que nunca le correspondió. Desde el principio esta serie te dejaba claro que aquí las cosas no iban a seguir estructuras épicas, que los héroes podían cagarla y morir en cualquier momento, y de formas aparatosamente crueles. Te pasabas las temporadas con el ojete encogido y en guardia permanente. Esto ya ha desaparecido casi del todo en estas últimas temporadas, donde las cosas parecen estar encauzadas en una "via segura" y tan solo la última gran batalla hizo una previsiblemente utilitaria criba de personajes.

Y en los dos últimos episodios queman una trama que podría haber dado para una temporada entera.

Al margen de lo que vaya a escribir Martin en sus libros, que se han convertido en la última esperanza para los fans aterrados ante el estropicio de las últimas temporadas, creo que las tramas que se venían contando en la serie de TV se podían haber resuelto de otra manera, el gran girito de esta última temporada, el paso definitivo de Daenerys al Lado Oscuro sufre del mismo mal que el de Anakin Skywalker en las precuelas de Star Wars. Cuando llega, se nota tan puesto "porque ya toca" que no es creíble. Se tenía que haber trabajado más.

Toda la trama de "Dark Daenerys" podría haber dado para uina temporada entera. Su evolución ha sido lenta y progresiva, y es injusto para el personaje que nos salgan con este giro en el último momento, sin dejarnos saborearlo. De haber sido las dos últimas temporadas también de 10 episodios, se podría haber dejado este giro para el final de la penúltima, y dedicar la última a verla convertida de forma definitiva en la otra gran villana. Jon Nieve y sus aliados se verían atrapados entre dos temibles amenazas, del norte llegarían los Caminantes Blancos y del sur vendría ella tras haber tomado Desembarco del Rey. Se dejaría por tanto la cuestión de defender el mundo de los vivos frente a los muertos y las posibles últimas alianzas y cambios de bando para la última temporada. Un choque de Hielo y Fuego con los Stark y los distintos aliados por medio. Digno clímax para una saga tan Heavy Metal como esta, la batalla donde se decidiría el destino de Poniente, con o sin rey. Tambien se echa de menos apreciar que el invierno ha llegado a Poniente, con las nieves cubriendo incluso la capital. Solo un pequeño atisbo hubo en el último episodio de la 7ª temporada cuando algunos copos empiezan a caer sobre Cersei y la Fortaleza Roja.

El final del Rey de la Noche es igualmente prematuro y anticlimático. Deja tantos cabos sin atar que cuando se produce, la cara que se te queda es muy de ¿ya está?

Dedicar un episodio a resolver esta trama para centrarse en la parte política es como decirnos que había que elegir entre una u otra . Eso nunca fué un problema a lo largo de la serie. El trasfondo de los caminantes Blancos parecía más rico que todo eso, y su abrupto fin deja tambien muchas cuestiones sin cerrar. La batalla, que se prentendió que fuera la más espectacular de esta temporada final, se resuelve de forma muy chapucera y está llena de porquesíes, como la forma en que se salvan los personajes que requería el guión.

El final establecido por la serie no me ha chocado tanto por sí, sino por la forma en que se ha llegado a él. Se trata de disfrutar el viaje, y se ha notado cierta presión por terminar y por encajar las cuatro ideas propuestas por Martin, aunque fuera con calzador. Ese consejo de Lores donde se decide el futuro de Poniente parece escrito por Jose Mota "Venga, tu rey" "Pos fale, si no venir pacá habría sido tontería" "Y el Norte independiente, que lo han votao en referendum" Y hala, Sansa de Reina de Escocia. No sé si es por la actriz, pero este personaje siempre me ha parecido falto de carisma y de iniciativa, siendo pasiva hasta el punto que muchas veces las perrerías que le ocurren sientes que se las ha buscado ella solita por no haber cogido la calle de en medio como hizo Arya y dejarse de palacios, de reinados y de gilipolleces y mostrar más iniciativa.  De hecho, cuando finalmente lo hace es para volverse una intrigante más, conspirando por detrás y dando, en general, bastante mal rollo. El rol que adopta en la serie es de un conservadurismo que me crispa. Cuando finalmente la ves de Cabeza de la Casa Stark y Reina del Norte. en vez de sensación de triunfo, lo que sientes es pereza. ¿este es el personaje que de repente ciertos colectivos se han puesto a reivindicar como icono feminista? ¿Una amargada que primero es una cobarde y despues una resentida que no confía en nadie? Parece la versión amplificada de su madre. Por lo menos no es una manipuladora pasivo-agresiva como Margaery Tyrell.

Las muertes de Cersei y Jaime Lanister tambien han  tenido su ración de anticlimax, por cuanto venían de unas tramas cuidadosamente desarrolladas a lo largo de tantas temporadas, y que habían creado unas expectativas que mucho me temo que se han caido como un soufflé. De hecho, hasta la casa Stark me sobra ya estas alturas, yo habría sacrificado el señorío de Winterfell como precio para lograr al fin una paz duradera y que la matanza de Starks que se venía produciendo desde el inicio de la serie hubiera valido finalmente para algo: Unir por fin al Norte, que en adelante no querría tener señores ni reyes y se manifestase independiente por derecho al haberse partido la cara con los Caminantes Blancos por la vida de todo Poniente. Es complicado cerrar bien una saga con tantos personajes y todos con tanto carisma, pero la tarea aún se complica más si los productores han decidido reducir el número de capítulos. Se aduce la falta de recursos, aunque hablamos de una se las series de TV más exitosas y rentables de la última década.

En fin, como ya dije antes, a los puristas les queda esperar al final de los libros, llegue cuando llegue. La serie de TV ya ha terminado. Ahora se están anunciando futuros spin-offs y precuelas, pero el pescado gordo ya está vendido. Todo lo que venga a partir de ahora es Exploitation. De todos modos, al menos no nos han hecho un Resines. Imaginaos que de repente, Bran se despertara y hubiera sido todo un sueño febril...

2 comentarios:

Dragangel dijo...

hello nacho .
it s franck from france , how to write you ? you have not facebook ? i want news of you ..

Nachomon dijo...

Hi Franck. I erased my Facebook months ago. Now you can follow me on Instagram. Nice to know about you!

NACHO