viernes, 12 de abril de 2019

Empezando un par de cosas


Estoy subiendo nuevo material al Patreon. Bocetos de las cosas que estoy ahora trabajando en mi cabeza. Aunque hace casi un mes que terminé el último comic que he hecho, este encargo de Panini del que he hablado aquí mismo, llevamos unas semanas haciendole ajustes y añadidos de última hora, y me ha costado centrarme otra vez.

Estoy ahora  con un par de encargos particulares que me llevarán un par de semanas más, pero a la vez he empezado ya con las cosas que vengo planeando, y de las que tambien he hablado en algunos posts anteriores, pero vamos a refrescar un poco la información.

Despues del traslado de ciudad, del comic del que os he hablado, y de orgamizarme la vida aquí, ya puedo ponerme con tranquilidad a los temas que quiero empezar a hacer de ahora en adelante. Tengo la opción de continuar tanto Los Mundos de Valken como Krysalis, y en ambos casos me importa ahora mismo más el cómo que el qué. Cada uno va a un nicho de público, y quiero hacer un buen trabajo en cada dirección. Krysalis quiere crear nuevos lectores entre el público infantil-juvenil, y Valken va a mi fan de siempre, y a aquellos que quieran leer ci-fi ligera, con ecos de comics y películas de otro tiempo. Aparte, está Kung Fu Monkey, que voy a cerrar el arco actual del webcomic y darle un tiempo de descanso antes de decidir que haré con él y cuando.

Estos dos comics seguirán siendo gestionados por las respectivas editoriales con las que nacieron, Grafito en el caso de Valken, y Letrablanka en el de Krysalis. Aparte, tengo pensado hacer un par de cosas por mi cuenta, como para mí, aunque en realidad todos los comics los hago como me gusta a mí leerlos, en los dos primeros hablamos de productos hechos para encajar en dos editoriales que tienen una política concreta de contenidos, y estos otros que voy a ir subiendo a mi Patreon son cosas que quiero hacer sobre todo para divertirme yo, porque así podré mantener un equilibrio y no me agobiaré tanto como me ha ocurrido varias veces en el pasado.

Parte del agobio me venía sobre todo de que , desde que empecé en esto a mediados de los 90, fuí viendo cómo el mercado del comic de aquí se estaba apagando y quedandose  en una sombra de lo que había llegado a ser en los 70 y 80. Justo la época de los comics con los que me crié, y a los que me quería dedicar algun dia, por lo que ver cómo la industria se iba yendo gradualmente más y más a la mera reedición y dejaba la producción propia para cosas alejadas del mercado comercial me producía una frustración que iba a más y más con los años. Y peor aún si me obsesionaba con crear productos que fueran muy comerciales y que ayudaran a recuperar la menguante base de lectores ocasionales, y que logicamente requerían una inversión a largo plazo que hoy dia nadie se atreve a hacer.

Hoy el mercado está mucho más reducido y fragmentado en chorrocientos nichos distintos de lectores, así que por mi parte, voy a trabajar en crearme y mantener el mío, y si, por casualidad sonara la flauta y diera con un éxito comercial, será bienvenido. Se acabó tragar bilis y frustración por las cosas que no puedo cambiar, sobre todo cuando ellas mismas no se dejan cambiar ni a tiros. Voy a tratar de mirar más a lo lejos.

2 comentarios:

ИMLSS dijo...

Tengo muchas ganas de leer más de Valken. El primero me dejó con muchas ganas de más, pero en el buen sentido. Podría terminar todo ahí y estaría contento, porque es una historia que termina ahí, pero al mismo tiempo parece un primer paso hacia algo muy grande y, sobre todo, unos personajes enormes.

¡Krysalis todavía está pendiente!

Nachomon dijo...

Pues si acabas haciendote con Krysalis, ya me dirás que te parece. tengo pendiente un repaso a ese comic como el que lee stoy pegando ahora mismo a valken, sobre todo, para ver qué puede funcionar mejor.