lunes, 10 de diciembre de 2018

The End 1: El fin de lo Objetivo

Se puede percibir en casi cualquier conversación. Sobre todo en redes, aunque en general, es un factor larvado en todos nosotros, ya no como sociedad, sino practicamente como especie. Hemos perdido la capacidad de contextualizar las cosas en un marco que vaya más allá de nosotros mismos y nuestras circunstancias. Se vió el otro dia con lo del humorista que se sonaba los mocos con una bandera para ironizar con el hecho de que un pais como el nuestro se deje pisotear y no se una contra la injusticia, porque está totalmente fragmentado peleandose unos colectivos con otros, por cuestiones tan subjetivas como lo que para uno representa un cacho de tela. Y esa misma subjetividad exacerbada le ha costado críticas feroces, amenazas y una denuncia.

De la misma forma, alguien que ironice sobre las cuestiones de género o con el conflicto independentista, estará jugando con fuego y se expondrá a una lluvia de mierda, sencillamente, por lo mismo que el otro individuo, porque estamos en un momento en que la ironía no se ve, solo el gesto, el detalle, el dedo con el que estás señalando la luna como en el dicho. Ahora te expones a que te corten el dedo. Los individuos reaccionan desde su propia subjetividad, algo que es previsible y lógico. Si yo soy libre para hacer un comentario , otro es libre de ofenderse con él. Pero cuando esa subjetividad se quiere imponer a la otra, ya estamos hablando de actitudes reaccionarias. Y si ya nos ponemos a legislar en base a subjetividades, la ley se convierte en un Saloon del Oeste.

Esa cerrazón por centrarse en lo que a uno le molesta o lo que cree, cada vez nos está más impidiendo ver la foto completa, el drama del que formamos parte. la realidad objetiva, que está conformada por todos nosotros, por todo lo que pasa y todo lo que hacemos, lo que sabemos y lo que no. Pero ante la guerra de las realidades de cada uno, lo objetivo cada vez parece cotizar menos en favor de lo subjetivo.

Estamos viviendo en esta sociedad occidental en decadencia, el Abandono de la Perspicacia y la Tiranía de la Suspicacia. Convendría que dedicaramos un rato a pensar en a quíen puede beneficiar una situación así. Al progreso no. En absoluto.



1 comentario:

Natsume dijo...

La gente ha perdido la capacidad de la tolerancia, y no hablo de la tolerancia en plan respetar las ideas de los demas y tal, hablo de tolerar y ser capaz de vivir en un entorno lleno de cosas que no te gustan o te molestan, la gente ya no sabe aceptar esas cosas y aprender a pasar de ellas, ahora se lleva el ofenderse e intentar que todo lo que "me molesta" desaparezca, sea ilegal o lo que toque.

Hace muchos años, cuando tendria 16 o 17 y era muy extremista en mi manera de pensar, muy en plan "superior moralmente" que reforzado con mi falta de madurez pues basicamente era "si no me gusta no deberia existir, por que mi vision es la correcta", llegando a decir burradas como la que se oyo hace poco en plan "si eres buena persona no puedes ser de derechas", bueno pues en aquella epoca por internet no se como di con unos comics americanos traducidos religiosos, o mas bien que se repartian en iglesias y demas, comics contra la homosexualidad, contra el aborto, contra el ateismo, unos comics que presentaban a unos niños donde uno hacia algun comentario sobre, por ejemplo, los homos, y el niño "iluminado" con caras de asco brutales y detalladas hablaba mal de ello, lo pecaminoso que era y como ofendia a dios, en aquel momento me ofendi mucho, pense que algo asi deberia estar prohibido, que esa persona que lo dibujo deberia hasta ser castigada por dibujar algo asi, y pase varios dias de mala leche, creo que hasta intente averiguar quien lo habia dibujado sin exito, años depues esos comics me siguen produciendo la misma repulsa, pero he aprendido que tanto el autor tiene el derecho a expresar sus ideas como yo de no estar de acuerdo con ellas, pero que NADIE me obliga a leerlo, NADIE me obliga a compartirlo y esta en mis opciones pasar, ovlidarme de que existe y leer cosas mas afines a mis gustos. Pero hoy dia tendrias a miles razonandote por que ese autor no deberia de poder, tiltandolo de delitos de odio, de homofobia, y diciendo que segun que ideas no deberian poder tolerarse, y aqui entramos en que no tienen capacidad de tolerar nada, por que ahi puedo entender su justificacion, pero al final se reducen en "todo lo que me molesta no deberia existir" y hoy es un comic religioso homofobico, mañana sera mi opinion contraria a la tuya, pasado sera cualquier cosa que te haga torcer el morro por que ya ni hara falta justificarlo, ¿me molesta?, no lo hagas o a la carcel.

Y lo peor es que nuestro sector esta plagado de gente asi, adultos inmaduros, Snowflakes como los llaman en america, piel fina que se llaman aqui, que tienen tolerancia cero a cualquier cosa que no les guste, un chiste, una opinion, un comentario, como caiga en sus oidos y no les guste te la montan, ellos no tienen por que soportarte, pero tu si que tienes que siportar que por no ofender tengas que callar y tragar con todo.

Nos vamos a la mierda, por fortuna empiezan a salir cabezas visibles que llevan la contraria y poco a poco se llegara a un punto medio, pero lo que nos queda por aguantar...