domingo, 7 de enero de 2018

Y Jupiter nos devolvió la mirada

Las cosas del espacio sideral me vuelven loco. Desde que era crio.

Puede ser por haberme flipado desde los 5 años con las pelis de Starwars o Space 1999, o sencillamente, por lo espectacular que resulta cuando te pones a mirar, lo inmenso que es todo, y las maravillas de nuestro propio sistema solar, que es, realmente, muchisimo mas grande de lo que nos hemos llegado a creer. Los planetas gigantes del sistema exterior me fascinan, por su tamaño, y por lo lejos de narices que están del sol y los planetas interiores. A veces tengo sueños en que me acerco a planetas gigantes en la oscuridad, así, a pelo. Los observo, y de alguna manera, ellos me perciben, y me observan a mí. No llegan a ser pesadillas, pero por poco.

El caso es que, esta semana me he encontrado con las fotos que está hacindo la sonda Juno de la NASA, la última nave que hemos enviado por allá, que lleva desde el año pasado dando vueltas a Júpìter, el mayor de los planetas del sistema solar, un gigante de gas que impresiona ya solo por su tamaño. Ahora sabemos que tambien es el más antiguo, que se acabó de formar antes que el mismo sol, entre eso, la famosa mancha roja, que es una supertormenta devastadora que lleva girando hace siglos, y donde cabe enterita la tierra, y queda sitio para meter a venus y marte a hacernos un trio, sus inmensos campos magneticos, su potentisima emision de radiacion, que genera estatica en la radio aquí en la tierra, y su inmenso sistema propio de lunas y asteroides, el cabrón impone. Con razón sus imágenes en la peli de 2001 con ese coro de voces de fondo me eriza el pelo de la nuca.

De la gran cantidad de fotos que la sonda hace cada vez que pasa por delante del gigante, cada 53 dias mas o menos, se han realizado uas composiciones muy chulas, que incluso se pueden ver en secuencia animada recreando el paso de la sonda, y de verdad, corta la respiracion, por lo bonitas y por lo inmenso que se ve el amigo.

Y entonces te encuentras con esta curiosa toma en que dos tormentas paralelas y una mancha forman una cara, una cara que hasta da un poco de mal rollo...

Y de repente me acuerdo de mis sueños, y me da por pensar que es la mirada de algo inmenso, frio, implacable... joder, que estamos hablando de una cara de ido que es COMO 20 VECES MAS GRANDE QUE TODO NUESTRO PUTO PLANETA. ¿Os imaginais este jetón ocupando todo nuestro cielo nocturno de lado a lado? ¿Donde está vuestro dios ahora, dudes? Recuerda incluso a aquel planeta que era puro mal concentrado en el 5º Elemento.

 En momentos como estos entiendo a Lovecraft y toda la mierda que tenía en el cabezo sobre ancestrales dioses cósmicos  que nos observan como a insignificantes insectos... Si alguna vez os habiais preguntado que pensaba este chicarrón, creo que alguien ha dado con ello...


Yo, por mi parte, espero no encontrarme a partir de ahora con este jeto en mis pesadillas...

6 comentarios:

Hermes Cruz dijo...

¡Brutal!
La verdad es que yo también he tenido esa clase de sueños y la verdad es que a mi si me llegan a dar un poco de ansiedad.
Y el careto de Júpiter, eso sí que da verdadero miedo 😨

katakraos dijo...

Y sin olvidarnos de una cosa, comparados con cosas que hay por ahí fuera, hasta el sol es una motita de polvo calentito.

Fernando Andrés dijo...

Por lo que se, Júpiter podría ser una estrella "fracasada", de ahí las dimensiones titánicas, y las imagenes que siempre he visto me inspiran sentimientos que van de la mayor belleza al mas absoluto terror cósmico (pienso lo que tú de Lovecraft). En ocasiones veo a Júpiter como un enorme ojo en la noche que observa todo con intenciones que ni entiendo ni deseo hacerlo...y ahora encima las fotos de la cara...como vino a decir el bueno de Howard, ojalá nuestro velo de cordura e ignorancia sea suficientemente opaco (aunque tenga el grosor de un papel de fumar)

Lola dijo...

Me ha encantado tu entrada y las fotos son impresionantes. Con intriga y un poco de canguele me pondré a leer sobre el asunto, gracias, creo... ;)

Artífice dijo...

En los mitos de Cthulhu existe un dios exterior llamado Ghroth que es exactamente igual. Y en Marvel tenemos a Ego.

Charlie Gurrupurru dijo...

Guau :O