domingo, 7 de enero de 2018

Mis mejores deseos.


Este post en realidad habría sido más adecuado subirlo el dia 1, pero llevo unas semanas de aúpa, así que bueno, cuando he tenido un rato, que ya está bien, y además, durante la primera semana, aún se puede felicitar el año sin quedar rancio  ¿no? pues eso.


Los años precedentes parece que hayan ido en una lenta pero constante progresión  de enmarronamiento para todos en mayor o menor medida. Este no puede empezar mejor. Un ambiente general de mala leche concentrada, una sociedad a punto de sufrir nuevos abusos hacia los trabajadores (en francia están a punto de descubrir de que nos quejábamos los españoles) Unas cenas navideñas que este año habrán alcanzado el Defcon 1 del cuñadeo con el tema de cataluña y el "y tú mas" que denota que en este pais, todo dios va a defender sus colores, sin que parezca que se hayan parado a pensar que la verdadera guerra no es de hinchadas, sino de clases, y la estamos perdiendo porque llevamos años peleados por cuestiones de matiz.

Y es que esa es otra de las tragedias de nuestra sociedad actual. Ante la constatación de que vivimos en un orden de cosas totalmente desequilibrado, la postura de muchas personas es escudarse en sus propias posturas idelógicas, sean las que sean, y en el "todo el mundo es gilipollas menos yo" Una muy mala política si queremos que la gente se una a cualquier causa y coopere. Hoy dia todo el mundo se ofende por todo. me pregunto si es algo que ha ido a más o es que siempre hemos sido todos así, y con las redes esto se ha hecho más notorio y visible.

La verdad es que ponerse de acuerdo parece hoy dia mas complicado que nunca. Es paradojico, pero en las redes podemos apreciar cómo es imposible que haya consenso, hasta sobre una puñetera película. Y es que además, el posicionamiento al respecto ahora mismo se ha vuelto enconadísimo y polarizado como pocos. Si fuera malpensado o conspiranoico diría que nos han puesto en las manos la herramienta de división definitiva. No necesitan ni segregarnos, ya lo hacemos nosotros, creandonos burbujas seguras donde todo el mundo nos de la razón.

Pero probablemente, como suele pasar, la realidad sea aún más cutre, y no haya nadie al volante. Simplemente, todo esto está pasando por la misma inercia y la concatenacion de acontecimientos que nos han llevado hasta el momento de ahora, 7 de Enero, cientos de miles de años despues de empezar a convertirnos en algo más que otro primate. Con todo el potencial que tenemos da rabia, sí, mucha rabia, que nos tengan así. Episodios como el del video de las Hipotecas da buena muestra de que estamos en manos de gente incapaz de empatizar, que se favorecen entre sí por el puto interés, y que tienen los huevazos de aparecer borrachos o drogaos en los medios porque se ven por encima de los que, simplemente, nos levantamos cada dia cuando aún no están puestas las calles, a dejarnos media vida en minijobs de mierda. Esa gente que constituye la clase que nos manda no están ahí porque haya ninguna conspiración, sino por la misma deriva que toma todo en ausencia de equilibrio: la ley del más cabrón.

Así que mucha fuerza, mucho ánimo, y sobre todo, apertura de la comunicación, porque nos hace mucha falta estar unidos, sobre todo cuando tenemos a los dos dirigentes mundiales más impresentables y más de chiste que se haya visto, midiendose el tamaño de sus pepinos... NUCELARES.

 Mis mejores deseos y que todo lo que empecemos llegue a alguna parte.

(si, lo admito, los dibujos han sido para reclamo XD)

2 comentarios:

Charlie Gurrupurru dijo...

Ojalá hubiera más gente razonable como tú… que tengas un buen 2018 y que saques adelante tus proyectos :)

PILAR MARTIN-FENIXFUTURA dijo...

No se hasta donde llegaremos...tienes toda la razón, la comunicación está desapareciendo y eso es el principio del fin en todo...