lunes, 18 de diciembre de 2017

Las Promesas que nos Hacemos

Antes de nada, quisiera disculparme.

Este fin de semana ha sido el Salón del Comic de Zaragoza. En la edición del año pasado, que fuí por primera vez, me impresionó tanto el ambiente tan familiar que se respira allí, tan distinto a los grandes eventos de Madrid y Barcelona, donde parecen haber olvidado para qué nació el tebeo hace tantos años, que mi propósito para este año era presentarme allí con un nuevo título, dirigido a lectores de todas las edades, teniendo muy en cuenta al lector infantil-juvenil. Y no he aparecido ni yo, ni el título.
El año pasado me llevé una grata sorpresa. Me encantó que tantas madres y padres vinieran a preguntarme por algun comic para sus niños, y a la vez me frustraba bastante no disponer de nada específico allí mismo. Quitando la serie El Chullo, escrita por Txani Rodriguez, todo lo que he venido produciendo en estos años ha sido siempre o demasiado gamberro, o demasiado denso para lectores jovencitos. Y me lo tomé como un desafío. Lanzar un producto ligero para un público a partir de 8-9 años. Practicamente la edad a la que yo empecé a leer tebeos, a la que te puedes aficionar de por vida.

Me he tirado todo este último año rumiando ideas, a ver qué podía hacer, combinando conceptos  rescatados de mi propia infancia, que me encantaban a mí de pequeño, y buscando un enfoque visual atractivo, que te entre por los ojos. Y finalmente he llegado a un acuerdo con un editor, en este caso, Tony Kudo de Letrablanka, para la edición y distribución. Es una apuesta importante, porque el objetivo es ir al mercado generalista, donde puedes crearte nuevos lectores. Me interesa mucho el lector ocasional, porque lo hemos ido perdiendo a medida que el mundillo se ha especializado más y más, y lo necesitamos para evitar que reviente la burbuja que hay creada. Actualmente los comics mas populares de siempre, superheroes  y manga, tienen un componente audiovisual más potente que nunca, y el mercado del comic en papel se ha ido quedando en segundo plano, incluso por detrás de los lanzamientos en videojuego. Ya no hay una base de lectores ,masiva como había antes, si exceptuamos el fenómeno del manganime, que es claramente endogámico. Podemos seguir ignorando esto, en nuestra soberbia, o podemos mover el culo.

El objetivo era tener el nuevo tebeo, el libro 1 de Krysalis, para este Salón de Zaragoza, pero debido a que empezamos ya justos de tiempo, con las fechas muy próximas, y a  la forma en que yo trabajo, que me pienso muchísimo cada guion que escribo ( el libro 1 de Valken lo reescribí como 3 veces, la última mientras lo estaba ya dibujando, y el libro 2 va por el mismo camino) he acabado tardando más de lo que hubiera querido en avanzar, y a dia de hoy tengo un 50% del comic hecho, cuando ya debería estar terminado y publicado.

Aunque soy muy de autoflagelarme yo mismo, quiero centrarme en lo positivo. Este comic quiere ser una lectura para varias edades, que resulte sobre todo divertida y visualmente chula. Me he impuesto una tarea complicada, porque quiero atraer a pequeños lectores de ambos sexos con unos personajes que rompan los roles de género y una trama con mensaje pero fluida y entretenida. Y que tenga tambien otra lectura para lectores mas mayores, que sea, en definitiva, uno de esos tebeos que han pasado de padres a hijos, como los que siempre se han hecho, en la onda de Asterix, Pitufos, Superlopez, etc... Obviamente, querer abarcar tanto exige mucho control, y eso es lo que me ha hecho darle tantas vueltecitas al asunto. Por suerte las vueltecitas ya han acabado. La trama está resuelta, al menos sobre el papel.
Mi objetivo ahora es acabar de entregarlo todo a mediados del mes próximo, para que podamos lanzarlo entre Febrero y Marzo. Si acaso, antes ya empezaremos a dar más la brasa con el título y a hacer mucha campaña. En cualquier caso, me disculpo, y espero que cuando por fín salga, sea lo que todos estamos esperando, yo el primero, porque puede ser el comienzo de algo muy bueno.

2 comentarios:

Salvador dijo...

Mucho animo!
Espero de corazón que te salga bien. Hace mucha falta un comic que atraiga a nuevo público.
Como bien dices, el mundillo del comic se ha vuelto bastante cerrado y yo diría que hasta elitista, creando una burbuja con la que más de una vez el flipado a nivel de precios y material (a veces hasta me recuerda a la burbuja de los wargames, encabezada por Warhammer)

Me gusta mucho que quieras crear algo con varios nivele de profundidad, que podamos los adultos disfrutarlo igual que los niños.

Estaré pendiente de la publicación para pillarme mi ejemplar ^_^

Santiago Bobillo dijo...

Me encanta que el tebeo vaya dirigido a todos los públicos, tanto por las distintas profundidades que comentas como por ir plantando en los chavales las semillas del mundillo comiquero.

Un saludo y mucho ánimo, Nacho, que en un servidor ya tienes un comprador.