miércoles, 20 de diciembre de 2017

Dejando SW en Bolas


Este fin de semana pasado yo tambien cumplí el ritual de pasarme a ver la nueva película de Star Wars, y tengo que decir que es la primera vez que salí de ver una de estas sin estar muy seguro de lo que había visto. Con las anteriores lo tenía claro, me gustaban o no, incluso aquellas que a las 24 horas y tras darle un par de vueltecitas, acababa teniendo que asumir que no habían sido tan buenas, pero con esta, la mezcla ha sido tan rara que tardé en asimilar lo que había visto. De hecho, salimos todos del cine comentando, pero en voz baja. En cambio, en las redes durante los dos dias siguientes, el volumen era ensordecedor, y no había consenso posible. Unos diciendo que había sido una genialidad y otros diciendo que era una basura, la peor que se ha hecho.

Aquí vamos a parar un momento y voy a hacer una parte del artículo libre de spoilers y cuando vaya a empezar con datos especificos de la trama de la nueva pelicula, lo indicaré con la imagen de aviso correspondiente. Vale, seguimos sin spoilers.

Yo no creo que nos encontremos ante la peor película de la saga, ese honor sigue perteneciendo a cualquiera de las precuelas. Tampoco creo que se trate de la película más Disney de la saga, ese honor sigue perteneciendo a cualquiera de las precuelas. Tampoco creo que presenciemos las escenas más bochornosas de la saga, ese honor sigue perteneciendo a cualquiera de las precuelas. Tampoco creo que sea la película con tramas más innecesarias y gratuitas, ese honor sigue perteneciendo a... ¿en serio hace falta que siga?

Creo que lo que hemos visto, es, sencillamente, un intento de deconstruccion del universo y del concepto mismo de Star Wars, como si la idea fuera redefinir qué es lo que hace a esta saga única, y de paso, darle un meneo a los roles clásicos de la misma. ¿se ha logrado? Psssi, en parte, y claro, una cosa tan profunda no se puede hacer solo en parte, no te puedes quedar a medias, pero eso es lo que nos han servido. Una película que seguramente iba a ser muy distinta, y que han querido convertir en otra sobre la marcha. Algo que viene pasando mucho en el cine actual. Seguramente debido a que el cambio de director tambien ha traido consigo una ruptura en la visión del producto.

Por la parte buena, sin duda hemos visto la película más feminista de toda la saga, con mujeres que no hace falta proteger o salvar. Salen a luchar y se sacrifican cuando hace falta, y tambien saben cuando no es momento de "salir a disparar a cosas" y hay que pensar de otra forma. Ellas han de protagonizar la renovación de la Alianza Rebelde y de la misma sociedad bajo un nuevo prisma. Es un propósito ambicioso. Veremos en que se queda en la siguiente película, porque tengo la sensacion de que los directores JJ Abrams y Rian Johnson tienen ideas muy distintas sobre esta nueva trilogía.

Tambien me gusta ver la evolución, en general, de todos los personajes. Rey y Kylo Ren son las dos piedras angulares de esta nueva trilogía. Rey personifica a la heroína de esta nueva generación, aunque desde la película anterior parece encerrar muchos interrogantes sobre su origen y naturaleza. Interrogantes que han querido despejar en esta pelicula con un zasca de cuidado que no resuelve sin embargo el porqué de sus premoniciones ni de sus habilidades Jedi innatas que siguen sin una explicación. Kylo Ren es interesante por cuanto arranca siendo el niñato con poderes que se empeñaron en convertir a Anakin en las precuelas, pero donde aquel no tenía razón de ser así, este sí la tiene, y se mueve todo el rato por una franja muy ámplia, que no deja muy claro cuanto de luz y cuanto de lado oscuro hay en él a cada momento. Poe Dameron, que en la anterior era casi un recurso de guión, es mucho mas interesante en esta, encarnando muy bien el arquetipo de héroe algo machoman y fanfarrón que quiere cargar con todo y cómo va comprendiendo por las malas que la situación requiere otro enfoque. Finn sigue siendo un cobarde, con arranques de heroismo, pero parece que empieza a encontrar el término medio. Leia exhibe unas dotes de liderazgo que  van más allá de ponerse a dar órdenes, y el general Hux, que en la primera era mostrado tan solo como un irritante pavo real, aqui es usado a ratos como bufón, como para ponerle en su sitio, y a ratos, vemos un aspecto más dramático, su odio profundo hacia Kylo Ren, un tipo al que no respeta, pero al que teme, igual que ve la Primera Orden como un ejemplo de rectitud militar donde no deberían tener cabida las intrigas de Jedis y lords oscuros. Ve todo eso como un vestigio del pasado que condenó al antiguo Imperio.

En cuanto al gran acontecimiento de esta película, anticipado desde la anterior, Luke Skywalker, protagoniza un comprensible paso de testigo a la nueva generación, de foma parecida a Han en la otra. Se permiten con él varios guiños nostálgicos de gran calado, se personifica como parte de ese pasado al que la saga lleva demasiados años aferrandose. Él no quiere ser ese héroe mitificado que todos creen, y nos da unos cuantos momentos de cínico humor muy propio de este actor. Así todo, su paso por esta nueva trilogía deja algunos interrogantes que esperemos que puedan resolverse en la tercera película. Del resto de personajes prefiero no hablar antes de empezar con los Spoilers, pero puedo anticipar que hay unos cuantos que parecen haber sido metidos con calzador, cuya presencia en la película apenas hace avanzar la trama, y que hay una trama completa que se podría haber suprimido sin la cual la narracion se habría concentrado en la principal para forzarla a avanzar hasta el tercer acto, que cuando llega, es ya muy al final de la película. Precisamente uno de los personajes nuevos protagoniza un momento decisivo en la resolución del segundo acto, que cuando llega hace enmudecer la sala de cine. Tanto, como la propia escena, de un impacto brutal, que se produce en un completo silencio que te corta la respiración.

Y aquí es donde voy a empezar a hablar de lo que flojea en este Episodio VIII.

En su empeño por marcarse un zasca dirigido al típico fan de redes sociales, que siempre quiere ir 5 pasos por delante de ellos, se han cargado de un plumazo varias de las tramas abiertas desde la pelicula anterior, o las han resuelto de una forma claramente anticlimática. El objetivo de soltar lastre es comprensible. Al fin y al cabo esta saga lleva más de 30 años viviendo del legado de las 3 peliculas clásicas estrenadas entre 1977 y 1983. Practicamente todo lo que se ha hecho a posteriori gira de un modo u otro en torno a ellas, desde las pelis de los Ewoks hasta la última de Rogue One, incluso los episodios 1, 2 y 3, que en vez de constituir una historia independiente, fueron planteados como precuelas, y eso los convierte en un spin off más que en la trilogía destinada a abrir la supuesta saga.
Precisamente, la generacion que creció con las precuelas (y que suele ser quien mas acostumbra a defenderlas) y que constituyen la masa crítica que estos dias ruge en internet, son los que más se están llevando las manos a la cabeza con la actual trilogía por cuanto está destrozando el Star Wars con el que se fliparon de crios. (Bueno, bueno, amigos Millenials, ahora sabeis lo que se siente) Tambien hay mucho fan veterano que se queja de que esta nueva saga ha ignorado o se ha saltado muchas cosas, y en eso puedo darles parte de razón. En el largo periodo tras el Retorno del Jedi y antes de las Ediciones Especiales y la primera de las Precuelas (fueron casi 15 años sin Star Wars, algo impensable hoy dia) en el que apenas hubo productos o merchandising, aparecieron unas cuantas novelas, series de comics,  juegos de rol y videojuegos, todos revisados y aprobados por Lucasfilm, que constituyeron lo que se vino en llamar el Universo Expandido. Hubo una trilogía de novelas del autor Timothy Zahn, La Nueva República, que ocurría pocos años despues del Retorno del Jedi, y explicaba cómo se había constituido de nuevo la República Galáctica, cómo seguia habiendo una potente flota imperial que se negaba a entregarse y cómo Luke establecía una nueva orden Jedi.

Para todos los que formamos esa primera generación de fans de StarWars, y que nos tiramos a pan y agua durante 15 años, aquellas novelas fueron siempre Cánon, pero Lucasfilm ya demostró con las precuelas que el cánon lo establecen ellos con cada nueva película y que aunque aprueben un producto para hacerlo oficial, a la hora de la verdad eso no significa nada. Viene a ser como las bases de un concurso, que el jurado se reserva poder modificar en cualquier momento. Algunos detalles sí que los han incorporado a las series que se pueden considerar oficiales, como el Almirante Thrawn, que pasa a formar parte del cast de Star Wars Rebels. A dia de hoy todo ese material producido durante los 80 y 90 lo han metido en un sello llamado Legends, para que aunque no valgan, valgan.  La pela es la pela.
En resumidas cuentas. Esta nueva trilogía empieza con un necesario salto en el tiempo, décadas tras la Batalla de Endor, pero a diferencia de las novelas mencionadas, los detalles sobre lo que pasó despues son practicamente omitidos. Por alguna extraña razón la Nueva República son simplemente 5 planetas que revientan de un disparo de esa Primera Orden que ha sucedido al Imperio y sobre la que, ironicamente, se ofrece más informacion de nuevo en el Universo Expandido que en las propias películas. Ni una mención a cómo se formó esta nueva flota, de donde proceden sus nuevos líderes, ni cuando surge la resistencia. Todo se resuelve con cuatro líneas de diálogo y cuatro explosiones.

La trilogía clásica tambien se caracterizaba por su minimalismo argumental, pero la primera película no terminaba con tantos cabos sin atar, a diferencia de la primera de estas nuevas. Da la sensacion de que Johnson o Disney no estaban de acuerdo con tanto cabo suelto, marca de la casa de JJ Abrams, y en esta segunda película han hecho un barrido que se ha pasado de frenada y ha dejado a más de uno con el culo torcido. Sobre todo los más jóvenes. En cuanto al eterno debate sobre si estas películas siempre han sido parta crios y no hay que verlas como otra cosa... cuando yo era crio tampoco era idiota, si me la colaban me daba cuenta. Y el cine que inaguraron Lucas y Spielberg se movió muchos años en una tierra de nadie, entre el cine familiar y el de adolescentes, mientras Disney se tiraba los 70 y 80 dando tumbos tratando de recuperar esa ámplia franja de público. Ahora las tornas han cambiado, por lo visto.

Por mi parte, si de renovar el concepto se trataba, una propuesta interesante que yo había contemplado hace años era que se viera el conflicto desde los dos puntos de vista. Por esto mismo pensé que era tan interesante y atractiva la eleccion de casting de personajes de ambos bandos en su dia, y porque creí que esta nueva trilogía nos mostraría cómo iba surgiendo la Primera Orden y cómo iban chocando las personalidades de Leia y Hux, por ejemplo, con el intercambio de puntos de vista sobre qué era lo mejor para la galaxia, fuera del maníqueo debate sobre el bien y el mal.

vale, y ahora vamos a la parte del SPOILER

Aunque se dice que esta película está muy basada en El Imperio Contraataca, en la medida que la anterior parecía basada en Una Nueva Esperanza, lo cierto es que, a diferencia de esta, donde las referencias se hacían como claros homenajes, aquí se usan para jugar al despiste contínuo. El arranque con las naves huyendo de la base rebelde recuerda, en efecto, a la forma en que tienen que abandonar Hoth  cuando las tropas imperiales llegan con sus Walkers, pero a partir de ahí todo son juegos de espejos para despistar. Esa primera escena que permite lucirse a Poe Dameron, para que tengamos claro el rol que personifica y cómo es rol se va a ver puesto en entredicho, nos trae tambien un par de escenas muy llamativas. La primera es un intercambio de comunicaciones entre Poe y Hux, en el que de pronto el humor a lo Seth Mc Farlane invade una peli de Star Wars, o el de Martes y Trece, al menos para mí. Cuando vi esta escena, no pude evitar acordarme del inmortal sketch de las empanadillas. Poe le trollea a un Hux que ya para el resto de la película nos va a costar tomarnos en serio. No sé, a mí me moló. Es una bobada que funciona.
En esa misma escena tiene lugar el sacrificio de una de las hermanas Tico, Paige y Rose. Una pareja que habría sido muy interesante desarrollar adecuadamente, a lo mejor en vez del arco argumental que luego protagoniza la "hermana torpe". A lo mejor haber ido a salvar a la "hermana que molaba" habría sido un buen mensaje. En cualquier caso, su sacrificio para lograr destruir la nave que hostiga a la flota rebelde rompe un tópico heteronormativo, aunque viendolo en perspectiva, es un ensayo de otras situación muy similar que acabará protagonizando otra de las mujeres de esta cinta.

Esta otra mujer, la Almirante Holdo, un personaje bastante inesperado que habría sido tambien muy inteligente haber desarrollado desde la película anterior, no dura lo suficiente en pantalla para desplegar todo el carisma que sin duda habría sido capaz. Potencial tenía, sin duda, y su sacrificio estampandose a hipervelocidad contra la nave principal enemiga en la que ya describí como la escena más impactante de toda la película, por lo rápida y lo espectacular, en completo silencio, un visto y no visto que corta la respiración, de una belleza siniestra, habría tenido más intensidad dramática. Me habría emocionado más su muerte, y en cambio, me dejó algo frio, como un "hola y adios". Más o menos como me pasó con Paige. No se puede incorporar un personaje que ha de ser importante, y que piensas matar en la misma película sin darle algo de trasfondo.
En cuanto a otra muerte que me dejó bastante frio, la de Snoke. Desde la película anterior se le mostraba como la némesis a batir. Empieza bien la película, mostrandose cruel, resabiado, con un nivel de poder apabullante... el Lord Oscuro que cabría esperar, aunque se guardase obviamente muchos secretos y respuestas. Que en los primeros 15 min de película pone en su sitio al engreído de Hux, humillandole ante su propia tripulación, y a Kylo Ren practicamente lo llama friki y fanboy, diciendole que se quite el casco, que parece gilipollas. Luego hay una escena, que, siguiendo con el juego de despistes, imita a otra mítica de El Retorno del Jedi, con la llegada de Rey y Ren a su sala del trono, una cosa como muy de Gaultier en el 5o Elemento, todo muy hortera. A partir de ahí, empieza la imitación: Rey  le dice a Ren que presiente su lucha interna, Snoke les dice que todo se ha desarrollado segun sus planes, le enseña como están cepillandose a lo que queda de la flota rebelde... joder, si solo falta que se ponga a lanzarle rayitos... ah no espera, que tambien. Y en medio de su regodeo, este ser tan poderoso... no es capaz de ver que Kylo Ren se la va a jugar. Y muere Snoke. Sin más. ¿De donde había salido? ¿Que relacion pudo tener con los Jedi o con la creación de la Primera Orden? Pues parece que ahora nos tiene que importar un rábano, porque "hay que acabar con lo viejo" "hay que matar al padre", "esto no va a acabar como esperas",  y demás consignas de esta película. Y las consignas por si solas no son nada.

El personaje que sí me gusta más como se ha desarrollado desde la anterior es Ren. Buscando su lugar entre la luz y la oscuridad, manifestando una atracción por Rey que parece ir más allá de lo referente a la Fuerza, y que podemos apreciar que es mútuo. Hay química entre estos dos, desde luego. Mucha más que la que pudo haber entre Anakin y Padme en las precuelas, que manda huevos tambien... Y ahora erigido en Lider Supremo, algo que puede dar mucho juego de cara a la siguiente película. Mucho se le ha comparado con Vader o con el Anakin de las precuelas, pero como ya he dicho, este personaje se concibió para que fuera un capullo que poco a poco va espabilando. En cambio Anakin, que se pretendía que fuera una cosa super dramática e intensa, acaba resultando un capullo sin proponerselo, y ese es su gran fallo, Kylo Ren puede permitirse ser un capullo, Darth Vader JAMÁS.
Otros dos que no tienen quimica ni aunque la busquen en la tabla periódica son Finn y Rose. Como ya he dicho antes, la historia de Rose y su hermana se debía haber tratado de otra forma, pero en cualquier caso meter a Finn y a Rose en una trama que se cae por su peso de puro forzada es un patinazo importante de esta película. Su viaje a un planeta-casino a buscar a un descifrador de claves que les ayude a infriltrarse en el megadestructor de Snoke para desactivar su sistema de seguimiento mientras se está producuiendo la persecucuón de la flota rebelde, es un estirar el chicle que exige un cierto esfuerzo extra de credibilidad, aparte que toda la ambientación de ese tramo hace tufo a las precuelas que no veas. El casino es una cosa tan estereotipada, tan cliché, que me extrañó que no hubieran metido a un alien con tupé cantando a lo Elvis. El personaje del descifrador es una excusa para meter a Benicio del Toro haciendo el Benicio del Toro, y la parte que quiere ser una denuncia sobre la amoralidad de los ricos y el mercado de venta de armas luce tan pueril que no compensa tanta caspa. Me dolería pensar que a estos dos los han puesto juntos y hasta les han apañado un amago de romance por cumplir unas cuotas, porque ni lo de Lando Calrissian olió tanto a eso. Y el personaje de Rose es demasiado interesante para que le hagan esto. Espero verlos más integrados en la próxima, que el grupito que hacen con Poe y BB8 da demasiado juego para lo que se ha mostrado.
Mención aparte para la escena en que Leia es lanzada al espacio por una explosion en pleno ataque enemigo. Todos creímos que este era el adios al personaje, viendola alejarse por el espacio, inerte y congelada, pero, en otro de los Zascas que se quiso marcar el director, la vemos usar la fuerza para volver flotando a la nave. La que debería haber sido una impactante escena llena de fuerza, sin embargo no acaba de funcionar. Supongo que fué porque todo el mundo asumió que al haber muerto Carrie Fisher, esa podía ser la escena en que nos despedíamos de ella. Lejos de conseguir el efecto deseado, la imagen del "vuelo" de Leia ha sido objeto de mofa , amen de cabrear más aún a los que estaban ya dispuestos a despellejar esta película.

Tambien tenemos a la Capìtana Phasma, que parece que la hubieran querido convertir en el Boba Fett de esta trilogía, un personaje con look molón que apenas sale 5 min por film, a lucirse y soltar 4 frases. La diferencia es que a Boba Fett no nos lo vendieron como un papel de peso. De hecho en la promoción del Imperio Contrataca casi ni aparece, y en cambio, cuando se anunció que Gwendoline Christie aparecía en la trilogía todos esperamos algo la altura de su intensidad en Juego de Tronos.  cada vez que aparece me sabe a poco, e intuyo que su tema pendiente con Finn no ha terminado, pero, en general, la veo un personaje con potencial, bastante desaprovechada.
Como he dicho antes, el tercer acto de esta película se hace esperar, y es porque el segundo es rarísimo, largo de narices, estirado de una forma muy forzada, al poner a la flota rebelde en una persecución  que no acaba de resolverse, mientras la trama de Rose y Finn se presenta como la forma de resolver este acto. Se supone que las naves no pueden volver a saltar al hipersepacio porque la nave de Snoke los puede rastrear incluso a la velocidad de la Luz y además ya van cortas de combustible /(sea el que sea, que nunca se nos ha explicado) así que la perecución se desarrolla en el espacio real. De alguna manera, a esta velocidad, las naves enemigas no consiguen alcanzarlas, pero por muy poco. No sé, una cosa un poco absurda y muy porquesí que en nada recuerda a las persecuciones durante El Imperio Contraataca de la flota imperial al Halcón Milenario. Aqui no hay forma de despistarlas, ni donde ocultarse, y la cosa se alarga y se alarga, con motín de Poe incluido, hasta que, un poco a lo Jibiri, Leia ordena evacuar la última nave en direccion a un planeta que ¡oh sorpresa! ella sabía que estaba por ahí, pero se lo había guardado hasta el momento oportuno. Un antiguo escondite de la Alianza Rebelde donde hacerse fuertes a esperar una hipotética ayuda. Para cubrir la huida de las naves de desembarco, que Snoke manda derribar en plena huida, es cuando vemos ese sacrificio de Holdo lanzando su nave a hipervelocidad contra la de Snoke. Si todo esto hubiera llegado algo antes, imagino que a Johnson no le habría cuadrado la extraña estructura de guión que tenía montada. El problema es precisamente que esa estructura de guión es, efectivamente, rara y algo anticlimática. Dicen que mejora en un segundo visionado, pero no creo que vuelva a ver la película en un futuro cercano, porque realmente, es curioso, pero no dan muchas ganas de volver a verla una vez ha terminado. Es como un polvorón que te ha costado tragar, sabroso y con matices y texturas, pero que pasa con dificultad sin un buen trago. La trilogía original nunca tuvo ese problema. Todas entraban a la primera y querias volver a verlas al dia siguiente, y las precuelas... bueno, esas al dia siguiente ya te sentías culpable de haber ido a verlas.
Y allí tiene lugar el tercer acto, en un planeta que "OJO, NO ES HOTH PORQUE ESO NO ES NIEVE, ES SAL", a donde el recién autonombrado Lider Supremo Kylo Ren manda sus walkers a hacer una bonita estampa con mucha carga de nostalgia. A partir de ahí lo que queda de la historia es un sálvese quien pueda a la vez que la oportunidad para Luke de lucirse y trollear a su ex-pupilo a base de bien. Lo de proyectarse psiquicamente a través de la galaxia es un poder que no se le había visto usar ni a los Jedis de las precuelas, y casi es un poco Dragonball, pero mas o menos se le admite cuando vemos que además el esfuerzo ha agotado todas sus fuerzas y Luke se desvanece trascendiendo como Yoda y Obi-wan. Por cierto, la aparicion de Yoda para darle una colleja a su alumno es otro de los zascas de esta película, y es que aquí hay para todos. He llegado a pensar que desde el principio ha sido él quien ha llegado hasta Rey aprovechando su percepción de la Fuerza, para manipular sus pensamientos de forma parecida a cómo Snoke ha podido manipular a Kylo Ren, a fin de inducirle memorias que no son suyas sobre el planeta donde se encuentra Luke, o las nociones básicas para usar un sable de Luz. Son explicaciones muy peregrinas, lo sé, pero son mejores que el PORQUESÍ como una catedral que se marcan con Rey desde la primera película en cuanto a sus habilidades jedi por ciencia infusa.
En general, esta película es, como digo, un intento de rehacer el concepto mismo de Star Wars, en la creencia de que hasta ahora solo se podían hacer estas películas de una forma, una percepcion equivocada fruto de que, desde la trilogía original, todo lo que se ha venido haciendo ha sido mediocre o demasiado dependiente de los iconos de la saga. Cómo renovación, llega algo tarde, pero tambien en un momento raro, en medio de esta nueva trilogía, condicionando para la próxima que haya un nuevo salto en el tiempo para acomodar las expectativas creadas. Ya hubo saltos temporales en las trilogías anteriores, así que no va a ser la primera vez. La cuestion será si JJ Abrams está dispuesto a seguir el juego o ambos directores no están de acuerdo sobre la saga y por eso la primera y la segunda de estas nuevas pelis han salido de esta forma. Si fuera así, miedo me da la tercera, porque se va a exigir mucho a si misma. Pero vamos a ser positivos. En cualquier caso, estas películas no borran las que ya se hicieron. Y por lo que a mí respecta. siempre tendremos ahí 3 películas que son una delicia, que establecieron una saga y un universo, y que siguen resistiendo el paso del tiempo, la prueba es que llevan intentando repetirlas los últimos 20 años. veremos si esta trilogía cierra de la forma en que estas 3 nuevas películas tambien logren resistir el paso del tiempo y triunfen donde las precuelas fracasaron.

2 comentarios:

Gonfrask dijo...

Voy a compartir yo mis opiniones

http://laarmada.net/off-topic/star-wars-los-ultimos-jedai-(spoilers)/msg480410/#msg480410

Personalmente mi problema con la pelicula no es lo que cuenta, si no lo que NO cuenta. Ahora a leer comics, novelas, videojuegos, para estar al dia...ay...

P.D: La vi dos veces en 2 dias, y la verdad es que la segunda vez la disfrutas mas, como ya sabes a lo que vas es mas llevadero

ИMLSS dijo...

Me sorprende tu optimismo, la verdad. Yo, sinceramente, no le vi ni un solo punto positivo a esta película, desde el minuto 1 me decepcionó y fue todo cuesta abajo y sin frenos. Incluso las escenas que, si las ves sueltas, son buenas (como la lucha de Rey y Kylo contra los guardaespaldas o la nave suicida) no tienen ningún puto sentido cuando piensas en ellas. La primera porque los guardaespaldas ya no tienen ningún motivo para luchar, no tienen a quién defender y además Rey ahora se vuelve en una acróbata que ríete de Darth Maul. Y su entrenamiento fue cortar unas piedras con un sable… Y la del suicidio es ridículo porque no tiene sentido, podría haber puesto el piloto automático y no acabaría ella así, además de haberle contado sus planes a la tripulación para que no le monten un motín. Pero bueno, ahí se demuestra que el feminismo no funciona, lo cual es bueno 😎