sábado, 4 de junio de 2016

Pelis de Supers: El relevo del kiosco


Llevamos ya unos cuantos años de producciones continuadas basadas en superheroes. Hollywood sigue explotando el filón, definitivamente abierto cuando Disney adquirió Marvel y dió impulso a su marca propia cinematográfica. Desde entonces han tenido el tino de hacer ver sus producciones como "la Marvel buena, la que vale" y han aplicado las directrices necesarias para que esto parezca así: Diversión, espectacularidad y el adecuado equilibrio entre el respeto al espíritu de los comics, y actualizar personajes, conceptos, escenarios y lenguaje visual y narrativo. Lo que por ahora está logrando unir bastante a nostálgicos, fanáticos de los comics y el público masivo en su alabanza a la marca y sus logros audiovisuales.

Personalmente, considero que Disney ya firmó hace años mi película de supers preferida, cuando le produjo a Pixar la maravillosa Los Increibles. Antes de esto, la trayectoria de la casa del ratón Mickey había sido un largo peregrinar. En los años 70 y 80 estaban practicamente comiendose los mocos antes la perdida del público juvenil masivo en pos del nuevo cine de evasión que representaban las producciones de Lucas y Spielberg y toda su legión de imitadores, a algunos de los cuales llegaron a producir con sus propias compañías.  George Lucas, además de su saga Star Wars, producía a Jim Henson su Laberinto, o Spielberg otras maravillas como Gremlins o Regreso al Futuro. y juntos lanzaron la saga de Indiana Jones. El entretenimiento más salvaje para toda aquella generacion de crios. La mia. Y si nos íbamos al cine para espectadores más creciditos, Cameron lo petaba con Terminator o ALIENS, Verhoeven venía de la vieja Europa a hacer Robocop o Miller nos volvia todo locos con Mad Max, Y otros grandes hitos del cine de evasión mas puro de esa década fueron Los Cazafantasmas,  Loca Acadenia de Policia o Superdetective en Hollywood.



Definitivamente, Disney se habian quedado muy desfasados. Sin más activo que sus clásicos animados, se tiraron años dando palos de ciego e intentando cosas nuevas y locas a ver que pasaba, gracias a lo que surgieron películas como El Abismo Negro, TRON o El Dragón del Lago de Fuego, que fueron un fracaso en su dia, y hoy son obras de culto.  A finales de los 80 llegó sangre nueva a la división de animación, y tras un par de intentos como Taron y el Caldero Mágico,  o Basil el Ratón Superdetective, la cosa despegó de nuevo con La Sirenita y El Rey León, lo que propició unos años 90 muy dulces para Disney, (hasta empalagosos) en los que exprimieron hasta la saciedad la fórmula de peliculita musical animada atiborrada de canciones y de personajes-cliché. para mí, esa fué la época en que entre eso, y la saturacion del mercado del comic de superheroes de los años 90, me pareció que aquello era la decadencia del modelo yanki, y me volqué en el Manganime (en el manganime de los 90, ojo, que estos tambien han ido decayendo mucho) No había color, donde Disney te plantaba una Pocahontas o un Jorobao de Notredame, Miyazaki te hacia un Porco Rosso o un Mononoke Hime que le daba mil patadas, o la película de AKIRA o las OVAS de Record of Lodoss War, o sencillamente la calidad de su animacion para televisión, a años luz de las mediocres series americanas.
Por eso no deja de tener gracia que hoy dia Disney haya ocupado el lugar que en su dia ocuparon sus principales competidores de antaño, porque practicamente, lo que ha acabado haciendo ha sido comprarlos. Tampoco hay que olvidar que lo ha hecho con los beneficios que le produjo esa sucesion de peliculas animadas musicales de los 90, buen invertidos después en financiar, y finalmente comprar tambien a PIXAR, sin duda los que les salvaron el culo a ellos y a toda la animación que les imitaba cuando volvían a decaer, imponiendo nuevas fórmulas, no solo a nivel tecnológico, sino tambien narrativo. (aunque muchas de sus imitadoras, empezando por la propia Disney, creyeran al principio que la clave era sustituir la animacion tradicional por los CGI y ya estaba todo hecho, hoy dia por suerte tambien se miran un poquito los guiones)
Por otra parte tambien resulta muy irónico ver a la poderosa Warner Bros, que en su dia era la única con opciones de hacer grandes superproducciones de superheroes, que para eso llevan décadas poseyendo los derechos de DC comics, y que desde la primera y fundamental Superman de Richard Donner, se han dedicado a hacer movimientos lentos, muy lentos y perezosos, sabedores de que practicamente no tenían competencia, que la rival Marvel no tenía poder para producir peliculas así, lo que hacía que el género de superheroes en el cine, como tal, realmente aún no existiera. Tuvieron que pasar muchos años y que tambien se relanzaran varias veces las franquicias de Superman y Batman, para que mientras tanto vieramos más movimientos, sobre todo de una Marvel que en su dia vendió los derechos de sus comics a varias productoras para poder financiarse, y a dia de hoy está tratando de recuperarlos y unificarlos todos de nuevo en un único y gran producto. Razón por la cual mantiene ese estúpido boicot a los X-Men y los 4 Fantasticos en los comics, hasta que FOX se los devuelva para el cine. Cosa que por ahora sigue sin estar muy clara.

Pues en este post y el siguiente quiero hacer un repaso rápido a todo lo que he visto este último año, porque es muy indicativo del modo en que las carteleras de cine llevan ya un tiempo ocupando progresivamente el papel de los kioscos en el mercado de la ficción superheroica. Habria hecho este post el año pasado, pero he tenido un año muy complicado, así que lo pongo ahora, e incluyo lo que ví el año pasado, para tener una visión de conjunto.



Y en este primer Post, voy a hablar de la gran esperada del año pasado, Vengadores 2, que dentro del esquema planteado por Marvel Studios, es una de las piezas fundamentales de su construccion por fases. Al menos debía serlo. No en vano las películas del grupo estrella son las que se supone las reinas de la función, complementadas con el resto de personajes y grupos secundarios que se van moviendo en torno suyo, y las series de TV, más flojillas, al menos las que no son de Netflix. La más longeva de estas, producida por la cadena propiedad de Disney, ABC, Agentes de SHIELD, es un producto que al principio creí que iba a ser una cosa y acabó siendo otra muy distinta. Cuando mostraron el divertido corto Item 47, protagonizado por varios agentes y unos fugitivos muy particulares, coincidió con el anuncio de la serie para TV, y yo lo entendí mal, pensé que iba a ser una serie con ese mismo tono cabron, coñón, y realmente divertido, con unos agentes que se enfrentaban al cada vez mayor sinsentido del universo Marvel y su número creciente de superamenazas con buenas dosis de ironía y mala leche, sin llegar al esperpento de Men in Black, pero sin acabar de tomarse a sí mismos demasiado en serio, como tampoco lo hacían los propios vengadores. Pero no fué así. la serie finalmente fué una del montón , típico pastiche televisivo estandar, que ha devenido en un culebrón que no consigue emocionarme. Solo me tragué entera la primera temporada, y me costó.  Han intentado que se complementara con las películas aportando hechos que conecten con aquellas, pero sin haberla visto, es que no se echan de menos. Yo al menos para nada. Una innecesaria vuelta del agente Coulson, cuya muerte en la primera Vengadores fué precisamente uno de los pocos momentos en que la película se ponía seria de verdad. Hacía tiempo que quería dedicarle unas líneas a esta serie de TV y lo poco que me ha gustado, y por fín ya está. Hay que ser muy Marvel Zombie para tragarsela con gusto, y yo no lo soy.

Lo que nos lleva a Vengadores2. ya el hecho de ser la 2 supone la responsabilidad de superar el listón de la primera, un divertimento redondo que no cansa revisionar, como si cansa esta. Mucho más irregular, con destellos y material de relleno, que no tenía la anterior. Está claro que el monstruo les está creciendo mucho ya, y que el universo cinematico Marvel crece en títulos, en tramas paralelas, y sobre todo, en HYPE. Y ese hype ha sido el principal enemigo de la película. Es divertida, incluso más que la primera, tiene una acción trepidante y más a pie de calle, y unos personajes más desarrollados, con unos conflictos que van avanzando, pero no sorprende, no emociona, no parece igual de intensa... y parte de la culpa, es obviamente de que se ha perdido el elemento sorpresa, la novedad de la primera, pero tambien del villano escogido, uno de los clásicos enemigos de los vengadores en los comics, la IA llamada ULTRON, un personaje que ofrece muchos más matices que el llorica pomposos con ataques sicóticos en que lo han convertido en esta película. Los personajes de los comcis, incluidos los villanos, han tenido décadas y cientos de números del comic para desarrollarse y alcanzar una personalidad interesante, pero en la película tienes que crear eso en dos horas, practicamente de cero. Y ese es un error. No tenía que habver sido desarrollado de cero. Tenían que haber ido preparando su llegada durante las películas anteripores, que Tony Stark ya llevara un tiempo trabajando en el proyecto, no que nos lo expliquen de golpe en 5 minutos. No cuela. Podrían haber tratado el tema en Ant-Man, que Howard Stark hubiera adquirido el proyecto Ultron arrebatandoselo a su programador original, Hank Pym, (el autentico creador de Ultron en los comics) y tendríamos otra buena razón para que Pym odiara a Stark y su pupilo Scott Lang no se fie de Tony. Que la carpeta con el proyecto ULTRON fuera el proyecto en el que Tony quiere que Banner le ayude al final de la primera Vengadores, que en Iron Man 3 el desarrollo de un ordenador organico fuera algo ya en la cabeza de Tony cuando aparece Killian con su invento Extremis...

Ya sé, Ya sé, esta es otra de mis clases de hacer bien los guiones, pero no lo puedo evitar. Es deformación profesional. Un buen guion no es solo una buena idea, es saber desarrollar esa idea y cómo la enlazas con otras para crear un entramado que se aguante. Si no, lo que te sale es una peli del SyFy

Siguiendo con la trama, Ultron es la prueba de que Marvel Studios no lo tienen todo absolutamente planeado, sino que van improvisando sobre la marcha, lo que pasa es que ha pillado un poco desprevenida a la peña cuamndo parecía al final de la primera película que lo que venía a lo lejos era ya Thanos con el Guantelete del Infinito. tras ese espectacular epílogo que nos dejó a todos picuetos, las apariciones del Titan cósmico se han limitado a un par de gags casi cómicos en Guardianes de la Galaxia y al final de esta misma Vengadores 2, donde también van aportando un poco más de información sobre las famosas Gemas del Infinito. Esto, el nacimiento de Visión y la forma en que ha sido rehecho su concepto para la película,son lo que más me ha gustado de esta película. Todo lo demás, sin más, cumple. La película entera parece un trámite para poder sacar una serie de cosas que necesitaban sacar ya, lo que me da todo el rato la sensación de que esta vez no han sabido encajar bien las piezas del lego. O bien que les han faltado piezas. O incluso que han sobrado.

Ya desde un punto de vista visual, Ultron no sorprende porque nos suena a algo ya visto, y demasiado. vale que sus masillas sean robots con la chapa al aire, basados en el diseño de Stark, pero él mismo, puediendo estar volcado en la red, podría manifestarse sin necesidad de cuerpo donde quisiera, como una presencia fantasmal, realmente abominable y terrorifica, y finalmente, tras el fallido intento de transferirse a Vision, aparecer simplemente como un ejercito de maquinas actuando con una mente colectiva, sin que sea posible localizar un núcleo del sistema...  Porque lo que yo veo todo el rato es a un Terminator T800 supervitaminado, parlanchín y de voz cantarina. Su plan maligno al final es un poco rebuscado, cuando habría bastado con su omniscencia en las redes para inutilizar tpdps los sistemas informaticos y electronicos del planeta y devolvera la humanidad a la edad de piedra, sin necesidadde guerra alguna contra las máquinas a lo Terminator o Matrix. Solo dejar que se masacren entre ellos y que sobrevoivan los más fuertes y de esta forma forzar esa famosa evolución que el quiere para la humanidad. Pero para lograr más o menos lo mismo decide que va a provocar una especie de cataclismo con extinción masiva, y a falta de un asteroide como el que liquidó a los dinosaurios, coge una ciudad entera, de un pais muy convenientemente ficticio, la eleva con tierra y todo hasta la estratosfera, y luego la va a dejar caer que verás que risa.
Los gemelos Pietro y Wanda (Quicksilver y Bruja Escarlata, dos miembros clásicos de los Vengadores en los comics) me han dejado con una sensación agridulce. por un lado son cómo debian ser, en esta version del universo Marvel, con su dosis de gris y su caracter cabrón. pero les ha faltado un poco más de coña, precisamente la coña que SI tiene el Quicksilver de la película de X-men que se estrenó el año anterior. Los dos mutantes hijos de Magneto en los comics habrían sido un nexo genial para que Marvel/Disney y Fox dejaran a un lado las peleas de patio de colegio y hubieran unido esfuerzos para repartirse beneficios de la taquilla. O sea, los mismos personajes, interpretados por mismos actores, que Fox devolviera a Marvel la posibilidad de usar el término "Mutantes" y que estos mismos personajes aparecieran más tarde  en las películas de X-Men cuando fuera oportuno, dejando incluso la puerta abierta a un eventual futuro crossover entre ambas franquicias. Pero no hubo entendimiento posible. Fox emplazó a Quicksilver en su película ambientada en los 70, y ahora en la que han ambientado en los 80, que ya hablaremos de ella en el próximo post, y Marvel sigue haciendo boicot a los mutantes en sus comics y en las peliculas y TV, donde los han querido reemplazar por los "Inhumanos" y los "mejorados" Total, por una puta pelea de rabos, hemos tenido dos Quicksilvers, igualmente buenos, y ahora uno ha muerto. Y con la coña añadida de que a los dos Quicksilver los habiamos visto ya juntos en la misma película, concretamente otra de Supers muy particular: Kick Ass!!
Lo del romance de Hulk y la Viuda Negra nos dejó a todos con el culo tan torcido como al propio Banner cuando le dice que "tu te has vuelto loca"  y da la sensación de que hubieran hecho una especie de apuesta a ver con quien hubiera sido más improbable que esta chica se enrollara. Aunque te digo una cosa, de la forma que lo desarrollan, casi da la sensación de que podría funcionar, y el rollo Bella-Bestia, ambos máquinas de matar, resulta hasta molón. Lo cierto es que Natasha Romanov es un personaje con tantos matices que ya no sabes cual es su verdadera cara, la hemos visto tontear con el Capi, con Tony, con Ojo de Halcón y hasta con Thor si se descuida. Y la parte de la película donde conocemos a la familia de Barton y que ella sea la única que estaba al corriente, cosa que la convierte en una persona de confianza de la familia, me hizo pensar si Marvel Studios temdrían los santos huevos de que la Viuda la armara en casa de Clint como hizo en el comic de Ultimates, desde el momento que los ví que iban a estar en bandos diferentes en la Civil War. Pero por ahora parece que tantas, tantas caras, no tiene esta chica... aunque ya veremos.

Lo que sí me parece que se sacó de madre, y de una forma muy interesada, es ese moimento en que Banner le dice a Natasha que nunca podrá tener hijos y que se ve a sí mismo como un monstruo, y ella le replica que tampoco puede ser madre porque la esterilizaron como parte de su transformación en asesina. Hubo protestas de grupos mal llamados feministas, que entendieron que ella se veia como un monstruo o que no se sentía "mujer completa" porque no iba a poder ser madre y que eso era una imagen creada por el patriarcado y que ninguna mujer tiene la obligacion de ser madre. Lo que yo entendí, y creo que no es tan dificil de entender, es que ella sentía que habian anulado su capacidad de elegir, en definitiva SU LIBERTAD. Y esta escena es una de las veces en que realmente Natasha parece (recalco lo de "parece") simplemente humana y la ves sin caretas.

La batalla final de la película es una especie de reedición de la anterior. El malo y sus chorrocientos masillas contra los vengadores. Toda la película me pareció exactamente eso, una reedición de fórmulas usadas que arriesgaba muy poco y aportaba aún menos.  Pero por lo menos ha dejado las cosas ya en el punto donde las retoma Civil War. Una pelicula que parece que si viene a hacer avanzar las cosas y aportar mucho más, de la que ya hablaré en el próximo post, junto con la otra gran batalla entre supers de este año y un par de pelis más de las que quiero hacer algun aporte.