lunes, 25 de mayo de 2015

Femme Fatale: Chicas y Super Robots, primer intento.

Mientras hurgo en mis cajas de originales en busca de material para los extras de la reedición refinitiva de Dragon fall, estoy encontrando kilos de folios con dibujos de los que hacen ruborizarse, por lo vetustos, por la ilusion que s enota que les puse, y por el episodio que supusieron en mi carrera. vamos a repasar un poco ese episodio.

Corría el año 1995 y estábamos ya en plena producción de los primeros números mensuales  de DF. Camaleón Ediciones estaba empezando el proceso de efervescencia de publicaciones y andaban preparando una revista con mangas a la española, a ver si se podía explotar el mercado abierto por DF más allá de las parodias. RYU nació con vocación de tener continuidad, pero no acabó de funcionar y solo hubo el primer número, con esa portada de Carlos Olivares. De hecho, practicamente toda la cantera de Camaleón de ese año nos metimos a currar en esta revista.
Yo quería hacer algo que fuera totalmente opuesto al DF, así que propuse una historia de acción , con varios de mis temas preferidos, Ci- Fi, robots gigamntes, y mozas recias y aguerridas. El invento se llamó "femme fatale" y como DF fué entintado por Álvaro Lopez, que se curró hasta una stramas mecánicas que le daban un rollo muy pro. 


Con el cierre de la revista y la caña que tuvimos que darle al DF para mantener el ritmo mensual,el proyecto se abandonó. Vista hoy dia, la historia es tópicaza a más no poder. Mundo post-apocaliptico (despues de AKIRA, los mangas solo podian pasar en sitios así) Una ciudadela amurallada que aguanta, acosada por monstruos gigantes (...espera, estaba haciendo Ataque a los Titanes!) Un escuadrón de chicas con poderes psíquicos para poder fusionarse con sus robots de combate, tambien de apariencia femenina, que reunian influencias de muchos mangas que yo conocía de aquellos años, sobre todo Five Star Stories (Evangelion llegaría al año siguiente) Y personajes con mucha influencia de Shingo Araki, el del anime de Saint Seiya, E igual que en este manga, cada guerrera llevaba una armadura de un color distinto. Además, cada robot llevaba un arma diferente, en plan Tortugas Ninja XD






Además, cada una de las guerreras podía equiparse con una armadura personal de combate para poder luchar fuera del robot, El diseño tambien seguía mucho la onda de esos años. teníamos un artbook de Toshihiro Hirano en el estidio al que le dimos muchas vueltas buscando referencias para armaduras y robots gigantes.



Aunque el manga no continuó, y un año despues yo estaba ya metido a saco en los especiales que iba dibujando para Fanhunter, este proyecto ha sido, como muchos otros mios, reciclado para nuevos comics. Así, hoy dia estoy aplicando ideas para una nueva historia con robots gigantes, que va a formar parte de una cosa más grande y compleja. Los super robots siempre me han encantado, y todo este trabajo previo va a dar su fruto dentro de no mucho.

De todas formas, voy a recuperar este material y hacer una selección más extensa para poner en los extras del Kanzenban nº 4 de DF. Pienso que tienen mucho interés para explorar aquella época en que hubo , no solo un primer boom del manga, sino tambien de la producción de comic patrio en formato grapa.

Y sí, robots gigantes se recortan en el horizonte, eso y mucho más...



1 comentario:

Guillem Bayarri dijo...

Dices que van a hacer otra edición de Dragon Fall... ¿Estarán POR FIN puestas en el orden correcto las páginas del nº 2 original, las de la invocación de Bubú? Es que, joder, en cada puta reedición que ha habido las malditas páginas siempre estén en el orden incorrecto. ¡No me parece tan difícil de corregir!!!