domingo, 10 de agosto de 2014

Transformers: más, mucho más de lo tus ojos ven. (1)

Eran las navidades de 1980, aproximadamente, y por reyes cayó en mis manos un juguete alucinante para el crio de 8 años que era yo, teniendo tan reciente aún en la memoria y en mis hojas de papel llenas de garabatos el impacto de mazinger Z y sus robots gigantescos y espectaculares. El juguete en cuestión, un innovador robot transformable (el primero que ví en toda mi vida) en una enorme caja , que se llamaba Giant Acroyear. La colección a la que pertenecía había llegado a españa sin hacer mucho ruido y se llamaba Micronauts.
La relacion de Micronauts con Transformers no es solo relativa a que tuviera robots que se convertían en naves (en realidad se desmontaba y se volvía a montar como nave, de una forma muy mañosa) De hecho, años más tarde, al salir los Transformers, ya me sorprendí de ver a uno de sus robots, Jetfire, con los colores cambiados, apareciendo en una cinta de video de animacion japonesa (en el 86 la palabra manganime aquí  ni existía) llamada Macross.  De pequeño me fascinaban los robots, practicamente desde MazingerZ y los androides de Star Wars, y los que fueran gigantescos me encantaban,así que los TF para mí fueron el invento del siglo. Además contaban con un comic de Marvel, un crossover con los G.I Joe, y parecía el juguete americano más molón desde los muñecos de Starwars. Muchos años despues, ya viviendo en una meca del coleccionismo como es Barcelona y con acceso a muchas revistas espcializadas extranjeras, me dió por ponerme a indagar en el origen de este juguete y descubrí unas cuantas cosas que me dejaron muy sorprendido y que paso a compartir con vosotros.

La historia, la historia completa, arranca a mediados de los 70, cuando la hoy todopoderosa casa juguetera americana HASBRO llevaba años cosechando un gran éxito en los USA con su juguete estrella, los muñecos militares G.I JOE. Estos no eran aún los que recordamos de los 80, sino unos mucho más grandes y realistas que aqui llegaron con el nombre de Geyperman. Tan solo tenían la competencia de los MEGO, unos muñecos similares, más pequeños y baratos, que tuvieron el buen ojo de fabricarse aprovechando licencias de comics y series de TV de la Época, como los superheroes de Marvel y DC, StarTrek, El Planeta de los Simios, etc. En esos años, otra casa juguetera japonesa, TAKARA, se interesa por la licencia, pero no para venderla tal cual, sino haciendo un curioso experimento. Cogieron el cuerpo articulado basico del muñeco, y lo pasaron a plástico transparente, donde esculpieron partes internas de apariencia tecnológica y colocaron cabezas cromadas robóticas, así como brazos intercambiables con accesorios mecánicos. Se había creado la coleccion HENSHIN CYBORG, una de las más exitosas de Takara, ya que los juguetes de tipo futurista tenian (y aún tienen) un gran éxito entre los tecnófilos niños japoneses, al ser la década que se inició el género de las series de Super Robots, (Mazinger y demás) y al igual que los MEGO, tambien aprovechó más de una licencia para fabricar "cosplays" para sus muñecos.

Llega la crisis del petroleo de los 70, en que toda la industria, incluida la juguetera, se ven abocados a abaratar costes, y todo el mundo se fija en el gradual éxito de un juguete como los PLAYMOBIL. Estos muñecos articulados genéricos y sencillos, muestra, junto con el LEGO, de una nueva forma más minimalista y progre de concebir el juguete en la europa de la época, empiezan a escalar en ventas y en los USA empiezan tambien a buscar muñecos que se puedan fabricar con menos cantidad de plastico. Aparecen las figuras articuladas de KENNER de STAR WARS, que además del gran éxito de la saga cinematográfica, son más baratas de fabricar que un G.I Joe o un Mego, ya que son más pequeñas y se componen de pocas piezas moldeadas con todos los detalles. Sin duda alguna, elmayor triunfo de George Lucas fué apostar por este producto que en combinacion con las peliculas, fué tal bombazo que cuando aún no estaban listas las figuras, los niños ya hacian preorders comprando una caja VACIA con una foto de las figuras a las que les daba derecho en cuanto salieran de fabrica. Como vamos a ver en esta entrada, nadie gana en marketing a los yankis.

Takara tambien se aplica el cuento y decide reducir de tamaño los Henshin para crear un nuevo juguete, manteniendo los cuerpos transparentes, las cabezas cromadas y las piezas intercambiables, aparece una gama de figuras llamada MICROMAN, cuyo concepto juega precisamente con la idea del tamaño. Se supone que las figuras los representan a su tamaño real, que se trata de pequeños aliens llegados a la tierra que están en guerra con una version suya malvada y más robótica, los Acroyear. Unos y otros toman las casas de los niños japoneses como improvisado campo de batalla, ayudandose de toda clase de vehiculos y accesorios, al igual que ellos, reconfigurables y transformables.
Esta nueva gama de juguetes tiene un éxito aún mayor que los Henshin y empiezan a lanzar serie tras serie con nuevos accesorios y modelos. Su aspecto galactico y molón llama la atención de la casa Mego, que están de capa caida con sus tradicionales figuras y buscan algo con que competir contra las figuras de StarWars, (licencia que en su dia llegaron a rechazar para hacer juguetes pensando que sería una moda pasajera, no como sus lineas basadas en clasicos de la TV y el comic) Mego compra una buena remesa de figuras, a las que suma algunos juguetes más de otras líneas sin relación alguna,más allá del aspecto futurista, incluido un muñeco basado en la serie de robots japonesa Kotetsu Jeeg, y despues llama a MARVEL COMICS para que les ayuden a crear un nuevo concepto que les ayude a venderlo en los USA. El invento resultante se llama
MICRONAUTS y se plantea como una saga a lo Star Wars, contando con su propio Darth Vader, el Baron Karza, basicamente un retooling de color negro del muñeco de Jeeg (otro retooling de color blanco sería su némesis, Force Commander) e incluso su equivalente de la Fuerza, llamada Fuerza Enigma, su Princesa, llamada Marionette, su pareja cómica de robots, aprovechando a Robotman (una exo-armadura de combate Microman) renombradolo Biotron, e incorporando uno más pequeño con orugas, Microtron, etc... El argumento muestra una guerra galactica en una dimension paralela subatómica llamada Microverso, donde un grupo de rebeldes, capitaneado por el Comandante Rann, se enfrenta a Karza y su ejercito de máquinas de guerra y guerreros espaciales, incluidos los Acroyear, que mantuvieron aqui su nombre. Tambien acababan cruzando hacia nuestro mundo donde al igual que en Microman, eran tan pequeños como el juguete los representaba. El comic, que no se cortó un pelo a la hora de hacer crossovers con otras colecciones Marvel, funcionó muy bien y la linea tuvo un relativo éxito hasta los primeros 80. Guionistas como Bill Mantlo o Jim Salicrup y un artista revelación tan importante como Michael Golden lograron un producto que aún hoy los nostálgicos recuerdan. De hecho, Marvel Comics en esos años se especializó en crear series a partir de licencias de juguetes, un recurso de muchos que usaron para superar la crisis en la que habian caido los comics de superheroes en los años 70. La America traumatizada con la Guerra de Vietnam no estaba para supertipos en mallas y hasta el fin de la década no volvió la magia.
Marvel seguiría sacando comics de otros juguetes, como el electronico ROM de Parker Brothers, que convirtieron en otra interesante licencia, una coleccion de comic tambien guionizada por Bill Mantlo, y que logró sacar mucho de muy poco, creandole todo un universo propio, dibujado en mayor parte por el veterano Sal Buscema, que tambien fué integrado dentro de Marvel, y otro curioso invento fué SHOGUN WARRIORS, un producto traido por MATTEL, que consistió en coger todos los robots de las series animadas japonesas de los 70, Mazinger, Getter, Gaiking, Dangard, Raideen, Combattler, y chorrocientos más, y venderlos como una sola colección. Como podeis ver, una practica común en los USA. Varias de esas series aparecieron en la TV "fusionadas" dentro de una sola, llamada Force Five. Mattel cogió los juguetes que se producían en Japón de todas esas series, los muñecos pequeños de metal, llamados CHOGOKIN, y los grandes (realmente grandes) de plastico que disparaban proyectiles, llamados JUMBO MACHINDER, e incluso, en el colmo de la desfachatez, echaron hasta  muñecos de monstruos como Godzilla o Rodan al mejunje. Marvel Comics volvió a hacer su magia para venderle la moto a los crios, y recurrieron a un guionista que quien lo hubiera dicho. Nada menos que Doug Moench, muchos años antes de convertirse en el oscuro guionista del BATMAN de los 90, y el dibujante Herb Trimpe, que no dudaron en hacer luchar a estos robots junto a los superheroes Marvel contra Godzilla y otros Kaiju (vamos, que está muy claro de donde salió Pacific Rim) o de crear sus propios robots gigantes, como el RED RONIN, que se convertiría en otro personaje fijo de la casa, o un robot malvado llamado MEGATRON...
Esta coleccion ( o parte) acabó llegando a nuestro pais aprovechando que aún estaba reciente la emisión de Mazinger Z. Aunque ningun otro del resto de robots nos sonaba de haberlo visto en la serie, importaba bien poco cuando te encontrabas frente a esos mostrencos de medio metro en los escaparates.























Y llegamos a los primeros 80, donde nos encontramos con que el comic de Micronautas acaba durando más que la propia coleccion de juguetes, ya que ni con sus ventas, Mego loga salvarse de la debacle, y al final, cierra el chiringuito. Mientras tanto,en Japón, Takara ha seguido sacando nuevas series de Microman, y están aprovechando tambien la fiebre de los robots gigantes con una nueva línea,llamada DIACLONE, en la que la tierra debe defenderse de una invasion de aliens de aspecto insectoide, llamados Warudar, y crean toda una gama de robots gigantes y vehiculos de combate para hacerles frente. Los pilotos de estos robots son una especie de Cyborgs llamados Diaclones, que fusionan sus mentes con sus máquinas de combate. Estas figuritas son sin duda las más minusculas producidas por Takara, porque realmente, las estrellas de la coleccion son los robots y los vehiculos, así que los pilotos eran muy pequeños para crear la sensacion de escala. Además tenían pies imantados para fijarse a las partes metalicas de los robots, que entonces eran muchas, eran juguetes muy sólidos y duraderos. Tras un par de series consecutivas de figuras y accesorios, empieza de verdad lo bueno, cuando Takara empieza, tanto en Diaclone como en Microman, a introducir robots verdaderamente transformables que revolucionarían el mercado. Por un lado en Microman, se crea la lína MicroChange, consistente en una nueva gama de robots de apoyo para los Microman en su lucha con los Acroyear, que al ser como ellos, de tamaño diminuto, se convierten en pequeños objetos para ocultarse, tales como radiocasettes, un walkman, un microscopio, una cámara de fotos, una pistola...

Empezais a ver por donde van los tiros ¿no? Incluso una serie de Microman se convierten en cochecitos Choro Q, una linea de coches de fricción que es tambien propiedad de Takara. MC es la denominacion Micro Change, y cada robot tiene un número y un nombre código. En el caso de los ChoroQ tan solo es el nombre del coche que representan.
¿He dicho una pistola? Hasta 3 distintas convertibles en robot, uno de los cuales venía en una edicion especial con un montón de accesorios para convertirlo en arma de francotirador, mira telescopica incluida, y todos tenían mecanismos de disparo con balines de plastico. Así los niños que ayudaban a los Microman podían además usarlos para defenderse de los malos. (o por si aparecía PedoBear)

Por supuesto, un niño corriendo por ahi con una pistola ayuda mucho a los Microman a pasar inadvertidos...















                                                                                                                                                           

Uno de los radiocasettes funcionaba de verdad como radio gracias a un transistor en forma de cassette que se oía a traves de amplificadores incorporados en el propio robot.








Hasta algo tan bizarro como un candado con combinación que se convertía en el robot de turno, de diseño resultón,pero que no creo que hubiera servido para sujetar la cadena de la bici...



                                                                                 


Incluso relojes de pulsera que se desacoplaban y transformaban, que seguro que tambien le sonarán a más de uno que pudo ver su copia china en tiendas de nuestro pais en los primeros 80, de todo, todos robots de combate Microman que se camuflaban de esta forma en las casas japonesas.



Y en esos años, primeros 80, en su linea paralela, Diaclone, se lanza una linea de nuevos robots de combate, transformables a su vez en toda clase de vehiculos terrestres, aereos, de construcción, etc, a fin de hacer frente a la amenaza warudar. La serie se subtitula Car Robots y va presentando más y más nuevos coches convertibles en robot, todos con un compartimento donde alojar a su pequeño piloto Diaclone. De cada modelo de coche llegaban a sacar hasta tres versiones en distintos esquemas de color o como coches de policía japoneses, y la joya de la colección era un gran camión trailer llamado Battle Convoy, con dos pilotos que lo manejaban y mantenían en su remolque-base de reparaciones. La foto del scan representa al prototipo.









Llegaron a salir más de 5 variedades distintas de estos nuevos robots transformables. Los iniciales, Car Robots, mantenían la escala con los pilotos Diaclone y con todo el resto de la gama de vehiculos y playsets que se habian lanzado en series anteriores de esta colección. En su forma de vehiculos, el asiento del piloto era accesible para colocar el diminuto Diaclone, como en este coche de bomberos, con cabina abatible, uno de los más grandes de la línea.A menudo el piloto aparecía en el mismo color principal del robot para que ambos fueran a juego.







Llegaron tambien sencillos robots de transformacion automática en los que colocar a un Diaclone sentado en la posicion de vehiculo, o de pie en la forma de robot, para dar mas impresión de exo-armadura. Los Warudar tambien contaban con sus propios robots transformables en insectos mecánicos. No es que se redujeran de tamaño al convertirse en insecto, es que realmente eran insectos del tamaño de un tanque, bien armados y acorazados que podian adoptar configuracion humanoide y disponian asimismo de cabinas en sus torsos donde alojar al piloto. Aqui otro scan del catalogo con los prototipos.
Otras lineas saltaron de escala a una más pequeña cuando empezaron con los combinables, series de 6 robots que se combinaban en uno solo, con vehiculos de construccion, o trenes de los ferrocarriles japoneses, dando lugar a monstruos tan enormes que habría sido carisimo producirlos a la misma escala que el resto de Diaclones. Con esta estrategia Takara se aseguraban de que venderían packs completos..


Los Dinosaur Robo fueron,como su nombre indicaba, una serie de 5 Dinosaurios Robots pilotados por los Diaclone para hacer frente a una invasion de dinosaurios (si, si, toma ya!) que habian sido traidos por los Warudar abriendo una brecha en el tiempo. Cuatro de ellos tenian su cabina con piloto, y solo uno, el volador, aparentaba ser un Drone no pilotado




Y hasta llegó a salir una línea de robots con 3 diferentes configuraciones, los Triple Changer, como este, con forma de robot, de tanque y de avion de combate, que suponian rizar el rizo en cuestiones de diseño e ingeniería. Demasiado complejo, sin embargo, para poder alojar un Diaclone en su interior.


Y ahora vamos a cerrar el circulo volviendo a la primera marca de la que hablaba en esta cronología, porque Hasbro, en los USA, en esos primeros 80, está trabajando en renovar la licencia de G.I JOE, que tambien habia acabado desbancada por los juguetes de StarWars (ironicamente con el tiempo se comprarian esa licencia) Y se fijan en las lineas Diaclone y Microman, que Takara está tratando de exportar sin que acaben de venderse tan bien fuera de japón. Ambas compañias entran en conversaciones y es entonces cuando empieza el sarao de verdad, que explicaré en el proximo post.


4 comentarios:

Samu dijo...

el anuncio es MARABIYHOSHO!!!!

E. Martin dijo...

Creia que conocía el tema pero veo que no XD

Sólo he echado en falta un detalle: que Steel Jag era una colección con diseños de Go Nagai, lo que explica que el Baron Karza tenga la cara de Mazinger-Z :)

tehachece dijo...

muy interesante si señor.
La verdad desconocia todo esto pese a conocer takara y algo de los transformers... muy ilustrado .. muchas gracias por este aporte y esperando la siguiente parte

Juanka el lokopro! dijo...

Muuuuy ilustrativo man!