miércoles, 16 de julio de 2014

Ramones: La Revancha de los Frikis


Esta semana pasada murió a los 65 años Tommy Erdelyi, más conocido como Tommy Ramone, el último superviviente del cuarteto original, que dejó la batería para centrarse en la labor de productor. Él que (decían) era el más normal y equilibrado de los cuatro, aunque precisamente, el encanto de esta banda es que siempre fueron de todo menos normales. No habría sido lo mismo.

Yo descubrí esta banda ya bastante tarde, y a medida que profundizaba más, más me fascinaba su historia, su estética, su sonido. Pioneros del Punk, que en los años 70, crearon un Rock rápido, directo, divertido, que iba al grano. Parias en su USA natal, donde la explosion Punk no consiguió enraizar, pero venerados en Inglaterra y años mas tarde en la Argentina del Corralito. Distintos a todas las bandas de su época, y de las bandas a las que influyeron, fieles a una imagen y a una marca, estandarte de la anti-moda, algo atemporal. Coleccion de frikis currantes del barrio neoyorquino de Queens. El malhumorado y reaccionario Johnny, el espitoso y caótico Dee Dee, el larguirucho y desgarbado Joey, y el siempre organizado Tommy, que tras tres discos acabó quemado de la banda y decidió seguir tras la barrera. No era para menos, se trataba de una mezcla quimica que provocaba explosiones. Las trifulcas dentro del grupo fueron historicas.

                                                                                 Aficionados a la musica de garaje de los 60, a los Beatles, a los New York Dolls, o a Iggy y los Stooges,  a las series de dibujos animados, y el cine de serie B, con una formacion musical mínima, demostraron que se podía montar un grupo y salir a tocar armados con cuatro notas y furia huracanada, inspiraron a los que se creian buenos para nada a que salieran de la apatía y el derrotismo, y dejaron un legado de bandas surgidas a su estela. Joey Ramone, fragil y a la vez misterioso, se convirtió en un icono para los frikis que nunca habian tenido su momento de afirmación. Romántico incurable, compulsivo y coleccionista de comics de Spiderman, llegó a escribir a Stan Lee en los 70 para pedirle visitar las oficinas de Marvel Comic en NY, pero Stan The Man nunca le contestó. Tocaron por primera vez en España en un festival organizado por el PSUC en barcelona, y cuando el muy conservador Johnny supo que iba a estar rodeado de comunistas estuvo a punto de no salir a tocar. Él y Joey dejaron de hablarse para toda la vida por una chica, y así todo, se respetaban como Ramones y jamás dejaron la banda. Su Musica es un largo recital de canciones breves, rápidas y alternadas con preciosas baladas, una mezcla de Hard Rock, Surf y Bubblegum, que jamás abandonaron. Sus conciertos eran bombardeos, rápidos, incesantes, una canción tras otra, enlazadas con el "1, 2, 3, 4" de un Dee Dee que muchas veces iba tan pasado que vomitaba a un costado del escenario, lo que cabreaba mucho a Johnny. Tras Tommy, llegó Marky, el batería más longevo de la banda, y junto con el otro bateria Richie y el bajista CJ, los únicos Ramones supervivientes.

Tras una carrera de unos 20 años, en los que vendieron más camisetas que discos, (el famoso logotipo es muy apreciado por las niñas que se quieren vestir de malotas) vieron cómo muchas bandas que habian crecido bajo su influencia obtenian el éxito comercial y el reconocimiento que a ellos se les resistía, y finalmente se retiraron a mediados de los 90, conservando la dignidad. Hoy el cuarteto original ya se ha ido, aniquilado por la injusta enfermedad o las drogas, (algunos de los artistas que les inspiraron , como Iggy Pop, les han sobrevivido) así como el CBGB, el mítico antro del Bowery, en Manhattan, cerrado ya hace años, donde en su dia explotó el Punk y la New Wave. Asistir a esas primeras actuaciones de Ramones, Talking Heads, Blondie, Patty Smith o Television debió ser algo que dejaba a famosa Movida de aqui en imitacion sin gas.

No sabría recomendar una canción de Ramones, creo que el directo It´s Alive!, del 77, recoge perfectamente el espiritu del grupo y es una seleccion de sus tres primeros discos, para muchos los mejores, además que es la banda en su momento de triunfo ante sus fans británicos mientras se mascaba la inminente explosion de anarquía en UK.



Por toda su música, por toda la energía, y por la sensibilidad de esta banda, muchas gracias en nombre de los frikis y desubicados que encontraron la fuerza para seguir adelante.