miércoles, 28 de agosto de 2013

No hay Huevos...

Digamos que un tio que va de granjero, anuncia que tiene unas gallinas que van a poner unos huevos que van a ser la hostia, porque además las está criando especialmente para ello, ya que es quien más sabe de huevos y de avicultura, y sabe tanto porque, sencillamente, ha comido muchos huevos, toneladas, lo cual no te convierte en avicultor, pero si te abotarga de colesterol. Llega un momento que los huevos pasan a segundo plano y es él quien aparece llenando titulares ahí donde puede, para explicar lo mucho que sabe de huevos y como va a poner patas arriba la industria huevera. Que sus huevos no tendrán rival, y que no piensa venderselos a cualquiera, que no va a entender qué huevos tiene... A todo esto, aun no hemos visto los huevos...

En un momento dado se atreve a atacar con saña a las cadenas de supermercados porque están llevadas por ineptos que no aprecian sus huevos, pero les concede la oportunidad de dejarle que les ilumine y les diga como llevar su negocio, sacandolos de la oscuridad y de la ceguera huevera....

Cuando ya llegase al extremo de empezar a dar consejos a las propias gallinas que encuentra por ahi, o en otras granjas, sobre como poner sus huevos, diriamos que al payo se le ha ido la pinza ¿no?

Pues eso...

http://hombredebronze.blogspot.com.es/2013/08/justice-league-beyond-done-right.html

Este caballero, que va de representante que se lo va a comer todo y lleva meses hablando de los logros que aún no ha obtenido y criticando a los editores a los que tarde o temprano tendrá que ir a pedir trabajo, y que afirma que les supera en conocimientos sobre el medio, obtenidos, sencillamente, leyendo toneladas de comics, lo cual no te convierte ni en guionista ni en editor, igual que currar toda tu vida en un videoclub no te convierte en director de cine, se ha permitido el lujo de coger a un dibujante conocido suyo (que no representado, ojo)  y como no le gustan los diseños que ha realizado para un personaje de comic de DC (Aprobados por DC) va y le monta en su blog un bonito tutorial de como debería dibujarlo, cosa totalmente inutil, porque las ordenes vienen de DC, no de él. Pero el objetivo, que es exhibir su ego y su conocimiento enciclopedico sobre comics, haciendo ver que quiere ayudarle, es satisfecho en su constante bombardeo bloguero, con el que pretende promocionarse como representante. Un representante cuya carta de presentacion es "hola, sé de comics más que los editores" Con semejante actitud no se consiguen contratos para los dibujantes, si es que realmente le importan los dibujantes.


En serio, tio, para ya, que estás haciendo el ridiculo. 

jueves, 15 de agosto de 2013

Los bucles, que malos son...

Habrá gente que se pregunte que me ha pasado que ando tan puteado ultimamente con el curro y quejandome cada dos posts, pues hasta yo me lo pregunto, la verdad, porque parece mentira, pero todo tiene una explicacion:

Antes de nada, tengo que decir una cosa que ayude a entender todo lo demás. Tengo bastante inseguridad. La he tenido siempre. La gente como yo, que muchos solemos dedicarnos al arte, lo usamos para expresarnos pero tambien para salir de nuestro caparazón. Y para mi los pequeños triunfos me ayudan a salir un poco más del caparazon, pero es facil que un revés me retraiga de nuevo. Y así me he tirado toda mi vida. Entrando y saliendo como las tortugas.

Ya he comentado antes que Dragonfall llegó como una de las tontadas que se nos ocurrian a Alvaro Lopez y a mi para nuestros fanzines, mientras yo empezaba ya a pensar en proyectos con los que empezar a adentrarme en el mundillo, y el éxito, totalmente prematuro para mi calidad de entonces, que acabo teniendo debido al monstruo masivo que fué Dragonball en españa, me hizo relegar esos proyectos a momentos más propicios. El efecto que tuvo aquella historieta pensada originalmente para venderse como fanzine fué totalmente inesperado, así como la reaccion del público. De la sencilla y gamberra patada en la boca al cambio que había hecho Dragonball, dejando atrás la genial parodia que era y convertirse en una saga de superheroes, a convertirse en parte de todo aquel fenomeno y siendo comprados masivamente por los fans de estos nuevos superheroes que reventaban planetas a kamehames... Mi autoestima como autor se vió duramente golpeada desde el mismo comienzo de mi carrera. Apenas empezaba y ya no era yo, era el que hacia chistes basados en un comic de otro, que encima no me gustaba. La procesión iba por dentro, mucha gente me daba palmadas en la espalda, pero yo me sentía muy desencantado con la industria del comic. Y tenía que poner buena cara para no herir a los fans...

La otra parte fea de Dragonfall, aparte del intensivo ritmo de trabajo de 30 páginas mensuales, fué que a lo largo de los años mucha gente relacionada con este título que tan rentable salía, nos estuvo sisando pasta durante años. Durante mucho tiempo le tuve hasta asco a este comic por la codicia que desató y aún desata. Un perfecto ejemplo de como en este pais no se respeta nada cuando se trata de hacer dinero facil.

En esos años acabé encontrando refugio en hacer comics de Fanhunter porque al menos eran personajes parodicos más genericos y me sentí más cómodo. Además era otro universo tambien muy popular, al que no me importaba haber llegado de fuera. Al ser unos tebeos muy seguidos por los lectores de Marvel en España, era como una pequeña Marvel de andar por casa. Mientras hacía esos comics empecé a desarrollar ya mis propios proyectos, personajes y tramas. Llegado el momento empecé con mis propios comics, pero siempre le he tenido un cariño especial a este.

Con el tiempo, tras muchos experimentos y dar algunos tumbos, dí con un tipo de comic con el que me sentía cómodo, aventuras un poco a lo francobelga, con estilo de dibujo cartoon y bastante humor. Alternativamente me he metido en alguna que otra parodia, pero siempre procurando dosificarmelas mucho, y tratando de ser yo quien las escogiera para no quemarme.  Por desgracia siempre no me ha sido posible.

Cuando en Francia les dió por publicar Dragonfall me pidieron un producto en la misma línea, esto es, otra parodia, y exhalando un suspiro, me puse a darle vueltas a ver que podía resultarme más facil de hacer, y así salió el Paladines del Horoscopo que empecé a hacer para ellos. A cambio, logré que se mirasen mi proyecto de Kung Fu Mousse.

Luego, cuando la editorial cerró ambas lineas, logré traerlas a españa, en un año que se me dió muy mal tras los logros del año anterior, como ya he explicado en otro post anterior. panini se hizo cargo de Paladines y me comprometí a continuarla aunque fuera solo en españa, aunque con el tiempo hemos acabado relanzandola en francia, pero a Panini se le vendió muy mal y decidieron aparcarla y encargarme ellos la parodia de Juego de Tronos, así que de un año para otro tuve que cambiar de nuevo el chip y realizar Juego de Poltronas, mientras en francia reeditabamos el Paladines con nuevo editor. El problema con la edicion francesa es que por las reediciones apenas vi un duro, y la colección aún no ha acabado de despegar, al menos hasta que lancemos un tercer libro totalmente nuevo. Un porrón de trabajo sin mucho estímulo, Paladines por lo poco productivo, y Poltronas porque al cabo de los meses resultó que tampoco se había vendido bien y de nuevo habia que cambiar el chip y ponerse con otro encargo. Esta vez el comic que ando terminando, una sátira sobre el estado de la sanidad pública y la crisis.

Mientras tanto, había surgido la oportunidad de dibujar el nuevo comic de El Supergrupo, que para mi era un reto tan importante y sentí tantos ojos en mi cogote , que me puse a ello con una presion brutal encima. Cuando acabé este comic me sobrevino un bajón en el que fuí incapaz de hacer nada en un mes. Por lo menos, el resultado fué muy bueno, y las ventas han sido tambien muy notables, pero aún no sabemos si habrá continuación ni cuando. A la vez, el editor de la reedicion de Paladines para Francia, me reclamó que empezara a trabajar simultaneamente con ese comic, en una parodia que se habia puesto a escribir sobre El Señor de los Anillos. Ahi, perdonad si no lo entendeis, pero hice crack.

Vereis, el Señor de los Anillos son palabras mayores, y ya se han hecho varias parodias, todas bastante malas. El guion de esta tampoco era algo que marcase mucha diferencia, y me sobrevino el agobio, tanto de ligarme a un producto tan peligroso que podría volver a encasillarme por un montón de tiempo, como al hecho de que si andaba haciendo, como el editor quería, dos tomos de cada cosa al año, me veía haciendo unas 720 páginas el año, solo de estas dos parodias, y sin tener muy claro ahora mismo cuanto se podrían vender ni cuanto me sacaría por cada una. demasiadas cosas en el aire, demasiada inseguridad. Mi intencion era afianzarme en el mercado frances con una obra más variada que me abriera más puertas. Las parodias ya fueron mi trampolín, pero me empiezan a pesar como lastres de barco. Sobre todo las que yo no escojo.

Tras lanzar el Supergrupo, yo esperaba así dedicarme unos meses a mis propios proyectos y a practicar tecnicas de dibujo y de color, para más tarde ya ponerme con lo siguiente, que iban a ser el comic de sanidad para Panini , y el Paladines 3 mientras se decidía lo que se iba a hacer con esa parodia del Señor de los Anillos. Pero el pago por el Supergrupo tardó unos 3 o 4 meses en llegar, con cuentagotas y pasandome todos esos meses con miedo a no poder pagar el alquiler. Así no había forma de concentrarse en el trabajo, y me sobrevino el miedo a estar suponiendoles una carga a mis padres porque mas de una vez les tuve que pedir dinero, aguantando los tipicos "hijo, mira que ya tienes una edad, y tienes que pensar en el futuro" Como si no lo supiera. De hecho, no habría necesitado ninguna ayuda, de no haberse cancelado en su dia proyectos que luego pude retomar, pero ya a destiempo.


Toda esa presión y el desencanto añadido de verme atado a varias parodias que me iban a absorber un montón de horas, hizo que abordara los proyectos nuevos mios con mucha ansiedad, necesitando dar con algo que ningún editor me pudiera rechazar, algo a lo que no le pusieran pegas, me obsesioné con la calidad, y no conseguía pasar de la fase de boceto, en cuanto acababa una página de muestra, la veia mediocre y la rompia. Reescribia el proyecto una y otra vez. Entré en un bucle de inseguridad y perfeccionismo enfermizo que me duró 3 meses mientras iba haciendo pequeños encargos para irme sacando el alquiler e iba llegando el resto del pago del Supergrupo. Se quedó en la nevera un montón de trabajo que andaba mirando si hacer, colaboraciones con Sergi SanJulian, Cels Piñol y Dan Brereton, porque no me terminaba de aclarar con lo que queria hacer realmente y la ansiedad me desbordaba. tambien estaba (y aún está) la opcion de coger alguno de mis proyectos y ofrecerlo como Crowfounding, pero aquel no era el momento, porque andaba demasiado histerico con la cantidad de trabajo por hacer y la incertidumbre.  El fantasma de Dragonfall me cayó encima como un elefante, y dije ¡Basta! Se cierra el chiringuito, no estoy, que me dejen en paz...

Tras esos tres meses me acabó pillando el toro y tuve que empezar ya con el comic para Panini, Tijeras, y el Paladines 3 francés. Todo eso en un estado de ánimo realmente oscuro, que aún arrastro en parte, y que trataba de disimular como podía. Además ambos comics estan siendo un hueso duro de roer, el Paladines, porque tras la cancelacion de la coleccion cuando la empecé a hacer hace años, la actual reedicion me ha pillado ya  con la cabeza en otras cosas, aparte que la posibilidad de acabar haciendo tambien esa otra parodia del Señor de los Anillos (estariamos hablando de 6 tomos, y esos si se vendiera bien) me escuece como un trago que no quier tener que tomar. Y el Tijeras, porque el tema de la sanidad es muy peliagudo, y no sabía ni por donde empezar a abordarlo, o cómo hacerlo, o si saldría algo muy tontorrón, o si saldría un panfleto, y además era un tipo de trabajo nuevo para mi, y mi tercera oportunidad de conseguir algo que a Panini le funcione en las tiendas, así que con toda esa presion añadida, empecé ambos comics, sí, pero los empecé como el que se pone a comerse un puercoespín... vamos, que tardé otros tres meses en coger cierto ritmo de trabajo.

Ahora mismo me queda acabar de colorear el Tijeras y mandar paginas y textos al editor. Desgraciadamente, el Paladines 3 ha pagado el precio para que pudiera coger velocidad con el Tijeras, y me pierdo el salón Paris Manga de Octubre, porque el comic no estará listo aún. Lo acabaré en cuanto termine el Tijeras, pero además hay un proyecto que me ha venido a proponer otro guionista, este francés, para enseñar allí. ya les hice unos diseños de personajes, pero el editor quiere ver páginas y tendré que hacer unas cuantas en Septiembre. Ya he superado un poco mi crisis artistica y tengo más definidos los dos proyectos propios que quiero tirar para adelante, pero estoy viendo que por ahora van a tener que esperar. Lo que más rabia me daba hace unos meses ahora lo tengo más asumido, pero sigue sin gustarme nada. Lo que voy a procurar es no volver a caer en otro bucle como el de hace meses, porque no me ha hecho más que complicarmelo todo. Lograré mis objetivos, pero me tendré que armar de paciencia. Todo el mundo deberá hacerlo. Y no es facil, porque vivimos tiempos de mucha crispacion. No tengo la culpa de que haya tanta mierda, pero voy a tener que aprender a taparme la nariz.


martes, 13 de agosto de 2013

Tiritas y Tijeras, now on Nachocolor!


Seguimos con el comic que preparo para Panini sobre la crisis en nuestro pais y la sanidad. Estoy en la fase de color y solo me queda añadir los textos a las páginas. Espero acabarlo todo antes de fin de mes.