lunes, 13 de agosto de 2012

Prometheus: Ridley Scott, Giger, y el guionista de Lost ¿Que puede fallar?


Ridley Scott es un mago visual, un genio de la estética que suele escoger sus proyectos en función de las imágenes que quiere crear más que por la calidad de los guiones. Esto ha hecho (1) que su trayectoria haya estado plagada de altibajos, y (2) que hasta la peor de sus películas tenga una estética impecable. Al comienzo de su carrera, tras su debut en los 70, con la histórica y lírica Los Duelistas, se vió fascinado por la Ci-Fi (no en vano era ya entonces fan de Moebius y Metal Hurlant) tras haber flipado pepinos en el estreno en Inglaterra de Star Wars. Así que se embarcó en un par de proyectos que le permitieran, a su modo, coger referencias como las mencionadas y 2001, y darles su particular vuelta de tuerca visual. El resultado fueron Alien y Blade Runner, dos peliculas que fueron ganando peso con el paso de los años dentro del fantástico.  Sobre todo Blade Runner, en su día no fué entendida por el público, que la encontró extraña, oscura y carente de ritmo, y es que  les habian vendido la moto de que iban a ver una de Harrison Ford, actor en aquel momento en racha con Star Wars y la primera de Indiana Jones y asociado en esos años a un cine mucho más ligero y menos denso. El Noir Cyberpunk era algo que les pilló completamente a contrapelo.


Alien si que funcionó bien desde su primera semana, y es que daba exactamente lo que prometía, era una de monstruos en el espacio, pero con "algo más" y ese "algo más" era un elemento que no se había visto nunca en el cine de hollywood. La poderosa estetica fantacientifica que venía de la vieja Europa, el retrofuturismo orgánico de Moebius, Foss y HR Giger, el estilo visual sólido y texturizado de Ridley Scott, la crudisima escena de un bicho saliendole a un tio de las tripas (una de las pocas del guion original de Dan O´Bannon que sobrevivieron a las multiples reescrituras), el monstruo y todo lo que tenía que ver con él, de poderosa estética biomecánica y referencias sexuales perturbadoras y aterradoras, la sóbria interpretacion de los actores, inusual en proyectos de serie B de estas caracteristicas, donde se tiende demasiado a sobreactuar, e incluso una cierta retranca y mala leche muy británica, todo ello aplicado a lo que desde el principio se anunció como una peli de sustos y carreras en una nave espacial, con un guion sorprendentemente medido y bien cerrado... y que aún a dia de hoy sigue siendo una de las más imitadas de la historia del cine, en su estética o en su concepto.



Y una de las últimas imitaciones (y sin duda de las mejores) ha sido Prometheus...

Que casi al principio de tu carrera firmes dos de tus pocas pelis buenas, y además sean dos películas del calibre de las dos mencionadas, ambas dentro de un género tan específico, puede marcarte de por vida. (yo sé un poco de eso XD) Al margen de sus incursiones con mayor o menor fortuna en toda clase de géneros, muchos han esperado durante años un regreso de Scott al fantástico. Él, categórico, siempre afirmó que solo volvería a este género si encontraba un guion que le gustase lo bastante. (lo cual no es necesariamente garantía de calidad) Más recientemente, en una de las acostumbradas entrevistas para los extras de la enésima recopilación de las pelis de Alien, llegó a decir que le gustaría abordar una nueva entrega en la que explorasen el mundo del misterioso Space Jockey, el alienígena biomecánico encontrado muerto en su nave, y que parecía estar detrás del origen de los famosos huevos de facehugger. Sigourney Weaver tambien dijo que ella solo volvería a trabajar en una pelicula de Alien si la dirigía Ridley Scott, pero es que la trama de Ripley debió concluir con el final de Aliens de James Cameron. Yo habría hecho una tercera con nuevos personajes, para ahorrarnos el bochorno de matarla y luego clonarla, o no habría hecho más. Hay dias que pienso que hasta la segunda me sobra. Daría más pasta que ninguna, pero fué una violación en toda regla del original para parir un bastardo lleno de accion y tiros. (Lo que pedían los 80, vaya). Así todo, sigue siendo mejor que Avatar.  Y con un par de ideas visualmente impactantes (Las mejores pelis de Cameron las hizo en los 80, desde Titanic solo es uno de los mejores vendemotos.)



Con la saga de Alien en el cine ha pasado lo que con muchas otras que tienen una primera pelicula que sorprende, una segunda que aún da más pasta, una tercera en la que los productores se engorilan y quieren que sea la polla con cebolla, metiendo mano a lo bruto y cargandose el producto, y el resto ya es un vagar sin rumbo. ¿A alguien le suenan Spiderman o X-Men? ¿las de Batman? ¿El Retorno del Jedi?  A veces ocurre que alguien toma las riendas con un poco de cabeza y endereza la saga, aunque sea a golpe de reset, como ha pasado en X-Men First Class, o con Batman Begins, aunque esta última parece que ha entrado en un nuevo ciclo de dos buenas, una mala debido a los productores, y una posible cuarta en la hagan reset otra vez. Las secuelas de Alien fueron del Blockbuster de James Cameron, a la sucia, rancia y casi buena Alien3 de David Fincher (la historia detrás de esta pelicula es tan truculenta, que creo que acabaron haceindo la mejor pelicula posible dadas las circunstancias) y a la disparatada Alien Resurrection de Jen Pierre Jeunet, que es basicamente Joss Whedon de antes de hacer buenos guiones y un director frances con gusto por el esperpento dandose al exceso.

Y aparte de la errática trayectoria de esta saga que ni los productores sabían a qué público enfocar, llegan más recientemente las de Alien vs Predator, adaptacion insensata de un extoso crossover nacido en los comics y en los videojuegos, y que no llega a la altura de ninguno de ellos. Estas pelis sí que han estado dirigidas al público más teenager y palomitero sin concesión alguna. Y encima se permiten el "ir de precuelas" de la saga de Alien mostrando lo que sería la génesis de la clásica y maligna corporación futurista Weyland-Yutani (los malosos recurrentes de esta saga) a base de excusas de guion absolutamente lerdas.


Y despues de semejante peregrinaje por el desierto, se anuncia que sí, que ahora es la buena, que Ridley Scott está trabajando en una nueva película que va a indagar en el mundo de los Space Jockeys, (eternos olvidados en todas las secuelas que se habían hecho, más centradas en los aliens y en mostrarlos cada vez más babeantes y asquerosos) y su tecnología biomecánica Made In Giger, luego se aclara que no es una secuela sino una precuela, luego que ni siquiera va a ser una precuela directa, y que no llevará el título Alien, y finalmente se anuncia que la película se llamará Prometheus y no solo establecerá un nexo con la saga de Alien sino que (tócate los cojones) va a ser una de esas peliculas de revelación cosmica a lo 2001 o Contact, jugando con la idea de que la raza humana fuera creada por Alienigenas. Un bocado realmente grande, que realmente parecía la obra adecuada para el calibre que ya a estas alturas tienen sus dos primeras obras de cine fantastico. (es curioso que casi nadie se acuerde nunca de Legend y el hostión que se pegó en las taquillas, Scott ya tuvo con esta un patinazo en el fantástico, pero entonces Blade Runner ya estaba convirtiendose en filme de culto y la critica se lo perdonó)

Tras interminables meses de informacion suministrada con cuentagotas, llegan los trailers y ahi ya el primer "pero", porque cualquiera que haya visto la pelicula, se ha dado cuenta de quie en los trailers te la cuentan casi entera. En fin, un mal habitual del cine. Lo importante es disfrutar el viaje, con una sólida historia. Y ya tendrá que ser buena, porque la dosis de accion y violencia casi circense vista en el trailer recuerda demasiado al bonito y aparatoso (que para eso era jeunet) despropósito que fué Alien Resurreccion, y esperas que al menos la mayor parte de la pelicula no se la pasen corriendo de aqui para allá, que haya algo más que sustos y carreras...


Vale, vale. Ahora veamos que es lo que nos hemos encontrado al final.

A Priori, la propuesta de Prometheus es tan ambiciosa como fascinante y evocadora, y de hecho, los primeros minutos de filme son bellísimos y transmiten mucho. Sobre la superficie de un planeta aún jóven y que aunque posee agua no parece aún albergar vida, un enorme alienigena blanco lechoso y tope cachas con la apariencia de una estatua clásica de marmol, se autoinmola mediante la ingesta de un misterioso liquido negro que descompone su cuerpo para que de lugar a un protoplasma que se esparza por las aguas de ese planeta y de lugar a las primeras formas de vida. Tras ese prólogo comienza una historia de descubrimiento de nuestras raices más allá de las estrellas a bordo de la nave espacial Prometheus, donde el androide David, que tiene mucho de los Replicantes de Blade Runner, vela el sueño de los científicos que van a encontrarse con lo decsconocido. Una breve secuencia de despertar al acercarse al planeta y un rápido vistazo a los principales personajes, para pasar al aterrizaje, en una secuencia que bebe mucho de la primera ALIEN, e incluso aprovecha una idea desechada del guión original, donde unos grandes paneles se retiran para dejar ver al planeta de destino flotando en el espacio. Tambien se aprecia la vuelta al cine de HR Giger, cuyo arte biomecánico ha sido replicado con más grandiosidad que nunca para la ocasión. Para el viejo fan de ALIEN, volver a estos escalofriantes pasadizos alienígenas produce un cierto cosquilleo en la cuscusilla XD


La primera mitad de película se desarrolla en un esquema clásico, parecido al de ALIEN, donde hay un cierto encadenamiento lógico de situaciones, más o menos hasta que encuentran a algunos de aquellos Space Jockeys muertos (a partir de ahora se llaman ingenieros) llegan hasta la misteriosa cámara-capilla, donde se guardan las vasijas con más líquido negro (A partir de ahora se llama mejunje) y se pueden apreciar unos murales con motivos biomecánicos, un par de sustos, porque al parecer, los Ingenieros dejaron fantasmales grabaciones de ellos mismo corriendo despavoridos, alguna situacion de cierta tensión, un David (a partir de ahora se llama Loreal) que se pasa toda la pelicula yendo a su puta bola y sin preguntar, abriendo puertas, pulsando botones, llevandose vasijas, y poniendose a experimentar con el mejunje sin dar explicaciones y "porque yo lo valgo" (uno de los primeros puntos que me chirriaron) Luego descubrimos que la extraña cabeza de los Ingenieros es realmente un casco espacial biomecánico, y que se trata de los mismos aliens de aspecto marmóreo del principio de la película (lástima que practicamente te lo revelen en el trailer) Y a  partir de ahí empiezan las situaciones absurdas, como el mejunje, que no para de provocar diferentes efectos según a quien le caiga encima (o segun como le salga del nardo al guionista) el ponerse a jugar a las disecciones de ranas aplicando electricidad a la cabeza de un ingeniero hasta que peta (¿Y para qué?) Los experimentos con gaseosa (bueno, vale, con champagne) de Loreal, echando el mejunje en un vaso y haciendo que uno de los protas se lo beba, vamos, todo muy cientifico (Ni Ash cayó tan bajo) Que la pareja cómica de la película, un cartógrafo que no sabe leer sus propios mapas, y un biólogo que se pone a acariciar formas de vida alienígena desconocidas, acaben protagonizando una de las escenas más anticipadas, y finalmente más bochornosas del filme... Todo esto lleva a una segunda mitad donde todas las múltples tramas que el guionista se empeña en abrir, acaban siendo resueltas por la via rápida: Sustos, sangre, cesáreas histericas, explosiones y muertes absolutamente gratuitas. En medio de todo este sindiós, parece que la trama principal, la de los Ingenieros y su origen, intenta seguir avanzando, y ahí es donde nos damos cuenta de que originalmente debió haber un guión bueno y sólido, que los productores debieron decidir que un guionista (más bien otro vendemotos) de tanto tirón mediático como Damon Lindelof (Perdidos) se ocupara de "adornar" con su ya habitual arte para crear tropecientas subtramas, encajarlas a martillazos, y luego pretender resolverlas en dos patadas.


El resultado ha sido una de las películas más espectaculares, más evocadoras y más frustrantes de cuantas ha firmado Ridley Scott, y esta vez no tiene la excusa de "que los productores me obligaron" porque ha sido su propio productor... (Fox, lo que queda de Brandywine y Scott Free) A menos que alguien se la haya jugado, cosa que no sería la primera vez. En fín, parece que, efectivamente, las mejores películas de Scott lo han sido gracias o a pesar de él. Es una suerte de lotería, y la lotería ya se sabe... Por mi parte, me encanta la trama de los Ingenieros, es de lo poco salvable del engendro... y francamente, espero que en una segunda película el tratamiento del guión sea menos subnormal. Por desgracia, el cine más comercial nunca ha apuntado en esa dirección. Y a mí no me disgusta ver cine de accion descerebrado y palomitero. Pienso ir corriendo a ver Mercenarios 2 en cuanto se estrene, porque no me espero nada más que lo que ofrecen, una historia de pegote, un montón de viejas glorias del cine y hostiones como melones. La cuestión con Prometheus es que nos vendieron una película para acabar haciendo otra, y eso está muy feo. Se podría decir que ha pasado, al revés, lo mismo que con Blade Runner en su estreno. Promethia mucho más (jajaja, ya he hecho el chiste :P)


Y ya como epílogo, hablemos del epílogo XD ¿A alguien más le ha parecido que ese alien que le sale al ingeniero del pecho tras haber sido inseminado por el calamar que le sale a la doctora Shaw tras haber echado un polvo con su compañero infectado por el mejunje (si, si, todo muy científico) es más una gracieta de cara a los frikis que un punto importante del guión? O sea, que un humano infectado por el mejunje, se tira a su chica, ella da a luz lo que parece un puto calamar, que a su vez, al tirarse a un Ingeniero da como resultado aparentemente, el mismo bicho que aparece en el mural del templo? (claramente inspirado en el alien de giger) ¿he dicho ya lo mucho que odio los porquesíes, y que encima me los quieran colar con tanto morro? Un dato, del bicho de marras ya hay una figura dentro de la coleccion de muñecos que va a lanzar NECA. Vamos, blanco y en botella...






7 comentarios:

Fëadraug dijo...

Prometheus es una película, ciertamente, decepcionante si lo que esperas es algo con una coherencia interna y que esté bien armado, aun a pesar de dejar algún que otro misterio por ahí para que los fans especulen y se preparen secuelas. Pero a mí, más que los agujeros de guión y los porquesíes, me chirrían los personajes.
Son personajes vacíos, sin ningún tipo de personalidad, si no fuese porque nos dicen quién es el androide pensaríamos que todos lo son. Incluso la científica, que se supone que debe crear un punto de inflexión entre ciencia y religión, se queda en un triste "creo en esto porque sí".

Sobre los agujeros y carambolas que se marcan en la película... He leído a muchos decir "es que no tienen que dárnoslo todo mascado". Una cosa es que no se revele todo, que queden cosas misteriosas, otras para la especulación, algo que agradezco incluso en una película que requiere seso mínimo... y otra muy distinta es llenar de agujeros la película, ir rellenando con algo y luego que cada cual saque sus reflexiones. Casi parece que jueguen con los espectadores al "haz tu propia teoría".
Y ojo, no estoy echando la culpa únicamente a Scott o a Lindeloff o al otro guionista del que nadie habla... Hablo de la película en su conjunto: guionistas, actores, productores... Conjunto del que se salva la dirección artística, genial como ella sola.

No es una película mala, ni tampoco buena. Es mediocre. Una primera parte prometedora se convierte en un sinsentido sin previo aviso. Aunque lo digo: me esperaba algo muchísimo peor. Y repito que al menos visualmente es una delicia.

Charles X dijo...

La verdad es que a mi me pareció un sinsentido absoluto. Fui con la idea de: no es una precuela de alien (que por cierto, vi dos dias antes para refrescar xd). Aun así, es un perdidos en el espacio, un vamos a soltar pasta, HD, unos efectos especiales, y un... ¿donde cojones han escrito el guion?
Tiene tantas contradicciones y vacíos que no hay por donde cogerla. No me pongo a despotricar por no contarla entera, pero de verdad, me esperaba otra cosa.
Negro salí del cine el sábado.

NeneKaspa dijo...

Coincido en que sólo la historia de los científicos y los "ingenieros", sin tanto añadido de mejunjes infecciosos y calamares calentorros, habría dado para una historia más coherente, y un poco más corta, por aligerar y dar más ritmo al conjunto.
Eso sí, estéticamente es impecable, lo que me lleva a la siguiente reflexión: si esto se hubiese rodado a finales de los 70, o en los 80, con los medios de la época, hoy estaríamos hablando de "Prometheus" como una de las series B más ridículas y absurdas de la historia, pero que aun así, veríamos cada vez que la repusieran en la tele...

Un abrazo!

Monsieur Espelette dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Monsieur Espelette dijo...

Estoyabsolutamentedeacuerdo con lo que opinas de Prometheus. Nos tendrían que haber llamao ¿no? :-) Saludos!

Por cierto me gusta un mogollón la pinta que tiene el nuevo supergrupo.

¿Como puedo contactar contigo? No hay email...

Pablo Gomez dijo...

La pelicula es muy buena, muy disfrutable, y sin dudas de lo mejor que ha ofrecido el 2012.
Visualmente bellisima, un gran manejo de la direccion por parte del Sr. Scott, una actuacion memorable como la de Fassbender, una trama ambiciosa, un gran homenaje a los temas centrales de la ciencia ficcion, momentos que pasan sin escalas de un extremo al otro, de un cine pochoclo a un cine bizarro clase B. Si, sin dudas de ser tan abarcativa y ambiciosa por momentos tambalea sobre su propio peso, pero aun asi no deja de ser una propuesta sumamente saludable y no resta mas que sacarse el sombrero.

Pensar que se trataba de una pelicula destinada a dar respuestas, es realmente no entender cual fue el objetivo de la pelicula, o no saber que estaban pensando en secuelas. ¿Que ganaba la pelicula dando respuestas? Nada. Hubiera sido apenas una teoria mas de ciencia ficcion dentro de las miles que cualquier amante del genero ya conoce.
Uno de los aspectos mas loables de la pelicula es que todos esos misterios juntos conforman una coeherencia interna creible y bien estructurada.
Algun comentario dice por ahi "Casi parece que jueguen con los espectadores al "haz tu propia teoría"." Exactamente. De la misma forma que al descubrir una civilizacion antigua de la que no quedan mas que algunos objetos, deberemos hacer nuestra propia teoria de como estaba estructurada su sociedad, cuales eran sus objetivos, sus logros, porque desaparecieron, etc. De la misma forma que uno debe hacer su propia teoria de como se extinguieron los dinosaurios. O de que forma se creo el universo, o si este va a terminar. Todo eso sabemos que existe (o existio), pero no tiene respuestas concretas, probablemente nunca las tengan, y solo se puede teorizar con los elementos que tenemos a mano.

La pelicula no da respuestas, no porque no sepa como hacerlo, o porque sea tan ambiciosa, sino porque nunca fue su intencion. De la misma forma que la conexion con Alien es tangencial y no el elemento principal de la pelicula. Criticar a algo por lo que nunca tuvo intencion de ser, es un sisentido. Un guion tiene "agujeros" cuando es inconsistente en si mismo, no cuando tiene como intencion de plantear mas preguntas que respuestas.

Y aun asi, la falta de respuestas no obsta al disfrute de la pelicula por si misma, siendo que desborda de imaginacion, de un gran espectaculo visual, y que el ritmo nunca decae del principio al final.

Espero con muchas ansias las secuelas, y aun asi no estoy seguro de que lo mas satisfactorio de las mismas sea el conocer todas las respuestas de todas las incognitas planteadas.

Albert Tworents dijo...

Dejando de lado todo lo anteriormente comentado, lo realmente lamentable es que la pelicula nos llegue con una asincronia tan grande como la siguiente: cuando los tripulantes del Nostromo entran a la nave de los "ingenieros" en la pelicula de Alien, el space Jockey se encuentra sentado en su silla de montar espacial molona. En Prometheus cuando este enchufa la nave se sienta en la susodicha silla donde le encuentran, PERO LUEGO levanta el culo para ir a por la doctora con lo que el calamar le da un beso de tornillo y... de ahi es de donde vienen los niños!

Poniendonos serios, digo yo que con el pecho abierto de par en par lo ultimo que harias seria arrastrarte hasta tu sillita a ponerte el exoesqueleto para que te encuentren unos años mas tarde...

Si tu premisa es hacer una "precuela" de una pelicula y ni siquiera te molestas en que los acontecimientos de un film concuerden con los del otro... mas nos vale no hacernos muchas cabalas con la segunda parte de Blade Runner...