jueves, 14 de agosto de 2014

Transformers: más, mucho más de lo tus ojos ven. (2)



Como dije al final de la primera parte de este artículo, TAKARA estaba intentando llevar sus juguetes transformables, DIACLONE y MICROMAN a otros paises,principalmente los USA, pero los resultados estaban siendo más bien discretos, sin una campaña de marketing como la llevada a cabo por MEGO y MARVEL con MICRONAUTS, el mercado gringo se les resistía. Hubo unos intentos, que fueron las colecciones DIAKRON, que fué una seleccion de modelos Diaclone, y KRONOFORM, que practicamente se centró en los relojes robot Microman y un par de cosas más. Pero nada, aquello no despegaba. Obviamente, la misma campaña que en Japón, con esos anuncios de television tan bizarros, no se podía usar allí, así, a palo seco, pero aquí llega HASBRO, que andaban en medio de una renovacion total de sus lineas de juguetes, y estaban en pleno proceso de calzarse a MB (Milton Bradley) una veterana fabricante de juegos de mesa y electronicos como el clasicazo ochentero SIMON. Como luego hemos visto a lo largo de los años, Hasbro es lo que es, sobre todo, por saber ver el momento adecuado para zamparse a la competencia e irse haciendo más y más grande. Hasbro y Takara contactan para la distribucion del producto, decidiendose que se buscará un enfoque, un marketing, que ayude a venderlo con éxito allí. Al principio, los japoneses suponen que bastará con hacer una seleccion de modelos, y tal vez sacar un comic, pero Hasbro quiere ir más allá, y su enfoque es muy distinto al de Takara, porque tras echar un vistazo al catálogo, deciden que a ellos solo les interesan los robots...

Y es que el autentico gran proyecto de Hasbro en esos año,su niña bonita, era la renovacion de la marca G.I.JOE, que necesitaba un nuevo enfoque: Juguetes mas baratos de producir, del mismo tamaño que las
figuras de StarWars, que practicamente habian establecido el estandar de esos años, pero mucho más articulados, gracias a un sistema de gomas elasticas que permitian las poses más triquiñueleras, y sobre todo, ante todo, un diseño más molón, más moderno, más de fantasía. Un aire como de superheroes de comic, así que acuden a ¿lo adivinais? Eeefectivamente, Marvel Comics aporta todo el material de background que la nueva linea necesita y lo que en los 60 y 70 habia sido un juguete belico de aspecto realista pasa a convertirse en los nuevos y molonguis 80, en un pequeño (al principio) ejercito de supersoldados (Duke, Scarlett, Ojos de Serpiente...) en lucha contra autenticos malos de tebeo, (Comandante Cobra, Destro, la Baronesa...) que comandaban un ejercito filonazi hostiable y ajustado a las normas jugueteras. Los 70 y el trauma de Vietnam habian quedado atrás y en plena era Reagan habia que volver a mostrar la guerra como algo divertido para toda una nueva generacion de americanitos.  Los buenos con sus pintas que parecian un cosplay (o los village people, que tenian hasta indio y marinero) y los malos, que mezclaban supervillanos con pintas, soldaditos malotes en plan masillas, guerrilleros de aspecto hibrido entre sudamericano y árabe, macarras entre moteros y punk, y solo les faltó meter alguna madre drogadicta adolescente para completar el cuadro de los miedos de america... La gama de figuras fué aumentando de forma exponencial junto con una serie de vehiculos cada vez más espectaculares, siendo lo más grande un gigantesco portaaviones.
Con el juguete, el  resultón concepto creado por Marvel, y el comic correspondiente, guionozado por el gran Larry Hama,aún hubo un elemento más que contribuyó a cerrar la operacion , que fué la serie animada. Una serie creada por la productora (practicamente creada ad-hoc en aquel momento) Marvel-Sunbow y encargada a animar a TOEI en japón, como todas las que se estaban haciendo en esos años. Con semejante producto en mente, Hasbro encontró que los robots transformables de Takara podian constituir una suerte de linea paralela complementaria, así que dieron luz verde a una nueva licencia que ya no sería ni Diaclone ni Microman, sino simplemente:

La premisa de Hasbro era muy clara: "Solo queremos los robots". Así que echaron mano de ambas colecciones, Diaclone y Microman, y se eliminaron los diaclones y los microman. Una vez hecho eso se cogió a todos los robots que se convertian en coches o camiones, y se decidió que serían los buenos, y luego hicieron un burruño con todos los demás, y esos serían los malos. Marvel estableció los nombres de ambos bandos,el diseño de los escudos de las dos facciones, de cada uno de los robots, y sus biografias que aparecerían en unas fichas técnicas incluidas en las cajas, que fueron diseñadas con un packaging brillante,con el molón y reconocible logotipo metalico sobre fondo de rejilla electrónica, todo muy ochentas. En el bando de los buenos, llamado ahora Autobots, quedaron practicamente todos los Car Robot Diaclone, y tambien los Choro Q de Microman, mientras en el de los malos, los Decepticon, el conjunto resultante era un poco caótico, ya que se reunian los aviones de combate Diaclone, los MC Cassettes de Microman y una de las MC Gun Robo, la más molona de la colección, con aquella mira telescopica que quedaba como un bazooka acoplado al brazo en version robot.
El trasfondo creado por Marvel cortó por lo sano y convirtió a todos los robots en alienigenas procedentes de un mundo de máquinas vivientes llamado Cybertron. Ambos bandos llevaban siglos enzarzados en una guerra civil por el control del planeta y acababan saliendo al espacio en sendas naves que por accidente se estrellaban en la tierra hace 4 millones de años. En la actualidad los robots se reactivaban y continuaban su lucha, esta vez con los humanos de por medio. El camión Battle Convoy Diaclone pasó a ser el lider Autobot Optimus Prime y la pistola Microman se convirtió en el comandante Decepticon Megatron (aquí Marvel reutilizó un nombre que tenian registrado desde los comics de Shogun Warriors) Los responsables del invento fueron Bill Mantlo, Jim Salicrup y Ralph Macchio (el guionista, no el actor XD) y finalmente Bob Budianski, y una larga lista de dibujantes entre los que destacaron Frank Springer (el original) y Don Perlin y Jose Delbo (Los más longevos) La coleccion empezó siendo una miniserie de cuatro números, con algunas portadas memorables a cargo de Bill Sinkievicz o Mark Texeira, y en seguida pasó a convertirse en serie regular. Hubo muchas portadas y algunos números dibujados por Herb Trimpe, (otro veterano de los Shogun) Sobre todo al comienzo de la coleccion, se quiso establecer unos cuantos enlaces con el universo Marvel, como se había hecho con los comics anteriores, como la aparición de Spiderman luciendo ya su traje negro ochentero, o el origen de los Dinobots como fuerza especial de combate para eliminar a un decepticon en la Tierra Salvaje, famosa localizacion Marvel donde aún había dinosaurios. Tanto la serie animada, producida tambien por Sunbow, como el tebeo se dedicaron sobre todo a ir promocionando las sucesivas series que iban saliendo de juguetes.

Y centrandonos en los propios juguetes, veamos lo que salió a la venta.. Las dos primeras series, las consideradas originales, salieron entre el 84 y el 85, y comprendían practicamente todo el stock adquirido por Hasbro a Takara, aprovechando los Dinosaur Robo Diaclone como Dinobots, los Insect Robo Warudar como Insecticons, el set de construccion Diaclone se convirtió en los Constructicons, y los Triple Changer y el resto tambien fueron a engrosar las filas de ambos bandos, como los Omnibots o los Jumpstarter. Las pegatinas con los emblemas Autobot y Decepticon se incorporaron a todos los robots, an algunos casos no sabiendo muy bien donde colocarlas, así que a veces aparecían en costados o en la entrepierna, o hasta del revés. De la misma forma, se retocaron las ilustraciones ya existentes para pegarles los escudos a la hora de incluirlas en las cajas. Tambien se hizo al contrario, eliminando pegatinas donde apareciera la palabra Diaclone o Microman, e incluso reesculpiendo alguna pieza, como la placa frontal de Soundwave, donde estaba grabada en relieve la palabra "Cassette Man" aparte de retirar los auriculares y el cableado. En algunos casos, como los casettes Rumble, Ravage, Laserbeak, etc, se decidió dejar las pegatinas originales, aunque salieran palabras como Microman o Takara, ya que el diseño se extendía por toda la superficie, y habrían tenido que sacar una librea completamente nueva para cubrir al robot. De esta manera podemos contemplar sus códigos originales numerados MC de MicroChange.
La mezcla era un tanto extraña sobre todo por las diferencias de escala tan brutales entre Microman y Diaclone, pero a los niños americanos se les dió a entender que los robots que se convertían en radiocassettes o insectos, simplemente cambiaban de tamaño gracias a su tecnología alienigena. Lo que sería el equivalente al típico y jocoso "Lo hizo un Mago". Pero se generaron algunas incoherencias más.
Al eliminar a los pilotos Diaclone, hubo robots, como Optimus, donde su ausencia se dejaba notar, ya que su remolque-base de reparaciones contaba con vehiculos y asientos de tamaño humano, pero ningun humano para ocuparlos. Lo mismo pasó con los Dinobots, que sin pìloto, presentaban unos compartimentos en sus torsos que ya no se entendía para que servian, y los insecticons, lo mismo. Ni para guardar las armas, que no cabían ahi, lo sé, lo intenté...
Los Diaclone que se convertían en furgonetas Nissan Vanette, Ratchet e Ironhide, que eran claramente exo-armaduras y carecían de cabeza, se quedaron tal cual, descabezados y sin piloto, por lo que al dibujarlos en el comic y la serie animada, hubo que rediseñarlos enteros. (luego buscabas el juguete porque te encantaba el Ratchet de los comics, lo encontrabas y se te caia el culo al suelo) Hubo algunos que fueron modificados, como el dinobot Grimlock, al que le "limaron" los dientes, demasiado puntiagudos, para cumplir con las regulaciones jugueteras de la casa, y por la misma razón se eliminó el mecanismo de disparo de Megatrón. Tambien se eliminó la función de radio de Blaster, retirando el transistor y la circuitería interna, y su arma, que estaba diseñada para colocarle los auriculares enrollados en su cañón y encajados en los agujeros de los laterales, quedó tambien algo rara, aparte que su gran tamaño, justificado por haber sido un juguete electronico, era más que cantoso en relación al resto de la colección.


Pero aparte de estos apaños de chapa y pintura, hubo otra cosa que pasó, sobre todo en la serie 2, la de 1985, y es que a Hasbro le pareció que se quedaban cortos de juguetes,así que, en la mejor tradición de Mego o Mattel, echaron mano de todo lo que pillaron que pudiera transformarse para licenciarlo como TF e incorporarlo a la colección.

De esta forma cogieron robots de pequeñas casas japonesas como el pistolón electronico Astro Magnum, que pasó a convertirse en el Decepticon Shockwave, el Super Change Robo Mechabot, estacion de batalla transformable, que pasó a ser el guardian del Arca Autobot Omega Supreme, o dos de los robots de la coleccion Special Armored Batallion Dorvack, basada en la serie de anime homónima, el todoterreno de combate Mugen Caliber y el helicoptero de ataque Oberon Gazette, que se convirtieron en los Autobots Roadbuster y Whirl.
Tambien se hicieron con los robots de Beetlus, convertibles en insectos mecanicos gigantes y pendientes de haber tenido tambien una serie de anime para vender bien el producto en japón. Sus pilotos solo aparecian en el libreto publicitario, pero los robots eran muy apañaos y se convirtieron en los Deluxe Insecticons. Finalmente la serie de anime no se produjo.


Y sin duda el caso más descarado fué de otro juguete de la misma casa, que Beetlus y Dorvack,  Takatoku Toys, despues adquirida por Bandai. Nada menos que la linea de juguetes basados en Super Dimension Fortress Macross, una de las más grandes de la historia del manganime. Sus aviones de combate transformables en robot, los Valkyries, son un hito del género. Y Hasbro no se cortó un pelo, cogió un Valkyrie con equipacion Super Armour, lo repintó y le puso escudos Autobots, lo llamó Jetfire y palante. Con dos cojones. Claro, una vez hecho el apaño, varios de estos "acoplaos" cantaban un huevo al lado del resto, por diseño, por tamaño, (Jetfire o Shockwave eran gigantescos) y porque algunos eran electronicos y motorizados. ¿Para esto le quitaron la circuitería a Blaster?

Aparte de todo este copypasteo descarado en pos del negocio, Hasbro decidieron que había que empezar a pensar en crear nuevas gamas de Transformers,así que encargaron a Takara que trabajara en unos cuantos moldes originales, totalmente nuevos. Los primeros fabricados directamente como TF. para esta primera prueba se decidió que se iban a gastar lo menos posible, así que el invento resultante fueron 5 robotitos de la escala de los Choro Q Minicars, realizados en un plastico de colorines y llamados Mini Vehicles. Se lanzaron junto con toda la gama de 1985, que al final, con tanto pegote acabó siendo más grande y variado que la primera gama de 1984, aunque tambien un conjunto más bizarro, porqué no decirlo. Así todo, estas dos primeras gamas del 84 y 85 quedaron como el Cast original de la serie, los más recordados, y los más reproducidos y rediseñados a loa largo de las muchas series que fueron saliendo .

Así que el apaño, al final, funcionó bien, más que bien, aquello fué otro bombazo comparable a G.I Joe, y cuando ambas series tuvieron crossovers en el comic y la animación y se cerró el círculo, Hasbro debieron sentir un orgasmo porque habian completado una operación de una escala inédita hasta la fecha en el mercado juguetero. No solo ambas lineas estaban vendiendose como churros,sino que el megacombo que suponían representó una competencia brutal para las figuras de Star Wars de Kenner o los Masters del Universo de Mattel. Además tenian otros productos para muy diversos targets dentro del mercado como My Little Pony, la muñeca estilo barbie llamada Jem, o los juegos de mesa y electronicos de MB, lo que les ofrecía un campo de operaciones inmenso. Inmediatamente la competencia supo que tenía que ponerse las pilas y buscar cosas parecidas para competir con semejante mostrenco.




De hecho, en Europa, casas como la francesa JOUSTRA, o la italiana GIG, se habian hecho con Diaclones y Micromanes directamente de Takara, más o menos hacia 1983, no me sorprendería que alertados de los planes de Hasbro, y con propósito de adelantarse a ellos antes de que salieran de los USA, y al llegar 1984, Joustra se apresuró en sacar los suyos, con el nombre genérico de Diaclone, con un currado trabajo de packaging que incluía hasta un mini-tebeo realizado allí mismo por artistas locales, mientras que Gig, haciendo gala de ese simpatico oportunismo tan tipicamente italiano, llamó a los suyos directamente "Trasformer" así, sin temblarles el pulso y por todo el morro.



Con el tiempo, la casa MB, propiedad ahora de Hasbro, se encargaría de llevar la marca TF a Europa y llegó a un acuerdo con Joustra para comprarles todo el stock que les quedaba por vender y reempaquetarlos como Transformers. Cuando empezó la coleccion oficialmente en Europa, la serie 1 de MB estaba compuesta mayormente por las novedades de 1985, y robots de 1984 como Optimus y el resto de Autobots Cars, así como algunos de los Decepticon Jets y de los Decepticon cassettes, llegarían en la serie 2. Grandes tiendas como El Corte Inglés hicieron pedidos masivos de la serie 1, pero como suele ser politica de esta casa, se limitaron a ir vendiendo el inmenso stock que habían adquirido, en vez de hacer pedidos de material nuevo, por lo que los robots de la serie 2 tardaron un huevo en ser distribuidos adecuadamente. En Bilbao la alternativa era una juguetería ya desaparecida, Blancar, que solía tener juguetes importados. El Packaging era realmente espectacular e incluía detalles como una gráfica con las especificaciones tecnicas del robot, que solo se podía ver bien a través de un filtro de color rojo que venía con la caja. tambien se incorporó en 1985 una nueva pegatina con el escudo correspondiente Autobot o Decepticon que solo se veía al aplicarle calor poniendo el dedo encima, para "autentificar" más aún el juguete. Eventualmente, el logotipo de Hasbro reemplazó en la publicidad del producto al de MB, y fué sobre todo con G.I JOE que el logotipo de MB practicamente había desaparecido, aunque siguieran siendo los distribuidores para Europa, a Hasbro le interesaba que su marca se conociera ya de forma global.


¿Y que hizo la competencia? basicamente lo que pudieron. Hubo muchos importadores que se trajeron cualquier bicho transformable de pequeñas marcas japonesas, algo cutres pero resultonas, como los MOTORIZED ROBOT, con sus graciosos motores de fricción, o los CONVERTORS, que aqui llegaron con el nombre de ROBOT CHANGERS, y que aparte de sus propios diseños, algunos realmente curiosos, como una gama de pájaros y tragaperras robot, se dedicaron sistematicamente a copiar robots de todas partes sin ningun pudor, como los de Dorvack, Beetlus, Galvion, y hasta Macross y Orguss. Esta gama de robots llegó aqui en grandes cantidades por su precio considerablemente bajo comparado con los TF, y los tenias hasta en la última de las tiendas de golosinas de cualquier ciudad. Yo mismo tuve un puñado. Vistos hoy dia a muchos se los ve cutrillos, pero los recuerdo con cariño. Como Robot Changers practicamente no encontré nada en la red, pero el nombre Convertors, el que usaron en los USA, me dió un montón de resultados. la verdad es que para una marca bastarda se lo curraron bastante en terminos de packaging.


De hecho, tal sobredosis de pequeñas compañías jugueteras sacando robots me sirvió para tener un primer contacto con series que nunca se iban a emitir aquí,como Govarian, Xabungle u Orguss



















Ya en un plan más serio, en los USA la competencia más importante que tuvo TF fué la marca GOBOTS, creada por la juguetera TONKA, famosa sobre todo por sus gamas de enormes camiones de juguete. Tonka hizo una jugada a lo Hasbro o Mego, comprando la gama de robots trasnformables MACHINE ROBO de la casa japonesa POPY, otra marca que acabaría adquirida por Bandai.


Los rebautizaron como Gobots y sacaron una serie animada realizada nada menos que por HANNA-BARBERA, con un argumento que jugaba a ser el de TF sin serlo, con otra raza de robots vivientes alienigenas venidos del planeta GOBOTRON (me cuesta decirlo sin reirme) Los heroicos GUARDIANS liderados, en el colmo de la redundancia por LIDER-1, un avion de caza, se enfrentaban a los RENEGADES comandados por la letal moto asesina CY-KILL.






Allí la serie tuvo bastante seguimiento, pero aqui se mandó directa al mercado del video, y los juguetes llegaron, pero en su version original de Machine Robo, ya que Bandai estaba empezando a introducirse en nuestro pais. De forma que aqui no hubo campaña conjunta serie + juguetes y el invento no acabó de supener competencia alguna, porque además, honestamente, la mayor parte de esos robots me han parecido siempre una cutrez, con algunas excepciones, como este, al que tengo un cariño especial, porque fué de los primeros robots transformables que descubrí cuando alguien lo trajo al cole y me flipé con él durante años.



Años mas tarde se añadió la gama ROCK LORDS, compuesta de figuras convertibles en... PIEDRAS. Los Rock Lords supusieron el último intento por parte de Tonka de hacerse un hueco, con pelicula animada y todo pero ni por esas.

Otras marcas americanas , como Kenner, jugaron a competir a la vez con los TF y los G.I.Joe, con una curiosa propuesta, M.A.S.K. que se componía de una colección de vehiculos con sus pilotos que obviamente luchaban en dos bandos enfrentados, sirviendose de las máscaras que les otorgaban acapacidades espciales y los vehiculos, con funciones de transformación para volverse autenticas navajas suizas atiborradas de armas letales de la muerte mortal. Tambien contaron con serie animada, a cargo de la ochentera DIC, que tambien las solía mandar a animar a japón. La verdad es que esta colección me gustó más que Gobots, la encontré más original,y fué una pena que no haya sobrevivido hasta nuestros dias.
Aquí en España, hubo quien tambien intentó aprovechar la fiebre robótica, y nada menos que la mítica marca TENTE incorporó a sus lineas una compuesta por máquinas transformables, los ROBLOCK, un invento cuanto menos resultón, que echó mano de piezas de muchas lineas distintas para crear una serie de diseños que iban de los regulero a lo bastante apañao, sobre todo para un juguete de construcción de esos años. Con ideas como esta o sus líneas ASTRO y COSMIC de naves espaciales, de vehiculos futuristas TITANIUM, que tenían hasta amortiguación, sus barcos y vehiculos bélicos de la linea ESCORPION, Tente se había adelantado por décadas a LEGO, pero todos sabemos como acabó la historia...
¿Y qué pasó en Japón? Pues que la llegada de los TF a su mercado supuso el cierre de las lineas Diaclone y Microman. La serie animada y los juguetes tuvieron un impacto bueno a pesar de tratarse de un juguete que ya llevaba años allí con otros nombres. El Marketing funcionó,pero a medias. darse cuanta que en japón a esas alturas habia chorrocientas series animadas sobre robots transformables con sus heroicos pilotos (porque en japon el robot es una extension de la fuerza, del espíritu del piloto, como una actualizacion de la espada del samurai) así que Takara puso especial énfasis en que eran robots vivientes y que eso era más molon, con un nombre bastante más largo: FIGHT! SUPER ROBOT LIFEFORCE TRANSFORMERS.
Los japoneses prefirieron volver a cambiarles los nombres a muchos de los robots rescatando los que tenian como Diaclone y Microman, así Optimus volvió a llamarse Convoy, que es el nombre que sigue teniendo allí a dia de hoy. Ravage o Laserbeak volvieron a ser JAGUAR y CONDOR. Los Autobots pasaron a llamarse CYBERTRONS y los Decepticons DESTRONS, y su planeta de origen se llamó SEIBERTRON. Curiosos matices que quedaron allí implantados. Tambien hubo movidas con robots como Jetfire, y otros de la extinta Takatoku Toys, que no pudieron ser vendidos en Japón para que Bandai no les metiera un puro. A partir de ahi empieza una larga, muy larga historia de colaboración-trolleo, entre Hasbro y Takara que se extiende hasta hoy dia, y que ya trataré si cabe en un último post.

domingo, 10 de agosto de 2014

Transformers: más, mucho más de lo tus ojos ven. (1)

Eran las navidades de 1980, aproximadamente, y por reyes cayó en mis manos un juguete alucinante para el crio de 8 años que era yo, teniendo tan reciente aún en la memoria y en mis hojas de papel llenas de garabatos el impacto de mazinger Z y sus robots gigantescos y espectaculares. El juguete en cuestión, un innovador robot transformable (el primero que ví en toda mi vida) en una enorme caja , que se llamaba Giant Acroyear. La colección a la que pertenecía había llegado a españa sin hacer mucho ruido y se llamaba Micronauts.
La relacion de Micronauts con Transformers no es solo relativa a que tuviera robots que se convertían en naves (en realidad se desmontaba y se volvía a montar como nave, de una forma muy mañosa) De hecho, años más tarde, al salir los Transformers, ya me sorprendí de ver a uno de sus robots, Jetfire, con los colores cambiados, apareciendo en una cinta de video de animacion japonesa (en el 86 la palabra manganime aquí  ni existía) llamada Macross.  De pequeño me fascinaban los robots, practicamente desde MazingerZ y los androides de Star Wars, y los que fueran gigantescos me encantaban,así que los TF para mí fueron el invento del siglo. Además contaban con un comic de Marvel, un crossover con los G.I Joe, y parecía el juguete americano más molón desde los muñecos de Starwars. Muchos años despues, ya viviendo en una meca del coleccionismo como es Barcelona y con acceso a muchas revistas espcializadas extranjeras, me dió por ponerme a indagar en el origen de este juguete y descubrí unas cuantas cosas que me dejaron muy sorprendido y que paso a compartir con vosotros.

La historia, la historia completa, arranca a mediados de los 70, cuando la hoy todopoderosa casa juguetera americana HASBRO llevaba años cosechando un gran éxito en los USA con su juguete estrella, los muñecos militares G.I JOE. Estos no eran aún los que recordamos de los 80, sino unos mucho más grandes y realistas que aqui llegaron con el nombre de Geyperman. Tan solo tenían la competencia de los MEGO, unos muñecos similares, más pequeños y baratos, que tuvieron el buen ojo de fabricarse aprovechando licencias de comics y series de TV de la Época, como los superheroes de Marvel y DC, StarTrek, El Planeta de los Simios, etc. En esos años, otra casa juguetera japonesa, TAKARA, se interesa por la licencia, pero no para venderla tal cual, sino haciendo un curioso experimento. Cogieron el cuerpo articulado basico del muñeco, y lo pasaron a plástico transparente, donde esculpieron partes internas de apariencia tecnológica y colocaron cabezas cromadas robóticas, así como brazos intercambiables con accesorios mecánicos. Se había creado la coleccion HENSHIN CYBORG, una de las más exitosas de Takara, ya que los juguetes de tipo futurista tenian (y aún tienen) un gran éxito entre los tecnófilos niños japoneses, y al igual que los MEGO, tambien aprovechó más de una licencia para fabricar "cosplays" para sus muñecos.

Llega la crisis del petroleo de los 70, en que toda la industria, incluida la juguetera, se ven abocados a abaratar costes, y todo el mundo se fija en el gradual éxito de un juguete como los PLAYMOBIL. Estos muñecos articulados genéricos y sencillos, muestra, junto con el LEGO, de una nueva forma más minimalista y progre de concebir el juguete en la europa de la época, empiezan a escalar en ventas y en los USA empiezan tambien a buscar muñecos que se puedan fabricar con menos cantidad de plastico. Aparecen las figuras articuladas de KENNER de STAR WARS, que además del gran éxito de la saga cinematográfica, son más baratas de fabricar que un G.I Joe o un Mego, ya que son más pequeñas y se componen de pocas piezas moldeadas con todos los detalles. Sin duda alguna, elmayor triunfo de George Lucas fué apostar por este producto que en combinacion con las peliculas, fué tal bombazo que cuando aún no estaban listas las figuras, los niños ya hacian preorders comprando una caja VACIA con una foto de las figuras a las que les daba derecho en cuanto salieran de fabrica. Como vamos a ver en esta entrada, nadie gana en marketing a los yankis.

Takara tambien se aplica el cuento y decide reducir de tamaño los Henshin para crear un nuevo juguete, manteniendo los cuerpos transparentes, las cabezas cromadas y las piezas intercambiables, aparece una gama de figuras llamada MICROMAN, cuyo concepto juega precisamente con la idea del tamaño. Se supone que las figuras los representan a su tamaño real, que se trata de pequeños aliens llegados a la tierra que están en guerra con una version suya malvada y más robótica, los Acroyear. Unos y otros toman las casas de los niños japoneses como improvisado campo de batalla, ayudandose de toda clase de vehiculos y accesorios, al igual que ellos, reconfigurables y transformables.
Esta nueva gama de juguetes tiene un éxito aún mayor que los Henshin y empiezan a lanzar serie tras serie con nuevos accesorios y modelos. Su aspecto galactico y molón llama la atención de la casa Mego, que están de capa caida con sus tradicionales figuras y buscan algo con que competir contra las figuras de StarWars, (licencia que en su dia llegaron a rechazar para hacer juguetes pensando que sería una moda pasajera, no como sus lineas basadas en clasicos de la TV y el comic) Mego compra una buena remesa de figuras, a las que suma algunos juguetes más de otras líneas sin relación alguna,más allá del aspecto futurista, incluido un muñeco basado en la serie de robots japonesa Kotetsu Jeeg, y despues llama a MARVEL COMICS para que les ayuden a crear un nuevo concepto que les ayude a venderlo en los USA. El invento resultante se llama
MICRONAUTS y se plantea como una saga a lo Star Wars, contando con su propio Darth Vader, el Baron Karza, basicamente un retooling de color negro del muñeco de Jeeg (otro retooling de color blanco sería su némesis, Force Commander) e incluso su equivalente de la Fuerza, llamada Fuerza Enigma, su Princesa, llamada Marionette, su pareja cómica de robots, aprovechando a Robotman (una exo-armadura de combate Microman) renombradolo Biotron, e incorporando uno más pequeño con orugas, Microtron, etc... El argumento muestra una guerra galactica en una dimension paralela subatómica llamada Microverso, donde un grupo de rebeldes, capitaneado por el Comandante Rann, se enfrenta a Karza y su ejercito de máquinas de guerra y guerreros espaciales, incluidos los Acroyear, que mantuvieron aqui su nombre. Tambien acababan cruzando hacia nuestro mundo donde al igual que en Microman, eran tan pequeños como el juguete los representaba. El comic, que no se cortó un pelo a la hora de hacer crossovers con otras colecciones Marvel, funcionó muy bien y la linea tuvo un relativo éxito hasta los primeros 80. Guionistas como Bill Mantlo o Jim Salicrup y un artista revelación tan importante como Michael Golden lograron un producto que aún hoy los nostálgicos recuerdan. De hecho, Marvel Comics en esos años se especializó en crear series a partir de licencias de juguetes, un recurso de muchos que usaron para superar la crisis en la que habian caido los comics de superheroes en los años 70. La America traumatizada con la Guerra de Vietnam no estaba para supertipos en mallas y hasta el fin de la década no volvió la magia.
Marvel seguiría sacando comics de otros juguetes, como el electronico ROM de Parker Brothers, que convirtieron en otra interesante licencia, una coleccion de comic tambien guionizada por Bill Mantlo, y que logró sacar mucho de muy poco, creandole todo un universo propio, dibujado en mayor parte por el veterano Sal Buscema, que tambien fué integrado dentro de Marvel, y otro curioso invento fué SHOGUN WARRIORS, un producto traido por MATTEL, que consistió en coger todos los robots de las series animadas japonesas de los 70, Mazinger, Getter, Gaiking, Dangard, Raideen, Combattler, y chorrocientos más, y venderlos como una sola colección. Como podeis ver, una practica común en los USA. Varias de esas series aparecieron en la TV "fusionadas" dentro de una sola, llamada Force Five. Mattel cogió los juguetes que se producían en Japón de todas esas series, los muñecos pequeños de metal, llamados CHOGOKIN, y los grandes (realmente grandes) de plastico que disparaban proyectiles, llamados JUMBO MACHINDER, e incluso, en el colmo de la desfachatez, echaron hasta  muñecos de monstruos como Godzilla o Rodan al mejunje. Marvel Comics volvió a hacer su magia para venderle la moto a los crios, y recurrieron a un guionista que quien lo hubiera dicho. Nada menos que Doug Moench, muchos años antes de convertirse en el oscuro guionista del BATMAN de los 90, y el dibujante Herb Trimpe, que no dudaron en hacer luchar a estos robots junto a los superheroes Marvel contra Godzilla y otros Kaiju (vamos, que está muy claro de donde salió Pacific Rim) o de crear sus propios robots gigantes, como el RED RONIN, que se convertiría en otro personaje fijo de la casa, o un robot malvado llamado MEGATRON...
Esta coleccion ( o parte) acabó llegando a nuestro pais aprovechando que aún estaba reciente la emisión de Mazinger Z. Aunque ningun otro del resto de robots nos sonaba de haberlo visto en la serie, importaba bien poco cuando te encontrabas frente a esos mostrencos de medio metro en los escaparates.























Y llegamos a los primeros 80, donde nos encontramos con que el comic de Micronautas acaba durando más que la propia coleccion de juguetes, ya que ni con sus ventas, Mego loga salvarse de la debacle, y al final, cierra el chiringuito. Mientras tanto,en Japón, Takara ha seguido sacando nuevas series de Microman, y están aprovechando tambien la fiebre de los robots gigantes con una nueva línea,llamada DIACLONE, en la que la tierra debe defenderse de una invasion de aliens de aspecto insectoide, llamados Warudar, y crean toda una gama de robots gigantes y vehiculos de combate para hacerles frente. Los pilotos de estos robots son una especie de Cyborgs llamados Diaclones, que fusionan sus mentes con sus máquinas de combate. Estas figuritas son sin duda las más minusculas producidas por Takara, porque realmente, las estrellas de la coleccion son los robots y los vehiculos, así que los pilotos eran muy pequeños para crear la sensacion de escala. Además tenían pies imantados para fijarse a las partes metalicas de los robots, que entonces eran muchas, eran juguetes muy sólidos y duraderos. Tras un par de series consecutivas de figuras y accesorios, empieza de verdad lo bueno, cuando Takara empieza, tanto en Diaclone como en Microman, a introducir robots verdaderamente transformables que revolucionarían el mercado. Por un lado en Microman, se crea la lína MicroChange, consistente en una nueva gama de robots de apoyo para los Microman en su lucha con los Acroyear, que al ser como ellos, de tamaño diminuto, se convierten en pequeños objetos para ocultarse, tales como radiocasettes, un walkman, un microscopio, una cámara de fotos, una pistola...

Empezais a ver por donde van los tiros ¿no? Incluso una serie de Microman se convierten en cochecitos Choro Q, una linea de coches de fricción que es tambien propiedad de Takara. MC es la denominacion Micro Change, y cada robot tiene un número y un nombre código. En el caso de los ChoroQ tan solo es el nombre del coche que representan.
¿He dicho una pistola? Hasta 3 distintas convertibles en robot, uno de los cuales venía en una edicion especial con un montón de accesorios para convertirlo en arma de francotirador, mira telescopica incluida, y todos tenían mecanismos de disparo con balines de plastico. Así los niños que ayudaban a los Microman podían además usarlos para defenderse de los malos. (o por si aparecía PedoBear)

Por supuesto, un niño corriendo por ahi con una pistola ayuda mucho a los Microman a pasar inadvertidos...















                                                                                                                                                           

Uno de los radiocasettes funcionaba de verdad como radio gracias a un transistor en forma de cassette que se oía a traves de amplificadores incorporados en el propio robot.








Hasta algo tan bizarro como un candado con combinación que se convertía en el robot de turno, de diseño resultón,pero que no creo que hubiera servido para sujetar la cadena de la bici...



                                                                                 


Incluso relojes de pulsera que se desacoplaban y transformaban, que seguro que tambien le sonarán a más de uno que pudo ver su copia china en tiendas de nuestro pais en los primeros 80, de todo, todos robots de combate Microman que se camuflaban de esta forma en las casas japonesas.



Y en esos años, primeros 80, en su linea paralela, Diaclone, se lanza una linea de nuevos robots de combate, transformables a su vez en toda clase de vehiculos terrestres, aereos, de construcción, etc, a fin de hacer frente a la amenaza warudar. La serie se subtitula Car Robots y va presentando más y más nuevos coches convertibles en robot, todos con un compartimento donde alojar a su pequeño piloto Diaclone. De cada modelo de coche llegaban a sacar hasta tres versiones en distintos esquemas de color o como coches de policía japoneses, y la joya de la colección era un gran camión trailer llamado Battle Convoy, con dos pilotos que lo manejaban y mantenían en su remolque-base de reparaciones. La foto del scan representa al prototipo.









Llegaron a salir más de 5 variedades distintas de estos nuevos robots transformables. Los iniciales, Car Robots, mantenían la escala con los pilotos Diaclone y con todo el resto de la gama de vehiculos y playsets que se habian lanzado en series anteriores de esta colección. En su forma de vehiculos, el asiento del piloto era accesible para colocar el diminuto Diaclone, como en este coche de bomberos, con cabina abatible, uno de los más grandes de la línea.A menudo el piloto aparecía en el mismo color principal del robot para que ambos fueran a juego.







Llegaron tambien sencillos robots de transformacion automática en los que colocar a un Diaclone sentado en la posicion de vehiculo, o de pie en la forma de robot, para dar mas impresión de exo-armadura. Los Warudar tambien contaban con sus propios robots transformables en insectos mecánicos. No es que se redujeran de tamaño al convertirse en insecto, es que realmente eran insectos del tamaño de un tanque, bien armados y acorazados que podian adoptar configuracion humanoide y disponian asimismo de cabinas en sus torsos donde alojar al piloto. Aqui otro scan del catalogo con los prototipos.
Otras lineas saltaron de escala a una más pequeña cuando empezaron con los combinables, series de 6 robots que se combinaban en uno solo, con vehiculos de construccion, o trenes de los ferrocarriles japoneses, dando lugar a monstruos tan enormes que habría sido carisimo producirlos a la misma escala que el resto de Diaclones. Con esta estrategia Takara se aseguraban de que venderían packs completos..


Los Dinosaur Robo fueron,como su nombre indicaba, una serie de 5 Dinosaurios Robots pilotados por los Diaclone para hacer frente a una invasion de dinosaurios (si, si, toma ya!) que habian sido traidos por los Warudar abriendo una brecha en el tiempo. Cuatro de ellos tenian su cabina con piloto, y solo uno, el volador, aparentaba ser un Drone no pilotado




Y hasta llegó a salir una línea de robots con 3 diferentes configuraciones, los Triple Changer, como este, con forma de robot, de tanque y de avion de combate, que suponian rizar el rizo en cuestiones de diseño e ingeniería. Demasiado complejo, sin embargo, para poder alojar un Diaclone en su interior.


Y ahora vamos a cerrar el circulo volviendo a la primera marca de la que hablaba en esta cronología, porque Hasbro, en los USA, en esos primeros 80, está trabajando en renovar la licencia de G.I JOE, que tambien habia acabado desbancada por los juguetes de StarWars (ironicamente con el tiempo se comprarian esa licencia) Y se fijan en las lineas Diaclone y Microman, que Takara está tratando de exportar sin que acaben de venderse tan bien fuera de japón. Ambas compañias entran en conversaciones y es entonces cuando empieza el sarao de verdad, que explicaré en el proximo post.