miércoles, 28 de agosto de 2013

No hay Huevos...

Digamos que un tio que va de granjero, anuncia que tiene unas gallinas que van a poner unos huevos que van a ser la hostia, porque además las está criando especialmente para ello, ya que es quien más sabe de huevos y de avicultura, y sabe tanto porque, sencillamente, ha comido muchos huevos, toneladas, lo cual no te convierte en avicultor, pero si te abotarga de colesterol. Llega un momento que los huevos pasan a segundo plano y es él quien aparece llenando titulares ahí donde puede, para explicar lo mucho que sabe de huevos y como va a poner patas arriba la industria huevera. Que sus huevos no tendrán rival, y que no piensa venderselos a cualquiera, que no va a entender qué huevos tiene... A todo esto, aun no hemos visto los huevos...

En un momento dado se atreve a atacar con saña a las cadenas de supermercados porque están llevadas por ineptos que no aprecian sus huevos, pero les concede la oportunidad de dejarle que les ilumine y les diga como llevar su negocio, sacandolos de la oscuridad y de la ceguera huevera....

Cuando ya llegase al extremo de empezar a dar consejos a las propias gallinas que encuentra por ahi, o en otras granjas, sobre como poner sus huevos, diriamos que al payo se le ha ido la pinza ¿no?

Pues eso...

http://hombredebronze.blogspot.com.es/2013/08/justice-league-beyond-done-right.html

Este caballero, que va de representante que se lo va a comer todo y lleva meses hablando de los logros que aún no ha obtenido y criticando a los editores a los que tarde o temprano tendrá que ir a pedir trabajo, y que afirma que les supera en conocimientos sobre el medio, obtenidos, sencillamente, leyendo toneladas de comics, lo cual no te convierte ni en guionista ni en editor, igual que currar toda tu vida en un videoclub no te convierte en director de cine, se ha permitido el lujo de coger a un dibujante conocido suyo (que no representado, ojo)  y como no le gustan los diseños que ha realizado para un personaje de comic de DC (Aprobados por DC) va y le monta en su blog un bonito tutorial de como debería dibujarlo, cosa totalmente inutil, porque las ordenes vienen de DC, no de él. Pero el objetivo, que es exhibir su ego y su conocimiento enciclopedico sobre comics, haciendo ver que quiere ayudarle, es satisfecho en su constante bombardeo bloguero, con el que pretende promocionarse como representante. Un representante cuya carta de presentacion es "hola, sé de comics más que los editores" Con semejante actitud no se consiguen contratos para los dibujantes, si es que realmente le importan los dibujantes.


En serio, tio, para ya, que estás haciendo el ridiculo. 

jueves, 15 de agosto de 2013

Los bucles, que malos son...

Habrá gente que se pregunte que me ha pasado que ando tan puteado ultimamente con el curro y quejandome cada dos posts, pues hasta yo me lo pregunto, la verdad, porque parece mentira, pero todo tiene una explicacion:

Antes de nada, tengo que decir una cosa que ayude a entender todo lo demás. Tengo bastante inseguridad. La he tenido siempre. La gente como yo, que muchos solemos dedicarnos al arte, lo usamos para expresarnos pero tambien para salir de nuestro caparazón. Y para mi los pequeños triunfos me ayudan a salir un poco más del caparazon, pero es facil que un revés me retraiga de nuevo. Y así me he tirado toda mi vida. Entrando y saliendo como las tortugas.

Ya he comentado antes que Dragonfall llegó como una de las tontadas que se nos ocurrian a Alvaro Lopez y a mi para nuestros fanzines, mientras yo empezaba ya a pensar en proyectos con los que empezar a adentrarme en el mundillo, y el éxito, totalmente prematuro para mi calidad de entonces, que acabo teniendo debido al monstruo masivo que fué Dragonball en españa, me hizo relegar esos proyectos a momentos más propicios. El efecto que tuvo aquella historieta pensada originalmente para venderse como fanzine fué totalmente inesperado, así como la reaccion del público. De la sencilla y gamberra patada en la boca al cambio que había hecho Dragonball, dejando atrás la genial parodia que era y convertirse en una saga de superheroes, a convertirse en parte de todo aquel fenomeno y siendo comprados masivamente por los fans de estos nuevos superheroes que reventaban planetas a kamehames... Mi autoestima como autor se vió duramente golpeada desde el mismo comienzo de mi carrera. Apenas empezaba y ya no era yo, era el que hacia chistes basados en un comic de otro, que encima no me gustaba. La procesión iba por dentro, mucha gente me daba palmadas en la espalda, pero yo me sentía muy desencantado con la industria del comic. Y tenía que poner buena cara para no herir a los fans...

La otra parte fea de Dragonfall, aparte del intensivo ritmo de trabajo de 30 páginas mensuales, fué que a lo largo de los años mucha gente relacionada con este título que tan rentable salía, nos estuvo sisando pasta durante años. Durante mucho tiempo le tuve hasta asco a este comic por la codicia que desató y aún desata. Un perfecto ejemplo de como en este pais no se respeta nada cuando se trata de hacer dinero facil.

En esos años acabé encontrando refugio en hacer comics de Fanhunter porque al menos eran personajes parodicos más genericos y me sentí más cómodo. Además era otro universo tambien muy popular, al que no me importaba haber llegado de fuera. Al ser unos tebeos muy seguidos por los lectores de Marvel en España, era como una pequeña Marvel de andar por casa. Mientras hacía esos comics empecé a desarrollar ya mis propios proyectos, personajes y tramas. Llegado el momento empecé con mis propios comics, pero siempre le he tenido un cariño especial a este.

Con el tiempo, tras muchos experimentos y dar algunos tumbos, dí con un tipo de comic con el que me sentía cómodo, aventuras un poco a lo francobelga, con estilo de dibujo cartoon y bastante humor. Alternativamente me he metido en alguna que otra parodia, pero siempre procurando dosificarmelas mucho, y tratando de ser yo quien las escogiera para no quemarme.  Por desgracia siempre no me ha sido posible.

Cuando en Francia les dió por publicar Dragonfall me pidieron un producto en la misma línea, esto es, otra parodia, y exhalando un suspiro, me puse a darle vueltas a ver que podía resultarme más facil de hacer, y así salió el Paladines del Horoscopo que empecé a hacer para ellos. A cambio, logré que se mirasen mi proyecto de Kung Fu Mousse.

Luego, cuando la editorial cerró ambas lineas, logré traerlas a españa, en un año que se me dió muy mal tras los logros del año anterior, como ya he explicado en otro post anterior. panini se hizo cargo de Paladines y me comprometí a continuarla aunque fuera solo en españa, aunque con el tiempo hemos acabado relanzandola en francia, pero a Panini se le vendió muy mal y decidieron aparcarla y encargarme ellos la parodia de Juego de Tronos, así que de un año para otro tuve que cambiar de nuevo el chip y realizar Juego de Poltronas, mientras en francia reeditabamos el Paladines con nuevo editor. El problema con la edicion francesa es que por las reediciones apenas vi un duro, y la colección aún no ha acabado de despegar, al menos hasta que lancemos un tercer libro totalmente nuevo. Un porrón de trabajo sin mucho estímulo, Paladines por lo poco productivo, y Poltronas porque al cabo de los meses resultó que tampoco se había vendido bien y de nuevo habia que cambiar el chip y ponerse con otro encargo. Esta vez el comic que ando terminando, una sátira sobre el estado de la sanidad pública y la crisis.

Mientras tanto, había surgido la oportunidad de dibujar el nuevo comic de El Supergrupo, que para mi era un reto tan importante y sentí tantos ojos en mi cogote , que me puse a ello con una presion brutal encima. Cuando acabé este comic me sobrevino un bajón en el que fuí incapaz de hacer nada en un mes. Por lo menos, el resultado fué muy bueno, y las ventas han sido tambien muy notables, pero aún no sabemos si habrá continuación ni cuando. A la vez, el editor de la reedicion de Paladines para Francia, me reclamó que empezara a trabajar simultaneamente con ese comic, en una parodia que se habia puesto a escribir sobre El Señor de los Anillos. Ahi, perdonad si no lo entendeis, pero hice crack.

Vereis, el Señor de los Anillos son palabras mayores, y ya se han hecho varias parodias, todas bastante malas. El guion de esta tampoco era algo que marcase mucha diferencia, y me sobrevino el agobio, tanto de ligarme a un producto tan peligroso que podría volver a encasillarme por un montón de tiempo, como al hecho de que si andaba haciendo, como el editor quería, dos tomos de cada cosa al año, me veía haciendo unas 720 páginas el año, solo de estas dos parodias, y sin tener muy claro ahora mismo cuanto se podrían vender ni cuanto me sacaría por cada una. demasiadas cosas en el aire, demasiada inseguridad. Mi intencion era afianzarme en el mercado frances con una obra más variada que me abriera más puertas. Las parodias ya fueron mi trampolín, pero me empiezan a pesar como lastres de barco. Sobre todo las que yo no escojo.

Tras lanzar el Supergrupo, yo esperaba así dedicarme unos meses a mis propios proyectos y a practicar tecnicas de dibujo y de color, para más tarde ya ponerme con lo siguiente, que iban a ser el comic de sanidad para Panini , y el Paladines 3 mientras se decidía lo que se iba a hacer con esa parodia del Señor de los Anillos. Pero el pago por el Supergrupo tardó unos 3 o 4 meses en llegar, con cuentagotas y pasandome todos esos meses con miedo a no poder pagar el alquiler. Así no había forma de concentrarse en el trabajo, y me sobrevino el miedo a estar suponiendoles una carga a mis padres porque mas de una vez les tuve que pedir dinero, aguantando los tipicos "hijo, mira que ya tienes una edad, y tienes que pensar en el futuro" Como si no lo supiera. De hecho, no habría necesitado ninguna ayuda, de no haberse cancelado en su dia proyectos que luego pude retomar, pero ya a destiempo.


Toda esa presión y el desencanto añadido de verme atado a varias parodias que me iban a absorber un montón de horas, hizo que abordara los proyectos nuevos mios con mucha ansiedad, necesitando dar con algo que ningún editor me pudiera rechazar, algo a lo que no le pusieran pegas, me obsesioné con la calidad, y no conseguía pasar de la fase de boceto, en cuanto acababa una página de muestra, la veia mediocre y la rompia. Reescribia el proyecto una y otra vez. Entré en un bucle de inseguridad y perfeccionismo enfermizo que me duró 3 meses mientras iba haciendo pequeños encargos para irme sacando el alquiler e iba llegando el resto del pago del Supergrupo. Se quedó en la nevera un montón de trabajo que andaba mirando si hacer, colaboraciones con Sergi SanJulian, Cels Piñol y Dan Brereton, porque no me terminaba de aclarar con lo que queria hacer realmente y la ansiedad me desbordaba. tambien estaba (y aún está) la opcion de coger alguno de mis proyectos y ofrecerlo como Crowfounding, pero aquel no era el momento, porque andaba demasiado histerico con la cantidad de trabajo por hacer y la incertidumbre.  El fantasma de Dragonfall me cayó encima como un elefante, y dije ¡Basta! Se cierra el chiringuito, no estoy, que me dejen en paz...

Tras esos tres meses me acabó pillando el toro y tuve que empezar ya con el comic para Panini, Tijeras, y el Paladines 3 francés. Todo eso en un estado de ánimo realmente oscuro, que aún arrastro en parte, y que trataba de disimular como podía. Además ambos comics estan siendo un hueso duro de roer, el Paladines, porque tras la cancelacion de la coleccion cuando la empecé a hacer hace años, la actual reedicion me ha pillado ya  con la cabeza en otras cosas, aparte que la posibilidad de acabar haciendo tambien esa otra parodia del Señor de los Anillos (estariamos hablando de 6 tomos, y esos si se vendiera bien) me escuece como un trago que no quier tener que tomar. Y el Tijeras, porque el tema de la sanidad es muy peliagudo, y no sabía ni por donde empezar a abordarlo, o cómo hacerlo, o si saldría algo muy tontorrón, o si saldría un panfleto, y además era un tipo de trabajo nuevo para mi, y mi tercera oportunidad de conseguir algo que a Panini le funcione en las tiendas, así que con toda esa presion añadida, empecé ambos comics, sí, pero los empecé como el que se pone a comerse un puercoespín... vamos, que tardé otros tres meses en coger cierto ritmo de trabajo.

Ahora mismo me queda acabar de colorear el Tijeras y mandar paginas y textos al editor. Desgraciadamente, el Paladines 3 ha pagado el precio para que pudiera coger velocidad con el Tijeras, y me pierdo el salón Paris Manga de Octubre, porque el comic no estará listo aún. Lo acabaré en cuanto termine el Tijeras, pero además hay un proyecto que me ha venido a proponer otro guionista, este francés, para enseñar allí. ya les hice unos diseños de personajes, pero el editor quiere ver páginas y tendré que hacer unas cuantas en Septiembre. Ya he superado un poco mi crisis artistica y tengo más definidos los dos proyectos propios que quiero tirar para adelante, pero estoy viendo que por ahora van a tener que esperar. Lo que más rabia me daba hace unos meses ahora lo tengo más asumido, pero sigue sin gustarme nada. Lo que voy a procurar es no volver a caer en otro bucle como el de hace meses, porque no me ha hecho más que complicarmelo todo. Lograré mis objetivos, pero me tendré que armar de paciencia. Todo el mundo deberá hacerlo. Y no es facil, porque vivimos tiempos de mucha crispacion. No tengo la culpa de que haya tanta mierda, pero voy a tener que aprender a taparme la nariz.


martes, 13 de agosto de 2013

Tiritas y Tijeras, now on Nachocolor!


Seguimos con el comic que preparo para Panini sobre la crisis en nuestro pais y la sanidad. Estoy en la fase de color y solo me queda añadir los textos a las páginas. Espero acabarlo todo antes de fin de mes.

jueves, 18 de julio de 2013

Pues a mi me ha gustado...

Antes que nada, quiero dejar clara una cosa, porque estoy harto de suspicacias: Me encanta el Superman de Richard Donner. Fué una de las primeras peliculas que ví en mi vida y siempre ha tenido una magia muy especial para mí, y a lo largo de los años he comprendido que si los codiciosos robaperas de los Salkind no le hubieran echado del rodaje por gastarse un dinero que estaba claro que iban a recuperar con creces vistos los resultados de la primera, la segunda pelicula aún habría sido mejor que como todos la recordamos.

Y otra cuestion muy importante. Hoy dia es muy dificil establecer un consenso sobre las bondades o defectos de cualquier producto, sea un libro, un comic, una pelicula, música o videojuegos. Siempre han existido toda clase de gustos, de apreciaciones subjetivas, pero de un tiempo a esta parte, cosas que antes parecian de cajon son cada vez más motivo de polarizadisimas discusiones. Esto es, si una pelicula ha sido buena o mala, es algo que se debería poder establecer en base a cuatro aspectos básicos, pero cada vez es más dificil ponerse de acuerdo sobre los cuatro aspectos, porque a la multiplicidad de de visiones subjetivas se suma que Internet ha facilitado reunir a la gente que piensa parecido, pudiendo discriminar al que no piensa como tu, y formando nucleos de gente que se dan la razon unos a otros en vez de buscar la libre expresion. Esto hace que cuando te encuentras a alguien que opina lo contrario que tu, los choques sean apocalipticos. Es facil ser extremista y cruel cuando no tienes delante a tu interlocutor, y la gente tiende a expresar juicios muy radicales e irreflexivos porque se sienten impunes para ello.

Muy a menudo estos juicios se basan en visiones dogmáticas, puristas, sobre tal o cual tema, pero al haber temas mil, es absurdo ser purista, solo podemos aplicar el sentido común.
Y esto es lo que voy a hacer en este articulo como hice en el que me quejé de Prometheus. En aquella ocasion me sentí decepcionado porque la pelicula no acababa de despegar mientras se debatía entre el viaje hacia los misterios del universo de ALIEN, del origen de los extraños Space Jockeys y su posible conexion con incluso el origen de la humanidad, que quería rodar Ridley Scott, y la imitacion facilona de las peliculas anteriores de Alien plagada de muertes gratuitas, bicharracos saliendo de señores y casqueria a cascoporro que quería la productora y que hizo que el propio Scott se metiera a imitarse a si mismo como en cualquiera de las malas secuelas de su propia pelicula. Expresé entonces mi indignacion ante un producto que no fué lo prometido, sin tampoco afirmar que fuera una mierda, sino que había resultado frustrante, porque se habia quedado por debajo de las expectativas, y ahora voy a contar lo que me ha parecido Man of Steel, la nueva reinvencion de Superman para el cine con la que Warner Bros quiere inagurar una nueva saga de peliculas de los superheroes de DC (aunque pensaba que ya habian empezado con Batman)

Y resulta que me ha gustado, y entre la gente de mi gremio me he quedado mas solo que la una en esa opinion, habiendo casi un acuerdo en bloque contra ella, atacandola con autentica saña y diciendo que es una puta mierda, lo que me ha dejado bastante desconcertado ¿Es que es mala y no me he dado cuenta? ¿Es que me he vuelto gilipollas de golpe?

Pues como he dicho, vamos a revisarla aplicando el puro sentido común, pero hagamos antes un poco de repaso, que la memoria puede ser muy zorra y selectiva. La perspectiva de conjunto es muy importante.
El Superman de Richard Donner se adelantó al genero de supers en el cine por unos 20 años, (las series de TV de Spiderman, Batman, Wonder Woman o Hulk son ya un tema aparte) ya que este no ha empezado a ser tomado en serio hasta la era post-Matrix y el éxito continuado de las franquicias en el cine de X-men o Spiderman.  Fué la primera adaptacion en cine a lo grande de un superheroe de comic, y logró , gracias al salto brutal en efectos especiales desde la entonces reciente primera pelicula de Star Wars, que creyeramos que un hombre podía volar. Además el acierto de casting de escoger a un perfecto desconocido con una presencia muy especial para el papel de Superman hizo que toda nuestra generacion por siempre considere que Superman solo podrá ser Christopher Reeve. 
Para los cánones de hace 30 años, es un filme que cumple. El sistema fué crear una realidad estilizada, simplificada, incluso con bastante humor, donde el concepto de Superman, visto desde una perspectiva romantica, funcionaba a la perfeccion. Durante muchos años, sin embargo, apenas hubo intentos de seguir por este camino, salvo las propias secuelas de Superman, que paulatinamente, y debido a la cretinez de los Salkind, se fueron escorando hacia la parodia y lo barato. La última, Superman IV, fué vendida a la Cannon, la productora de las pelis de Chuk Norris, escrita de puta pena y rodada con cuatro duros, y casi duele ver a Christopher Reeve y el resto del reparto dandolo todo con la mejor voluntad en un proyecto tan por debajo de las primeras y condenado a ser carne de videoclub.




10 años despues de Superman, llega Batman, que estaba de 50 aniversario, y recibió una adaptacion al cine hecha con la misma idea que Superman, una vision estilizada de Batman y de Gotham, realizada por Tim Burton, que tambien pecaba de kistch aunque tuvo un gran éxito, no tuvo tanto su secuela, que ya era Tim Burton desatado, con un guion algo mejor y muy en la onda del director, pero que saturó al público. Innombrables son las dos rodadas despues por Joel Schumacher, en un descenso en barrena en pos del numerito de circo chillón y la autoparodia que practicamente acabó con la saga como le había pasado a Superman. Curiosamente el medio donde mejor se pudo aplicar la vision estilizada de ambos personajes fué la animacion, con excelentes series de TV a cargo de Bruce Timm. Comic y animacion siempre han sido dos medios más cercanos entre sí que con el cine de imagen real. Es remarcable que la primera adaptacion de Superman en cine fueron los cortos animados de los Fleischer en los años 40.




Tras Batman parece que el cotarro se animó un poco y empezaron a ir cayendo más adaptaciones de heroes (y antiheroes) de comic, aunque el liston no quedó muy alto. Insensateces como Juez Dredd, macarradas con algo de estilo como Blade (la primera aún tiene un pase) telefilmes baratos como Capitan America o The Phantom, aciertos a medias como Daredevil y otras que dejaban claro que los productores y directores, en muchos casos, no entendian el material con que estaban trabajando. Una buena adaptacion no es que deba ser literal (de hecho eso es imposible) pero sí respetuosa con el material original y ser capaz de traducir eso al lenguaje del cine.



Como ya he dicho antes, fué a partir del bombazo visual y conceptual que supuso Matrix con sus combates en un mundo virtual donde al final todo era posible, que vimos una autentica batalla de supers en el cine con hostias como panes que arrasaban calles enteras, y ya entonces, muchos pensamos "¿Porqué no hacen una de Superman así?"
En esos años., e influidas por este enfoque, llegaron las peliculas que ayudaron a afianzar el género en el cine, y a verlo desde una perspectiva mas madura. X-Men de Brian Singer era una buena adaptacion de los mutantes de Marvel, pasando de mallas de colores y centrandose en el drama y la accion, y Spiderman, una muy discutida recreacion de Sam Raimi que recuperaba al patetico y hostiable Peter Parker de Steve Ditko y nos hacia sentir que un perdedor patológico podía albergar un héroe dentro. Una nueva oleada de peliculas de Supers inundó los cines, pero se mantenía la superioridad de estas dos sagas, que ambas tuvieron una segunda entrega más madura y notable y una tercera desastrosa, por la tradicion que ya comenté en un post anterior de que los productores aprovechaban cuando la saga estaba afianzada con dos pelis, para querer meter demasiadas cosas en la tercera y al final el guion era una mierda como un castillo. (Y estas eran las mejores, porque otras como 4 Fantásticos o Motorista Fantasma ya eran flojas desde su primera entrega)



De hecho, X-Men 3 se hizo sin Brian Singer (que a buen seguro se hubiera limpiado el culo con el guion que se escribió para ella) debido a que se había metido en otro ambicioso proyecto: recuperar a Superman para el cine a provechando esta gran oleada de producciones superheroicas. Los derechos llevaban años en poder de un productor con mucho peor ojo que los salkind, que intentó hacer de todo con Superman, dándole mil vueltas al concepto y nada tenia sentido. Al final Singer optó por la solución que parecía más obvia: volver a la fórmula de Richard Donner rodando una secuela directa de sus dos primeras peliculas. El resultado fué nuevamente un Superman romántico, idealizado, más que el de los comics, que a esas alturas ya presentaba hisorias con tramas más oscuras.  Una continuacion que a la vez era un remake de la pelicula original, con una repeticion de situaciones (Lois en un avion que se estrella, un terremoto, un nuevo plan de Luthor que casi parece el mismo, una novieta que se burla de él y acaba teniendo un ataque de honradez...) Pero, ojo, mirando entre lineas se puede apreciar que este Luthor, muy bien representado por Kevin Spacey, está mucho más amargado que el interpretado por Gene Hackman. Es un ego descomunal que se ha pasado 5 años en la carcel. Su plan es una excusa y lo sabe, lo que quiere es atraer a Superman a una trampa absolutamente óbvia, sabiendo que su sentido del deber le hará entrar, y matarlo con sus propias manos, ya no siente el jugueton deseo de sentirse más listo que él, ahora es puro odio lo que siente por el kryptoniano. Roba en su casa y seguro que hasta se mea en su salon. Más allá de este conflicto, el resto de la historia es un bonito reencuentro con ese Superman de Donner, que aparenta ahora más fragilidad, como si no encajara en el mundo que siente el deber de proteger y en el que se siente solo, incapaz de formar una familia. Su reencuentro con Lois, la historia del hijo que tuvieron cuando fué brevemente humano en Superman II. Todo conforma una pequeña historia deliciosa, un bonito homenaje al Superman de Donner y una perla de la forma de rodar de Singer.

Pero este no era el Superman que el público quería.

La gente aún hoy se engaña cuando dice que quiere a Superman como lo hizo Richard Donner, ya lo ha hecho Singer y no ha funcionado. Y si el problema es que quieren de vuelta a Christopher Reeve, pues mala suerte, ese camino se cerró hace mucho tiempo. Además, seamos sensatos, nuestra generacion idolatrará siempre a Reeve como la de los años 50 en los USA idolatraba en la tele a George Reeves. o los más jovenes idolatran hoy a Tom Welling de Smallville, Son impactos generacionales. Habrá más.


Pero volvamos a lo que quiere el público, y sobre todo a lo que se debe hacer con un superheroe para llevarlo al cine, y concretamente con Superman ¿Qué pasa si lo plantamos en el mundo de hoy dia? Que es un anacronismo con patas, sobre todo con esa actitud de Boy Scout Buenrollista. (precisamente mis versiones favoritas del Personaje son Kingdom Come y Dark Knight, donde por ir de chico obediente se come un par de collejas bien dadas, una de Wonder Woman y otra de Batman) Además es un personaje tan poderoso que escribir para él resulta una pesadilla, el conflicto tendrá que hacerse a varios niveles, el fisico y el psicológico, y el físico tendrá que ser algo que nos haga creernos lo poderoso que es, y estamos hablando de un tio que manda a los Vengadores al completo a Plutón de un soplido. En los comics hay páginas y páginas y entregas mensuales para construir la historia con semejantes elementos, pero en el cine solo tienes 2 horas, a lo mejor 2 y media si el público aguanta sin ir al baño. Y en cuanto al público, como ya he dicho, cuando vieron Mátrix se dieron cuenta de cómo tenia que ser una peli de supers a partir de entonces. Ya no aceptarian un nivel en las escenas de acción por debajo de eso.

Y mientras tanto, llega Smallville. Las adaptaciones televisivas de Superman tienen una larga tradicion. casi tan larga como en el cine. La célebre serie de los 50 con George Reeves es un clasico allí, en los 80 y 90 hubo varios productos derivados del mito como Superboy o Lois y Clark, todos impregnados del encanto Kistch del Superman de Donner, pero cuando llegó Smallville en la pasada década se nos mostró un reboot del personaje con un origen que conectaba todo en el universo DC con la pequeña poblacion de Smallville, Kansas, traido o no por los pelos, lo cierto es que esta nueva vision del personaje acierta al mostrarnos aun Clark que aún no es Superman ni viste de mallas, pero va descubriendo gradualmente quien és y lo que puede hacer. En la última temporada, practicamente ya han establecido la Liga de la Justicia al completo y aunque argumentalmente hay muchas cosas como digo, cogidas con pinzas, sin duda el gran acierto es el personaje de Lex Luthor, aqui amigo de la infancia de Clark, que adquiere los matices más interesantes que ha tenido nunca, la evolucion de un villano que ha ganado notablemente en carisma con esta revisión. Esta serie ya se estaba emitiendo cuando llegó Superman Returns de Singer, y fué otra de las razones del batacazo del regreso del Superman de Donner. Un nuevo Superman adaptado a los nuevos tiempos pedía paso, y contaba ya con el favor del público.
Paralelamente, es el otro grande del universo DC, batman, quien recibe un tratamiento de renovacion en la pasada década. Se adopta el sobrenombre de El caballero Oscuro para la saga en sí, dejando claro que se quiere romper con una época, y se realiza un reinicio a lo Batman: Año uno, abandonando un montón de ideas preconcebidas sobre el personaje y tópicos que ya habian envejecido muy mal. Este nuevo Batman, obra de Christopher Nolan, es muy real, se mueve en un mundo nada estilizado ni fantasioso, y hasta el Batmovil ha dejado de ser un deportivo para ser un tanque. (como en el Dark Knight de Frank Miller) Más urbano que gótico, más supercomando que superheroe, es un salto hacia delante que le hacía mucha falta a la franquicia en el cine. Nuevamente tras dos excelentes películas, llega una tercera donde se quieren meter demasiados elementos y resulta algo fallida, pero mantiene mejor el tipo que terceras peliculas anteriores, cerrando la saga.
Por su parte, Marvel Studios, una productora propiedad de la editorial, empieza a lanzar entregas de lo que se perfila como un ambicioso intento de establecer toda una saga. Iron Man 1 y 2, Hulk, Thor, y Capitan America son pequeñas historias que juegan a ser episodios de algo más grande, presentando elementos comunes, subtramas que se conectan, dando lugar a nuevos episodios, y la presencia cada vez más arrolladora de Robert Downey, jr como Tony Stark y Samuel L. jackson como Nick Furia. las diferentes peliculas son de un nivel aceptable, supervisadas mas de cerca que nunca por Marvel, son muy respetuosas con los comics originales y aciertan en la forma de traducirlos al cine, sin duda los más delicados de adaptar eran Hulk, que en solitario no suele dar mucho juego a los guionistas, y Thor, que en ese mundo algo estilizado, pero no demasiado, supone la irrupcion de la pura fantasía y lo más imposible. La saga tiene su cúlmen en la esperadisima y espectacular Vengadores, donde se resuelven varias de las tramas, está muy bien equilibrada como aquellas entre los puntos flojos y los aciertos, y el nivel de accion, humor y efectos especiales la convierte en una feliz meta de una primera etapa que cuenta con la algo menor Iron Man 3 como una entretenida postdata y tendrá continuacion a partir de este año con la segunda Thor: El Mundo Oscuro.
A la vez , en esos años, Brian Singer retoma las riendas de la franquicia cinematográfica de X-Men y produce una suerte de precuela, First Class, que sorprende a todo el mundo por su ambientacion de época (los 60 en plena crisis de los misiles) frescura y lo directa y épica que es. Proximamente llegará una pelicula de X-Men que jugará con los viajes en el tiempo y tal vez la aproveche Singer para reestablecer lo que no salió bien de las anteriores y terminar de arrancar de nuevo la saga, tambien Spiderman y Lobezno están siendo recuperados para el cine, con ánimo de acabar estableciendo algunas sagas paralelas en las otras productoras, pero aún está por ver si llegarán al nivel de la exitosa saga de los Vengadores. La primera de Lobezno fué muy floja y bastante insensata en el tratamiento de algunos mutantes de los comics, como masacre (aunque su Dientes de Sable mola más que el de Singer) y Amazing Spiderman se quiso dirigir tanto al público adolescente que se olvidaron de que la trama tuviera autentica chicha y hay escenas que resultan reiterativas o incluso estúpidas. (aparte que en las peliculas de Raimi quedaron mucho mejor tanto el Tio Ben como el Profesor Connors, pero aquí me gustan más el Capitán Stacy y su hija Gwen )
Por supuesto, esta explosion de peliculas de Marvel llama la atencion de Warner, que en esos años, aparte de la serie Smallville en la tele o la fallida Green Lantern,  solo cuentan con el Batman de Nolan, cuyo mundo desprovisto de elementos fantasticos no parece adecuado para iniciar una saga similar a los Vengadores con la Liga de la Justicia de DC, pero el gérmen de la idea queda ahí, bien enraizado, así que se decide que lo primero que quieren es una nueva pelicula de Superman, que si funciona esta vez, sea la primera piedra para ese proyecto. Lo primero que se decide es que hace falta creerse a Superman, del mismo modo que ha logrado Nolan con Batman, así que la solucion es obvia, llamar a Nolan. Su recreacion del personaje toma elementos de Smallville y otras versiones recientes del personaje en los comics, pero sobre todo trata de ubicarse en un mundo parecido al de su batman, oscuro, desesperanzado, muy real, donde la irrupcion de lo superheroico aún causará más impacto. Este tratamiento marca definitivamente distancias con la forma de hacer peliculas de Marvel Studios. No juegan a ser Marvel, y eso me ha encantado. El nuevo universo DC para el cine es más oscuro, más texturizado.
Y precisamente para conseguir esa textura, llaman a Zack Snyder, que se atrevió hace unos años con las adaptaciones de dos comics inadaptables: 300 y Watchmen, ambas con resultados muy polémicos que han dividido completamente a los fans de los comics, pero de una innegable belleza plástica y una valiente propuesta de alcanzar un lenguaje visual híbrido entre la ilustracion y el cine y sobre todo y por encima de todo han acercado ambos comics al gran público. Watchmen en concreto ha sido atacada con saña por los fans del comic que no podian aceptar que se troceara la obra original, demasiado densa, para poder adaptar la trama principal al cine de una forma satisfactoria y comprensible , y el gran público que esperaba algo más épico y ligero. Vamos, que le llovieron hostias por todas partes, hostias muy injustificadas..
Y ahora que ya hemos establecido el contexto ya podemos abordar con justicia la pelicula.  Como he dicho al principio, con sentido común.



La acción arranca en Krypton, un mundo muy diferente del mostrado en la pelicula de Donner, que buscaba ser algo inmaculado, celestial, para establecer de una forma más obvia el caracter divino de Superman. El Krypton de Man of Steel es oscuro, barroco, decadente, un antiguo imperio caido en desgracia, atado a un sistema de castas que a estas alturas no es más que un lastre. Se supone que antaño establecieron una red de colonias en mundos distantes, una de las cuales está en nuestro planeta, y por eso Jor-El conoce su posicion y sus condiciones atmosféricas. Este es un Jor-El más presente en toda la pelicula, mentor y protector de su hijo de una forma más directa y fisica que en el film de Donner. Vemos tambien que las indumentarias kryptonianas tienen una cierta razón de ser. Sobre una malla protectora básica se equipa una armadura y una capa. El traje de Superman de Kal-El es basicamente una malla de vuelo espacial sin armadura adicional, con el símbolo de la casa de El y la capa de casta. El planeta se muere por la inestabilidad de su nucleo, compuesto por un mineral radiactivo que se ha estado extrayendo sin medida (¿Kryptonita?) para usarlo en los generadores Fantasma en que se basa su tecnología. Zod , miembro de la casta guerrera, está programado geneticamente para obedecer a la casta regente en pos de la defensa del pueblo. Pero al ser consciente de la verdad que ellos no quieren ver, fuerza su condicionamiento y trata de tomar el control en nombre del pueblo.

Jor-El , miembro de la casta cientifica y que ha tenido a escondidas un hijo por método natural cuando los kryptonianos llevan generaciones gestandose de forma artificial para asignarles geneticamente una casta, es una mente como de otro tiempo que no encaja en ese momento de la historia de su mundo, rebelde y muy independiente. Nada conforme con la postura de los regentes ni con la rebelión de Zod, y ante la imposibilidad de ordenar una evacuacion, pone a salvo a su hijo junto al Códice, un archivo con toda la informacion genética del planeta. Cuando la nave parte y Zod furioso por la pérdida del códice mata a Jor-El su golpe fracasa y son juzgados por la casta regente en un inutil gesto para mantener una apariencia de normalidad ya que en su ciego orgullo se niegan a aceptar que el planeta va a explotar. La destruccion de Krypton provocará que los rebeldes encerrados en la Zona Fantasma sean liberados al instante, algo que los necios dirigentes no habian calculado, pero el inteligente Zod sí, no en vano amenaza con rabia, pero tambien con mucha determinacion a Lara, madre de Kal-El, que encontrará a su hijo, aunque le lleve la eternidad.
Tras esto se da un salto en el tiempo, donde un Clark kent ya adulto, lleva años recorriendo el mundo en busca de respuestas y tambien , ayudando ahí donde puede, reconociendose que su poderes están plenamente desarrollados. A la vez una serie de Flashbacks nos muestran su infancia y el progresivo descubrimiento de sus poderes, en secuencias que recuerdan a la serie Smallville. Aqui sucede uno de los puntos que más han chirriado a los fans, ya que el Jonathan Kent de esta pelicula no es el de Smallville, afable y siempre razonable. Es un personaje que, aun con buena intencion, está muy equivocado en la forma de educar a su hijo adoptivo. Le está cargando de un sentimiento de culpa que está muy enraizado en las profundas convicciones religiosas típicas de la gente de campo de ese pais. Aunque cree en la vida en otros mundos, el hecho de encontrar a Kal-El le reafirma en el antropocentrismo típico de quien cree en el diseño inteligente. Convencido que que Kal es el enviado de un poder superior, le habla de sus futura responsabilidad, pero equivoca mucho las formas al pensar en absolutos, un extremismo muy religioso. (o ellos mueren o tú te revelas al mundo) Y movido por estas ideas mesiánicas llega a sacrificarse en una situacion de catastrofe natural antes que dejar que su hijo, el "enviado" se revele antes de tiempo. Este sentimiento religioso deja huella en Clark, ya que en un momento de importantes dudas, a quien acude en busca de consejo es a un cura. Es muy valiente por parte de los autores mostrarnos personajes así, con semejantes carencias, y que no sean automaticamente los malos de la historia, Es un abandono del maniqueismo tradicional a la hora de establecer roles en este género. Este no es un Superman estilizado, en blanco y negro, aqui hay muy variados tonos de gris.

Cuando entra en escena Lois lane, desde el principio se muestra a la reportera entrometida que va a por la noticia a coste de su propia salud. El momento en que se aventura tras Kal-El en la excavacion ártica donde se ha encontrado la nave de la antigua avanzada de Krypton deja claro ese punto, y tambien inicia la persecucion que realizará Lois tras ese tio tan raro.  Esta Lois es, como la antigua, una investigadora a la que no se le escapa una, y acabará hallando su rastro aunque se empeñe en borrar sus huellas. Además, siempre no las borra, como en las escenas de la plataforma petrolifera o en el altercado con un camionero pedorro. No es imposible dar con él, solo muy dificil.

El descubrimiento de su origen en la antigua nave de avanzada tiene elementos muy llamativos, como la conversacion con Jor-El, ilustrativa y que termina de explicar muy bien que era lo que pasaba en Krypton, o el hecho de que varias de las capsulas estuvieran abiertas y abandonadas. Esto puede explicar porque los kryptonianos se nos parecen. En el pasado, hace milenios, puedieron llegar aqui, crear clones adaptados a nuestra atmosfera, o sea sin poderes, y eventualmente, convertirse en sus líderes en calidad de semidioses, lo que habría dado lugar a casi todas las mitologias de la historia. A lo largo de los siglos, sus descendientes irian naciendo cada vez más adaptados al planeta hasta que ya no tuvieran poderes, y esto quedaría en sincronía con la duracion media de las eras descritas en la mayoria de mitologias clásicas. La parte de Kal El aprendiendo a volar y comiendose unas soberanas leches tambien es muy coherente con la tradicion del personaje tratada de una forma muy creible.

Otro de los puntos que más ha chirriado a la gente es que, en cuanto Superman adquiere el traje y vuelve a casa a decirle a su madre que ya lo sabe todo, que aparezca Zod en la tele anunciando que ya están aqui. Ahí sí que me parece que la elipsis de tiempo es muy corta, pero ya que Nolan y Goyer querian que el villano de esta fuera Zod y no Luthor para no caer en lo de siempre, de alguna manera habia que encajarlo. La verdad, creo que media hora más de pelicula para la narracion de los viajes de Clark a lo largo de un año o más de aprendizaje como Superman habría ayudado a que el ritmo no parezca que se atropella por momentos.

Otro aspecto que parece haber cabreado a la gente es que la redaccion del Daily Planet salga poco, pero es que ya no son los años 40. Un periodico no puede seguir siendo el centro de operaciones de una pelicula de superheroes como esta, que intenta ser actual. Sale lo justo, lo necesario para que conozcamos al actual Perry White y al resto de la plantilla, y la relacion que este tiene con Lois. Personalmente me parece que los cambios hechos en esta son bastante por probar a ver, pero creo que no están tan mal resueltos. Tambien se han quejado de que Lois Lane acompañe a Superman a la nave Kryptoniana y se convierta en heroina de accion al ir a liberarle a tiro limpio. En los años 40 ninguna mujer americana se comportaba como Lois Lane, siempre fué muy avanzada para la mentalidad de la ápoca, aunque la acaban reduciendo en la pelicula de Donner al papel de "salvable" continua, así que la actual en proporcion, como poco tiene que poder coger una pistola y liarla, coño...

La pelea entre Superman y los hombres de Zod en Smallville ya marca la tonica para el resto de la pelicula. Mucha gente se ha quejado de que es demasiada destruccion. Ole sus cojones... Superman Returns no molaba porque no tenía hostias y esta no mola porque tiene demasiadas... vamos a ver. Tiene las que ha de tener, y os lo expongo en plano. Hemos quedado en que este mundo es una vision menos estilizada y más oscura, más cerca de la realidad. ¿De acuerdo? Pues a ver ¿Que pasa en la realidad si vienen a la tierra unos tios con el poder de reventar un rascacielos de una patada a decirnos que aqui sobramos? Que te cagas encima... Estos Kryptonianos dan miedo, han de darlo. No son unos chulos de discoteca vestidos de negro con plataformas que vienen a pegar unas cuantas supercollejas a unos vaqueros catetos. Son unas maquinas de destruccion que se cepillan a un  montón de soldados a sangre fria y han venido a aniquilarnos. Es una imagen terrorifica que se refleja en sus armaduras y máscaras de guerra. Y cuando Superman se les planta delante y empiezan las hostias te puedes imaginar las consecuencias. Pues que el pueblo entero salta en pedazos. Además, este no es aún el Superman siempre controlado de toda la vida. Está aprendiendo poco a poco a ser Superman, y es todavía muy, muy emocional.
Cuando Zod descubre que Superman es en si mismo el depositario del ADN de todo su planeta desaparecido, se reafirma en su objetivo de terraformar la tierra y convertirla en Krypton como paso previo a diseccionar a Superman
y extraerle los codigos. Estos tios juegan duro. Plantan dos máquinas de terraformacion que devastarán toda la vida del planeta.  Zod es sin duda el personaje más interesante de esta pelicula. Tiene una motivacion que podemos comprender perfectamente. Se debe a su sagrada mision de proteger a su gente y todos sus hombres le consideran un lider. Realmente no tiene opcion. Ha sido diseñado geneticamente para ello. El Zod de la pelicula de Donner solo venía a mandar, aunque parecía que ni ellos mismos tenian muy claro para qué. Cuando en Superman II los tres villanos toman la casa blanca y obtienen el control del planeta, cuando despues llega Lex Luthor se los encuentra sentados y aburridos sin saber que hacer despues...Y aviso que esto es del film de Donner, no de las escenas rodadas despues por el chistoso Richard lester. En las escenas rodadas por Lester no sale Gene Hackman.
Otro punto a destacar es la localizacion, obviamente sale Metrópolis, y obviamente es el escenario principal de la historia ¿Porqué los kryptonianos deciden atacar esta ciudad, cuando aún no se ha convertido en la base de operaciones de Superman? Porque simplemente están buscando el núcleo de poblacion más grande para que el planeta entero les observe y tiemble. En la realidad de DC Metropolis es la mayor megaciudad del planeta, tal como la imaginaron los creadores del personaje, que se inspiraron en la Metrópolis homónima de Fritz lang, pelicula estrenada en esos años. Es LA ciudad, donde está la sede de Lexcorp, donde seguramente se decide el destino del planeta en despachos corporativos, donde se concentran cantidades ingentes de tecnología, con inmensas redes de telecomunicaciones de alcance planetario, (Como la señal de TV de los satelites de Wayne Enterprise y Lexcorp que piratea Zod) y sin duda alguna es la ciudad más grande que se puede ver desde el espacio. Eso les basta a los Kryptonianos. Fíjate si es grande que con toda la destruccion desatada por Zod, al final de la pelea con Superman, aun se ven edificios en pie hasta donde alcanza la vista


Las escenas de la ultima parte de la pelicula son absolutamente apocalipticas, y esto es, como digo, lo que cabe esperar en una ambientacion tan oscura, el clima de desesperacion es palpable, el ensordecedor estampido continuo de las máquinas de terraformacion incrementando la masa gravitatoria del planeta, todo infunde un terror atávico en el espectador, yo estaba encogido en el asiento en el cine. Cuando las maquinas son destruidas y todos los kryptonianos menos Zod absorbidos por un agujero de gusano generado por la expolosion de energía fantasma (me huelo que volveremos a ver a Faora en el futuro) el desesperado Zod, al que se le ha arrebatado todo objetivo, se ve incapaz de seguir viviendo y busca morir matando. Ahi se desencadenan una tormenta de hostias que arrasan aún más áreas de la ciudad. La destruccion es de una magnitud que supera lo ya visto en Vengadores, en Matrix, y hasta en Transformers,  y como ya he explicado, es que tiene que ser así. Estamos viendo la explosion de cólera de un tio que parte montañas a cabezazos, y a Superman encajando leches como un bendito ¿Que está habiendo víctimas a millares, que el tio de azul no anda salvando a todas las víctimas de la destruccion? (Como si no hubiera víctimas en la invasion alien de Los vengadores, pasa que la gente siempre parece morir fuera de cámara) Este es un Superman de verdad en una situación de verdad, sometido a la paliza de su vida. Si no logra contener a Zod, entonce sí que estamos todos muertos. Y así se acaba produciendo la escena que más ha cabreado a los puristas. Superman matando a Zod para evitar que mate a más gente. "¡Superman no mataaaaarl!" (Por lo visto, el Capitán América puede arrancarle la cabeza a un Chitauri de un escudazo, porque como es un bicharraco feo que parece salido del juego de Halo no cuenta) El rugido de rabia que suelta despues, es de impotencia, de frustracion. De no haber sabido que hacer. Esta escena marca el caracter del personaje para el futuro. En adelante será un pacificador que siempre buscará la forma de evitar llegar a estos extremos. Ya no matará porque lo ha hecho por primera y última vez. Se ha acabado por convertir en Superman.







Y tambien se acaba de convertir en Clark Kent, cuando decide usar una identidad secreta, que al fin y al cabo, va a ser conocida por cualquiera con dos dedos de frente. Al igual que Lois, que le enchufa en el Planet, seguramente toda la redaccion del perioduico, de Perry a Jimmy, acabará en el ajo. Y es que el rollo de las gafitas, ya no cuela. Es la primera identidad secreta de la historia, y por eso es tan simple, pero a estas alturas no hay quien se lo trague.  El ejercito, que tambien está al loro del asunto, será aliado silencioso de Superman ¿Y quien dice que la pelicula no tiene humor? Practicamente todos los gags los protagonizan los encuentros entre Superman y el ejercito. Desde el principio queda claro que son absolutamente obsoletos (aunque uno de los militares se marca una escena muy épica al final de la pelicula luchando contra Faora) pero Kal-El les deja claro que no es su enemigo, que si lo fuera estarían todos jodidos. Ese es uno de los aspectos mejor tratados de la pelicula. Siendo realistas, si aparece en la tierra alguien como Superman, el clima de terror que se produciria sería apocaliptico, y todos los ejercitos del planeta irian a por él.
Como último apunte, la banda sonora de Hans Zimmer. Mucho se dice ultimamente que hoy dia no se hacen fanfarrias musicales para superheroes como la de John Williams para Superman, pero eso no es cierto, no son en el mismo plan, pero ahí están, son marchas cañeras, pero no llegan a ser fanfarrias, porque esa ápoca ya pasó. El cine evoluciona y tambien sus géneros. La mayoria de temas musicales de peliculas recientes como las de Vengadores, X.Men, Spiderman o las nuevas de Batman y Superman, tienen temas musicales propios y reconocibles, pero no juegan al rollo de "vamos a hacer una musica en plan superman para Spiderman o para Iron Man" Porque solo Superman es un personaje lo bastante chillón para necesitar una. De hecho, como ya la tiene, y nuestra generacion siempre va a considerar la de Williams la música de Superman, incluido el propio Zimmer, lo que él ha hecho ha sido incorporar un tema muy luminoso, épico y corto, de sonido más moderno y que no juega a ser una fanfarria, muy en la línea del que compuso para Batman. (De hecho ambas parecen complementarias y eso es genial para crear la sensacion de unidad). Para una pelicula actual, y tan franca como la que han hecho, es perfecto.
Y esta ha sido mi revision deMan of Steel, una muy necesaria puesta al dia del personaje, que lo sitúa en un contexto actual y consigue que nos estremezcamos ante lo poderoso que es. Este es el Superman que nos podemos creer hoy dia, en estos tiempos de crisis, donde  irrumpe como un destello de luz en medio de un paisaje de tonos oscuros y grises, representando la única esperanza ante la amenaza de destruccion, sea una amenaza terrena o kryptoniana. Obviamente esta puesta al dia ha sido bastante iconoclasta, porque tenía que serlo, y así todo, como vemos al final de la pelicula, hasta los elementos más rancios del personaje, como las famosas gafitas, acaban encajando y ocupando su lugar, así que hasta esas quejas las veo exageradas. El problema es que en el mundo del comic, el icono lo es todo, así que los puristas (que encima los hay de cada puta version del personaje)han reaccionado como gatos panza arriba. No han querido ver las virtudes de la pelicula, han magnificado sus pequeños fallos, comparables a los de cualquier otra como las de Marvel Studios, y han afirmado sin despeinarse que es una mierda de arriba abajo, lo cual es injusto, y es mentira, y con este post he querido tirar abajo esa mentira.
Al principio pensaba que podría ser la añoranza de Christopher Reeve, al que deberiamos dejar ya descansar en paz y pasar página, pero me estoy encontrando que al final el debate sobre la peli es solo una excusa para muchos, para alimentar su ego. Es mejor que dejen de esparcir mierda injustificadamente solo para creerse más listos que nadie.  Está en juego la nueva saga de la Liga de la Justicia, y con este comienzo, las perspectivas son muy prometedoras, nada ortodoxas, pero sí muy, muy potentes. En proximas peliculas podriamos ver a Superman encontrandose a Batman, y usando sus contactos para localizar a otros superseres que viven en las leyendas urbanas, como un destello rojo que evita crimenes casi antes de que se produzcan, una especie de ovni verde, una legendaria amazona que viene del sur, un señor de los oceanos que manda ejercitos de ballenas, etc...  Todos ellos posiblemente acaben compartiendo de forma indirecta un muy probable origen kryptoniano de sus poderes, dormidos en el ADN humano durante miles de generaciones, que ha podido dar lugar durante siglos a toda clase de mitos... Y por supuesto está Luthor, están las naciones del planeta que podrian conspirar para acabar con Superman antes de que les arruine el chollo, podríamos ver a Luthor investigando restos de tecnología kryptoniana caida en Metrópolis y rastreando otras naves de avanzada perdidas en el universo, activando alguna armadura de combate, extrayendo su núcleo de Kryptonita... El viaje no ha hecho más que empezar y lo mejor está por venir.