lunes, 21 de enero de 2019

Ghostbusters ¿A quien vas a llamar esta vez?


Siguiendo con temas frikiosos, me acabo de enterar de que se prepara una nueva película de los Cazafantasmas.  Parece ser que reunirá a todo el reparto original , con la lógica excepción del fallecido Harold Ramis.  ya hay un Teaser en circulación que muestra el Ecto-1 original, el viejo cadillac de las películas de los 80, y Ernie Hudson, uno de los actores,  tambien ha confimado la noticia.

Despues de tantos años, un regreso de los Cazafantasmas es una noticia que debería ser una alegría, pero todo queda un poco empañado por un halo de incertidumbre. Veamos, Ghostbusters es una comedia fantástica que acertó en muchas cosas y hoy sigue siendo un gran clásico. Todos la recordamos con cariño, y sin embargo, parece una dee sas ideas que solo funcionan una vez. La secuela que se hizo unos cuantos años despues, la bastante olvidada Ghostbusters 2, lo está por algo. Tenía sus momentos, pero resultó bastante floja. Es poco lo que se puede rescatar de ella a dia de hoy, y de hecho, la franquicia quedó en stand-by durante décadas debido a este hecho. Ha seguido generando desde entonces una pila de merchandising y un par de series animadas, pero su impacto ya era puramente testimonial a finales de los años 90.

Tras mucho tiempo, la noticia de una nueva película con un nuevo reparto, compuesto por actrices cómicas, al igual que los originales, surgidas del saturday Night Live! avivó la llama, y pareció encontrar su momento en la fiebre por la nostalgia ochentera. Esta película tuvo varios problemas, el primero un guión tan flojo como el de Ghostbusters2, que además quiso ser un reboot de la original, en vez de una secuela situada décadas despues con una nueva generación, lo que habría sido un mejor punto de partida argumental. El otro, precisamente el momento en que llegó, que la colocó en el medio de la pelea de colegio por cuestiones de género, que capitalizaron un debate que debería haberse centrado en si, sencillamente, la peli era o no buena y divertida.A mí personalmente las actrices elegidas me gustaron y todo el reparto me pareció un acierto, tanto la chaladisima Holtzmann de Kate McKinnon como el adorable tontorrón interpretado por Chris Hemsworth, y los cameos del reparto original, aunque sabían a poco, resultaban entrañables. Pero la historia, como digo, te dejaba con la sensación de que ahí detrás había material para una pelicula mejor.

Ahí estaba lo evidente, pero lo que trascendió a los medios y a las redes fué otra cosa: la plaga de internet. Hordas de fanboys treintañeros quejandose de que les habían jodido SU infancia, y achacando toda la culpa a que la película fuera hecha para mujeres, cosa que no era cierta, sencillamente, no fué hecha pensando unicamente en ellos, como es lógico, y en respuesta a estos ataques tan desproporcionados y gañanes, que llegaron incluso a insultar a las propias actrices, una furibunda defensa de la película por los colectivos feministas más cerriles, por los que si hacías cualquier crítica a la película ya eras otro misógino de manual. En definitiva, se desvió el foco del debate de la cuestion que realmente debería habernos importado. Algo que desgraciadamente se está dando cada vez más, y cuyas consecuencias sociopolíticas y culturales me causan una honda desazón, por cuanto tiene de fragmentacion  y encapsulación, no ya  del pensamiento y de las ideas, sino de los análisis objetivos sobre cualquier cosa.

Y cuando ya han pasado un par de años de esta película injustamente convertida en arma arrojadiza, llega el anuncio de una Ghostbuster3. DE lo poco que se sabe, parece que en esta, finalmente, habrá una nueva generación de cazafantasmas, pero no tendrá relación con el recietne reboot, que queda fuera de la continuidad y en tierra de nadie, lo que me parece, que quieres que te diga, un poco injusto. De haberse planteado de otra forma esa otra película, a lo mejor esta sería la continuación, con las dos generaciones de cazafantasmas dando caña, y que pudieramos seguir teniendo en el equipo a Holtzmann y las demás. Estaremos a la espera, a ver qué acaba saliendo, pero me siento algo confuso. No sería mala idea que en algun momento hubiera portales sobrenaturales que conectaran dimensiones paralelas, y hubiera un cameo de las otras, pero no tengo muchas esperanzas.

Todo queda en manos de los productores y del guión que se haya aprobado. Me imagino que en cualquier caso habrá homenaje a Harold Ramis, que fué, de hecho, guionista justo a Dan Aykroyd, de la película original.  Lo triste será que a cuanta de esto se vuelva otra vez la pelea de patio de colegio, con los fanboys de antes diciendo que "ahora sí les han escuchado" y que "chúpate esa feminista" mientras enfrente se carga contra la película llamándola "propaganda del patriarcado", cuando lo único que importa es lo mismo que importaba con la otra, la calidad de la cinta. Y personalmente, en eso tampoco las tengo todas conmigo.  Por cierto, hasta donde sabemos, esta vez el equipo de nuevos cazafantasmas va a ser mixto, dos chicos y dos chicas, todos adolescentes. Quedamos a la espera de saber más.

miércoles, 16 de enero de 2019

Retroviciandome un rato: Deep Fear

Soy de la generación que vimos nacer los videojuegos y hemos podido ver su evolución a lo largo de las décadas, por lo que, aunque hoy dia, nos sumerjamos en juegos que son practicamente peliculas CGI interactivas,  no le hago ascos a juegos de la época de los 8 o los 16 bits. Los arcades fueron mi entrada al vicio, porque de crio nunca tuve por casa ninguna de esas carísimas consolas o microordenadores. Y eso que con las monedas de 5 duros que les eché a los Double Dragon, Gauntlet o Altered Beast de los 80 podría haber ahorrado para comprarme un Spectrum XDD 
En mi casa entendían que ya me distraía bastante con los tebeos, y hasta que mis notas mejorasen no había más que hablar del tema.  Aunque siempre había algun compañero de clase con un Amstrad o una Nintendo que me invitaba a unas partidas. Ya muchos años despues, viviendo de lo mio, me dí el gustazo y me hice con una consola de aquellos años (corría 1995) y entré de cabeza en los 32 bits con una Sega Saturn. 

En esos momentos , la que se estaba comiendo el mercado esra la primera Playstation de Sony, pero mis amigos, viciados a los arcades, como yo, me recomendaron la de Sega, por la gran cantidad de estos juegos que había en su catálogo, relativamente fáciles de encontrar. No faltaron fanboys de la PSX que criticaron mi elección, hasta con malos modos, lo que solo me reafirmó en mi decisión, hasta hoy dia.  Luego, a medida que Sony se fué follando salvajemente a sus competidoras a golpe de talonario, la primera en dar muestras de debilidad fué Sega, y sus títulos dejaron de distribuirse aquí, así que recurrí a la importación y a una interesante caracteristica de esta máquina (Sega siempre tenía alguna) que era su entrada de cartucho para ampliar la memoria, que tambien permitía usar un cartucho Actuion Replay para cargar juegos japoneses en una saturn Pal y guardar las partidas  y hasta los trucos. Esto alargó su vida util hasta hoy, y así, me he ido haciendo a lo largo de los años con pedazos de Arcade como Last Bronx,  Elevator Action, (Funspot de Game Over comparte mi veneración por este y otros juegazos de cuando existía la mítica sala Apolo de recreativos en BCN) Cyberbots o los 2  Dungeons & Dragons Arcade de Capcom.
Uno de los juegos a los que accedí de esta forma, porque había pocas o nulas garantías de que llegara aquí, fué un Survival Horror llamado Deep Fear. Este juego fué realizado por una de las divisiones de SEGA, la AM7, para aprovechar el exitazo del primer Resident Evil de Capcom. sabeiendo que ya estaba en desarrollo el RE2, decidieron adelantarse con un juego similar, y lo que lograron fué un curioso título con bastante personalidad, aunque aquejado de los peores tics de esta clase de juegos. Precisamente yo los descubrí jugando a este, porque fué el primer Survival en el que me embarqué, antes incluso de los RE. Siempre he ido un poco desincronizado con el mundo XD
La acción en Deep Fear se traslada al fondo del mar, donde un extraño virus que parece transmitirse por el aire empieza a hacer mutar horriblemente al personal de una estación submarina. El rollo a lo Abyss o Leviathan me atrajo desde el comienzo, y, aunque ves clichés a cascoporro, la verdad es que engancha. A diferencia de los RE de la época, aquí tienes algunas caracteristicas como la posibilidad de que el personaje camine a la vez que dispara, o que pueda accionar un arma secuendaria con otro botón, normalmente granadas explosivas, aunque el movimiento es igual de robótico que en aquellos. Las criaturas fueron diseñadas por el desaparecido Yasushi Nirasawa, y tienen un toque  más colorido que los típicos zombis de otros juegos. Una cosa muy entre insectoide y crustáceo, A pesar de tratarse e alguna clase de virus que muta descontroladamente, van sucediendose varias generaciones de bichos, con una apariencia cada vez más definida. La música, que no está presente más que en determinadas escenas y cinemáticas, es nada menos que de Kenji Kawai, y es que parece que SEGA quiso tomarse este proyecto en serio, aunque fueran contrarreloj.



Las escenas CGI del juego son sin duda de lo que peor ha envejecido, pero los gráficos en tiempo real aguantan.
Los gráficos, obviamente, son de los 32 bits, con unos pixelacos son más gordos que en los RE de Capcom, debido a que Saturn no poseía la misma potencia 3D que la PSX (aunque sí más RAM) y programar para ella era una pesadilla. Así todo, los escenarios prerrenderizados se ven sólidos y la atmosfera está muy conseguida, aunque haya elementos que los vuelven un poco repetitivos,algo lógico al ocurrir todo en un mismo gran recinto, pero un componente que añade variedad, y tension, a los escenarios, son los niveles de oxígeno, que van descendiendo y deben ser reiniciados con unos aparatos distribuidos por toda la base, donde tambien se puede salvar la partida. (Cuando no hace mucho jugué a ALIEN :Isolation (otro juegazo que recomiendo) el sistema de guardar partida me recordó a aquel otro, porque tambien son dispositivos de emergencia colocados en la pared.) tambien te encuentras estancias llenas de gas tóxico o inundadas, en cualquiera de estos casos, como cuando el oxígeno llega a cero, debes usar un aparato de respiración con un límite de aire que debe ser recargado en los mismos dispositivos. Todo muy mañoso. 

Otra caracteristica curiosa es que puedes recargar tu munición y tus medicinas cuantas veces quieras en puntos determinados del mapa. Practicamente cada área de la estación posee al menos una de ellas. Aunque puede parecer un detalle muy Cheap, lo cierto es que habrá ocasiones en que no tengas facil acceso a ninguna de las dos cosas. Y la cantidad de vida que quitan los ataques de algunos enemigos llega a ser escandalosa. 
Y como digo, la historia está plagada de clichés, con muchos personajes que parecen hechos con plantilla, y en algunos casos, con tópicos de los que hoy se considerarían politicamente incorrectos u ofensivos, (como un personaje gay que no es que tenga pluma, es que solo le falta revolotear) y el doblaje suena tan amateur que a veces crea situaciones involuntariamente cómicas. El diseño de personajes es muy estándar para la época y hasta los nombres parecen de manual (el protagonista se llamaba John Mayor, justo cuando en UK había un primer ministro con ese nombre) Pero un elemento de la trama que me gustó, por lo inquietante, es que a medida que avanza la infección cada vez más gente va mutando y cualquiera de los personajes que conoces puede ser el siguiente. Un concepto muy en plan The Thing, que hace que te mantengas en guardia. la verdad es que el clima de claustrofobia está muy conseguido, y seguramente la monotonía del diseño de los escenarios ayuda a crear ese agobio. 
Lo peor sin duda de este juego es que se nota que lo tuvieron que acabar y lanzar a toda prisa, por lo que se aprecian carencias que a lo mejor unos meses más de desarrollo habrían acabado de pulir, y cuando lo terminas no hay nada que desbloquear que le de más vidilla a la hora de rejugarlo. Personalmente creo que habría repartido la jugabilidad entre varios personajes, y que cada uno pudiera usar unos items y otros no. O que unos pudieran acceder a unas áreas determinadas, restringidas o inaccesibles al resto. Igualmente, la posibilidad de que la forma en que van infectando los personajes fuera totalmente aleatoria, pudiendo infectarse cualquiera de los que tuvieras a tu disposición, por lo que nunca estarías seguro de cuantas veces puedes recurrir a cada uno, o incluso estuviese relacionada con los grados de afinidad entre ellos, para que la cosa fuera mas hijoputa. Tambien que se creasen varias lineas de acontecimientos posibles que dieran lugar a unos cuantos finales distintos. Igualmente, la opción de desbloquear items, armas, skins o iuncluso un modo de juego al estilo del Survival de RE2, que le hubiera ayudado a aguantarle el tipo a semejante título en cuanto ambos salieron al mercado.  De vez en cuando lo vuelvo a jugar por ver que tal aguanta y me hago estas reflexiones. No sería una mala opción de hacer un remake en algun momento si SEGA algun dia levantara cabeza.

En cualquier caso, si os gustan los Survival de la vieja escuela y creeis que RE murió con Code Veronica, este juego probablemente os haga pasar un buen rato. Curiosamente, a pesar de mis temores, acabó siendo editado en Europa (no así en EEUU) siendo practicamente uno de los últimos juegos de Saturn en distribuirse en occidente,  por lo que podreis encontrarlo con subtitulos en cristiano. Yo me lo comí entero con las voces en inglés y los subtitulos en japonés. Si alguno lo habeis probado ya me direis que os pareció.

martes, 15 de enero de 2019

Haciendo un paréntesis

Lo sé, he vuelto a dejar el blog abandonado por casi un mes. No es por falta de cosas que me gustaría comentar. Más bien es que han pasado tantas y tan deprisa que tengo que encontrar tiempo para pararme a escribir. Estoy con un encargo de comic del que, por ahora, no me dejan explicar mucho, pero así todo, os pondré al dia en seguida. Y me está ocupando bastante tiempo.

Por lo referente al ambiente que estamos respirando, tenía pensado hacer una serie de posts con el título común THE END, de análisis de la que nos está cayendo, procurando hacerlos breves, aunque haya que hacer un buen puñado de ellos. Por eso tambien estoy buscando hueco para ponerlos. A ver si vuelvo a coger el hábito y así no pierdo comba. Otro motivo es que me los estoy pensando bastante, porque según como los exponga, puedo perder bastantes amigos. Enseñar la foto completa suele no ser plato de gusto.

De momento, y para coger el hábito, como digo, voy a escribir una pequeña review de un par de retrojuegos que me ha dado por jugar de nuevo hace poco. Pequeñas curiosidades de esas que me da por reseñar de vez en cuando en este espacio.

vamos hablando.


lunes, 10 de diciembre de 2018

The End 1: El fin de lo Objetivo

Se puede percibir en casi cualquier conversación. Sobre todo en redes, aunque en general, es un factor larvado en todos nosotros, ya no como sociedad, sino practicamente como especie. Hemos perdido la capacidad de contextualizar las cosas en un marco que vaya más allá de nosotros mismos y nuestras circunstancias. Se vió el otro dia con lo del humorista que se sonaba los mocos con una bandera para ironizar con el hecho de que un pais como el nuestro se deje pisotear y no se una contra la injusticia, porque está totalmente fragmentado peleandose unos colectivos con otros, por cuestiones tan subjetivas como lo que para uno representa un cacho de tela. Y esa misma subjetividad exacerbada le ha costado críticas feroces, amenazas y una denuncia.

De la misma forma, alguien que ironice sobre las cuestiones de género o con el conflicto independentista, estará jugando con fuego y se expondrá a una lluvia de mierda, sencillamente, por lo mismo que el otro individuo, porque estamos en un momento en que la ironía no se ve, solo el gesto, el detalle, el dedo con el que estás señalando la luna como en el dicho. Ahora te expones a que te corten el dedo. Los individuos reaccionan desde su propia subjetividad, algo que es previsible y lógico. Si yo soy libre para hacer un comentario , otro es libre de ofenderse con él. Pero cuando esa subjetividad se quiere imponer a la otra, ya estamos hablando de actitudes reaccionarias. Y si ya nos ponemos a legislar en base a subjetividades, la ley se convierte en un Saloon del Oeste.

Esa cerrazón por centrarse en lo que a uno le molesta o lo que cree, cada vez nos está más impidiendo ver la foto completa, el drama del que formamos parte. la realidad objetiva, que está conformada por todos nosotros, por todo lo que pasa y todo lo que hacemos, lo que sabemos y lo que no. Pero ante la guerra de las realidades de cada uno, lo objetivo cada vez parece cotizar menos en favor de lo subjetivo.

Estamos viviendo en esta sociedad occidental en decadencia, el Abandono de la Perspicacia y la Tiranía de la Suspicacia. Convendría que dedicaramos un rato a pensar en a quíen puede beneficiar una situación así. Al progreso no. En absoluto.



viernes, 23 de noviembre de 2018

¿Hay humor de derechas?

En este pais nuestro, donde arrastramos todavía tantos tics de sociedades que han vivido bajo regímenes totalitarios, que aún no ha conseguido un sustrato donde agarren unos valores de verdadera sociedad plural e igualitaria, por más que las leyes traten de incuicárnoslos, que sigue en plena transición hacia la democracia (no nos engañemos, lo que tenemos hoy dia es un apaño que se aguanta cada vez con más remiendos) se nos ha dado siempre muy bien practicar el humor faltón, el humor de meterse con los demás. Se suele decir que somos un pais que gusta en reirse de sí mismo, pero me temo que es una apreciación algo distorsionada. Los que son muy buenos riendose de sí mismos son los anglosajones, pero nosotros gustamos más de reirnos del vecino, y cuando nos toca a nosotros ser el objeto de mofa, nos ponemos como orangutanes. Lo sé perfectamente, lo he visto mil veces.

Debido a ese caracter reaccionario, a ese gusto, no por ponerse de acuerdo, sino porque nos den la razón, que lleva décadas contaminando nuestra realidad sociocultural y política, la pregunta de si hay un humo de derechas se contesta sola. Esto es, si entendemos el pensamiento de derechas como aquel que justifica  sistemas clasistas, conservador, poco amigo de cambios y novedades, y mucho menos de pensamientos transversales, patriotero, fanático o no, que piensa que la libertad lleva al libertinaje, que la gente es mayoritariamente vil y ellos siempre los más listos y virtuosos... etc. Es curios, cuando se dice por ahí en los medios de otros paises que en este pais no hay una Extrema Derecha.. A lo mejor es porque como pasa con  muchas otras cosas en esta pais, somos muy nuestros hasta para eso, habiendo evolucionado hacia una figura que en la actualidad se ha venido a llamar el Cuñao.  Nos lo tomamos a mofa, pero no deberíamos, porque es un limbo que engloba muchos grados de pensamiento reaccionario, del más suave, nivel Forocoches, al más gordo, nivel España 2000.

Y en cuanto a ese humor que mencionábamos, efectivamente ha estado ahí siempre, y es la figura del Cuñao la que ha servido ultimamente de vehículo de difusión, como antes lo fueron muchos otros individuos. Es ese humor rancio, faltón, que va a hacer daño, a meterse con el diferente, con el desconocido, con lo que se sale de "su" norma, a hacer burla cruel y gruesa de todo lo que suene a novedad, a evolución, a cambio. Reaccionario, conservador, sexista, homófobo, xenófobo, anclado en una visión del mundo con boina ceñida hasta el entrecejo.  El tipo de chistes de Arévalo, de Jaimito, de los que se han contado toda la vida en la taberna, en  el taxi, en elcolegio... Si, caballeros, esto puede que nos joda admitirlo, pero TODOS  hemos contado esos chistes, porque son el típico chiste que no apela a la inteligencia y que le puede hacer gracia a un crio de 8 años. Luego, cuando crecemos, es eposo queda ahí, y están los que los arrinconan en n lugar al que no piensan volver, y quienes los mantienen porque van con sus, vamos a llamarlos valores.

Y esos valores no necesitan estar escorados totalmente a la derecha, como ya digo, la popularísima figuira del cuñao lo es porque todos concemos alguno. Puede surgir en cualquier estrato social y cultiural, porque, como he comentado al principio, lo llevamos dentro, ya que la nuestra es una sociedad que aún exhuda tics totalitarios, y desgraciadamente, los seguimos llevando a la arena política, hasta un punto que parece que todos busquemos la crispación, la bronca, el choque constante, por culpa de ese tic que aún arrastramos de querer tener la razón. Si las evidencias no nos la dan, ya nos ocupamos de quedarnos solo con las que sí.

Volviendo al tema, para acabar, el humor facha existe, es el más viejo que existe, y lo llevamos en el ADN. Solo hay que dejarse llevar por el cuñao que todos llevamos dentro, y sale solo.

lunes, 15 de octubre de 2018

He vuelto a caer..

Me ha llegado otro de esos videos de terraplanistas con un extenso documental de hora y media sobre cómo la ciencia "oficial" que nos imponen las élites nos miente y todo el modelo cosmológico son mentiras, montajes, ocultaciones y películas y fotos generadas por ordenador, y No te lo Perdonaré Carmena... vamos, el bingo completo del conspiranoico. Además, esto va a más, porque aparte de la clasica Tierra Plana o la Tierra Hueca, que ya empiezan a ser el Barça y el Madrí  de lo magufo en internet, tenemos la Tierra Convexa. Toma ya. Se acabó el bipartidismo. Y espérate, que por ahí vienen los reptilianos...

Me encanta, porque se dedica casi la hora y media a decir "esto no, esto es mentira, esto es una imposicion de la ciencia fracasada" y demás lindezas. Pero realmente, no hace más exposición del modelo que propone, que unas cuantas ideas lanzadas al aire a ver si en alguna acierta. Y me las tengo que creer, por supuesto, que la duda ofende.

Hoy andaba algo deprimido, así que casi me ha alegrado la tarde. Las barbaridades que sueltan en este tipo de videos, con la mayor seriedad y convicción, dan hasta un poco de ternurita. Por mi parte, creo que me encantaría pillar por banda a uno de estos profesores de la Nueva Verdad, sentarme delante suyo con sillita y pupitre, bloc de apuntes y boli bic, y cara de alumno aplicado, y decirle al caballero: Muy bien, magúfeme...  Quiero saber, dígame ¿de donde ha salido la tierra plana? ¿Y la cúpula con el firmamento que la cubre? ¿cual es la causa de la fuerza de gravedad en este modelo de universo? ¿porque el sol y la luna flotan sobre nosotros? ¿cuelgan acaso de unos cables? ¿que hay más allá de la cúpula y los supuestos bordes polares?

Las pocas respuestas a estas preguntas que el documental daba se iban por los cerros de úbeda, mostrando viejos grabados medievales, mencionando modelos cosmológicos budistas y demás misticismos que a dia de hoy se caen por su peso.  Una pena, porque ya que se quejan tanto de la "ciencia represora" resulta que la ciencia está abierta a todas las teorías. Solo pone una condición: Demostrarlas. Aplicarlas. Ni más ni menos. Llegar a la verdad es precisamente su objetivo.

domingo, 14 de octubre de 2018

De "nuevos progres" y los fachas de toda la vida. La inquisición cool

Yo me considero progresista y desde luego,  en lo que yo creo es en un mundo más justo e igualitario, un sistema que forma ciudadanos con cultura y con criterio capaces de escoger a sus representantes, no en un mundo de ignorantes incapaces de ponerse de acuerdo en nada, imbuidos de discursos de miedo, victimismo y demagogia (las herramientas del control) y sometidos a la lógica de un mercado que los quiere justamente así, compartimentados y separados por sectores de consumo, rendidos a la uniformidad y la mediocridad, donde todo sea un producto manufacturado por el sistema y la libre creación sea amordazada.

 Me da mucho miedo ver hacia donde nos está llevando toda esta plaga de justicieros sociales, que realmente con su mal entendido progresismo, se lo están poniendo en bandeja a quienes siempre han querido un sistema cerrado y represor.

 Además esa idea de que las izquierdas se autodestruyen por su propia tendencia a cuestionarlo todo no es exacta. Esto empezó a ocurrir cuando se extendió el pensamiento postmoderno y su discurso anti-todo, incluso anti-si mismo, que por desgracia, caló muy bien entre mucho anarquista poco lúcido.  Si fuera un poco conspiranoico, diría que la putrefacción de la izquierda  (desde luego este escenario de chorrocientas "izquierdas" no tiene nada que ver con el pensamiento de gente como Julio Anguita, al que respeto muchísimo) es parte de la estrategia de la derecha para demoler la democracia sin ruido y sin violencia, presentandose como salvadores ante el caos.

 En una cuestión así, me gustaría equivocarme, pero me temo que el rumbo que se está tomando va por esa dirección.